lahoradigital.com
Edición testing    6 de marzo de 2021

Cataluña

El presidente en funciones de la Generalitat, Pere Aragonès, ha mostrado el apoyo a los Mossos d’Esquadra en su actuación para mitigar los actos violentos, de pillaje y vandalismo, que llevan varios días produciendose en Cataluña, bajo la excusa de la libertad de expresión. Además, aunque le ha costado, ha acabado condenando cualquier acto violento que se haya producido.

Los centros comerciales y las tiendas de superficie superior a los 400 metros cuadrados han vuelto a abrir sus puertas en Cataluña, tras casi dos meses clausurados por la crisis sanitaria generada por la pandemia de coronavirus. En concreto, a partir de este lunes 1 de marzo, el sector tiene permitido ofrecer sus servicios de lunes a viernes, con un aforo máximo del 30%, ya que los fines de semana únicamente pueden abrir los comercios esenciales. Asimismo, el Govern también ha aprobado una relajación de las medidas en el ámbito del deporte, ajustando en un 30% el aforo para la realización de actividades grupales en espacios interiores con una ventilación adecuada. Por su parte, en las piscinas este aforo se aumenta del 30 al 50%. Sin embargo, las restricciones en la hostelería continúan como hasta ahora, pudiendo abrir de 7.30 a 10.30 y de 13.00 a 16.30 horas, y el resto del día solo ofreciendo servicio a domicilio.

Continúan las protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel, que ya se extienden por todo España. Ayer las concentraciones salían de Catalunya para llegar a otros puntos de España, entre ellos la capital, Madrid. La Puerta del Sol se llenaba de personas que bajo gritos de “aquí están los antifascistas” y lemas como “Pablo Hasel, Libertad. Fuera la Justicia Franquista”, protestaban por una condena que se ha considerado como una vulneración a la libertad de expresión recogiendo delitos obsoletos como las injurias a la Corona. Todo marchaba de forma pacífica hasta que los manifestantes intentaban avanzar al Congreso de los Diputados, cuando la Policía protagonizó fuertes cargas contra los asistentes. Se levantaron algunas barricadas en las calles colindantes hasta que la policía pudo controlar la situación y consiguió despersar la manifestación. Un escenario similar se vivió en Barcelona donde los manifestantes formaron barricadas en la plaza Urquinaona, y lanzaron piedras y otros objetos a las fuerzas del orden. Pro su parte, los antidisturbios emplearon balas de goma y una de las manifestantes fue alzanzada con consecuencias trágicas ya que la joven ha perdido el ojo debido a las graves heridas. Las manifestaciones se trasladaron también a otras zonas de Catalunya como Girona y Tarragona, donde casi no se produjeron incidentes. Granada también vivió su propia jornada de protestas con barricadas y “pequeños cortes de tráfico”, según reportan las fuentes policiales. El balance total, 49 detenidos entre las tres ciudades y 55 heridos en Madrid.

Tras el ingreso en prisión, este martes, del rapero Pablo Rivadulla Duró, conocido artísticamente como Pablo Hasél, por su reincidencia de delitos anteriores, como agresión a un periodista e incitación al odio y la violencia así como el “enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona y a instituciones estatales”, se siguen sucediendo las protestas de sus partidarios en Cataluña. Estos disturbios han dejado un total de 15 detenidos y 33 heridos en Barcelona, Girona, Lleida, Reus (Tarragona) y Vic (Barcelona), donde hubo altercados con barricadas que, además, causaron daños materiales.

El PSC reivindica la victoria de este domingo en las urnas y el líder socialista y ex ministro de Sanidad, Salvador Illa, está dispuesto a presentarse a una posible investidura. No lo tendrá fácil porque enfrente tiene una mayoría de partidos independentistas que pueden reeditar el Ejecutivo actual cambiando la presidencia de manos, que pasaría de JxCAT a ERC. Sin embargo, para el PSOE se puede abrir una nueva época de entendimiento en Cataluña que deje atrás definitivamente la década del ‘procès’ que solo ha traído una confrontación inútil. El objetivo ahora es tratar de romper el bloque independentista y comenzar a ver la política catalana en el eje izquierda-derecha para volver a poner sobre la mesa los problemas reales de los catalanes y las catalanas. Illa ha manifestado este lunes que su intención es hacer valer “la mayoría progresista en Cataluña”, y avisa a ERC “el horizonte de la independencia es un camino intransitable. Cataluña tiene que volver a los problemas reales

La jornada electoral de este domingo ha dejado una derrota innegable para Citadans, que solo tiene el precedente de los resultados nacionales del pasado 20N. El partido naranja ha pasado de ganar las elecciones en Cataluña y obtener 36 escanos en 2017, a ser irrelevante hoy en día con 6 escaños. Ante este fracaso estrepitoso, su presidenta Inés Arrimadas, que ha perdido el 83% de los diputados, ha dicho que no va a dimitir porque alguien tiene que seguir tirando de esta formación. “No hemos sido capaces de movilizar a los votantes constitucionalistas”, ha reconocido Arrimadas tras tratar de atribuir la caída a la abstención que fue del 53,46%. En lugar de hacer lo mismo que Rivera, la líder naranja considera que alguien tiene que “seguir adelante con este proyecto”.

El “efecto Illa” ha funcionado y los socialistas catalanes han ganado las elecciones del 14 de febrero con más de 635.000 votos y 33 escaños. Salvador Illa se predispone desde el primer momento a abrir una nueva época en Cataluña y aseguró que “me presentaré a la investidura”. No lo tendrá fácil, pues el independentismo mantiene la mayoría absoluta para gobernar, pero ahora se abre una nueva posibilidad y un Ejecutivo de izquierdas es posible. Pere Aragonés y ERC tendrán que elegir entre seguir por la deriva independentista o cambiar el rumbo de la política catalana. Los republicanos consiguen también 33 escaños con más de 590.000 escaños. JxCAT y Carles Puigdemont han perdido el control de la parte soberanista y perderán la presidencia. La ultraderecha de Vox se estrena con 11 diputados que supera a la suma de PP y C’s que son los grandes perdedores de la noche electoral en Cataluña.

A tres días de la celebración de las elecciones catalanas, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya tiene claro a su ganador: el candidato al PSC, Salvador Illa. Apostando por una Cataluña “integradora, inclusiva y justa”, Illa llama al voto femenino para cambiar el rumbo divisorio de la comunidad. En un acto celebrado este miércoles, ‘Mujeres por el cambio’, el candidato a convertirse en president de la Generalitat ha insistido en lo imprescindible del voto femenino para cambiar la historia, tanto de la comunidad como del país.

Los partidos independentistas catalanas temen que el "efecto Illa" les quite la mayoría parlamentaria de la que han gozado la última década y que ha servido para meter a Cataluña en un callejón sin salida con la ensoñación de la independencia. A dos días de las elecciones del 14 de febrero, JxCAT, PdCAT, ERC y Cup han reeditado un "pacto del Tinell" pero esta vez para hacer un "cordón sanitario" o un bloqueo a los socialistas catalanes. Así lo han expresado con la firma de un escrito en el que aseguran que no pactarán “en ningún caso” con el PSC la formación de un Govern, “sea cual sea la correlación de fuerzas” tras las elecciones catalanas. Esta iniciativa ha surgido de un grupo llamado "Catalans per la Independència", que ha pedido a las cuatro fuerzas independistas del Parlament, así como a una formación extraparlamentaria, Primàries Catalunya, que firmen el compromiso escrito para dejar fuera de cualquier posibilidad de pacto a los socialistas. Salvador Illa ya ha reaccionado a este movimiento de los independentistas y ha afirmado que este “episodio de bronca y confrontación” es una muestra de “la perpetuación del odio, la división y la decadencia en Cataluña”, al tiempo que ha asemejado el documento con “la foto del Colón del independentismo”.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, hace un llamamiento a las Comunidades Autónomas para que mantengan las restricciones establecidas actualmente para frenar la expansión del virus en el país. Pese al descenso de la incidencia acumulada en las últimas horas a 584 casos por cada 100.000 habitantes, España sigue registrando cifras preocupantes respecto al número de contagios, agravado con las nuevas variantes del virus. Sanidad ya ha notificado 550 casos de la cepa británica, uno de la brasileña y dos de la sudafricana en el país, por lo que ruega proseguir con la mayor “preocupación y vigilancia” respecto a su evolución. Sin emabargo, hay regiones que ya están estudiando suavizar las restricciones a la movilidad lo que podría frenar la tendencia a la baja.

Salvador Illa, candidato del PSC para las elecciones del 14-F y exministro de Sanidad, se emplea a fondo en la campaña a las elecciones catalanas con el fin de desempatar, según algunas encuestas, con Esquerra Republicana y JuntsXCat. En una entrevista al programa Hoy por Hoy de la Cadena Ser, ha insistido en sus objetivos, "lograr recuperar la década perdida en Cataluña, en cuando a derechos sociales y economía", debido a unos gobierno obsesionados y ocupados en el independentismo. Illa, ha recordado que para unir, cohesionar, y volver a gobernar para todos los catalanes, no sólo para una parte, ha regresado a Cataluña. Que necesita que se haga inversión en la ciudadanía y el bienestar social, y no en conseguir algo que es una quimera, el independentismo. "En diez años les han llevado [los independentistas] a ninguna parte", gusta repetir el candidato socialista. "Ya es hora de unirnos y gobernar para todos". Al ser preguntado por las insólitas palabras de Pablo Iglesias, que "deslegitima la democracia española fal tiempo que está formando parte del gobierno", lo cual perjudica mucho a España en el exterior, ha señalado que "España, como Cataluña, son el reflejo de una plena normalidad democrática".

Votar por correo fue una de las grandes apuestas de la Generalitat para evitar la acumulación de votantes en las mesas electorales y garantizar que cualquier persona censada en Cataluña pudiese participar en las elecciones del próximo 14 de febrero, bajo el contexto de la tercera ola del coronavirus. En este sentido, un total de 284.706 personas han solicitado hasta este viernes 5 de febrero, día en el que se cerró el periodo de solicitud, votar por correo para elegir a sus próximos representantes políticos. Los electores que realicen esta acción tienen hasta el 12 de febrero para emitirlo a la mesa. Esta cifra supone un 350% más de peticiones con respecto a los anteriores comicios de 2017, una cifra récord en unas elecciones en Cataluña. Como cómputo total, estas 284.706 solicitudes “representan el 5,06% del censo (5.623.962) y el 6,48% de los votantes en 2017, cuando hubo una participación récord, algo improbable ahora”, según ha trasladado la Generalitat.

La Generalitat estima que el próximo domingo 14 de febrero no habrá mayores problemas para que se celebren las elecciones autonómicas a pesar de la crisis sanitaria del coronavirus. Así, tiene garantizada la constitución de la práctica totalidad de las mesas electorales al contar con las personas suficientes para ello tras el pertinente sorteo que elige a los presidentes y vocales. El coronavirus ha hecho que se presentaran numerosos escritos de renuncia pero muchos de ellos han sido desestimados. Ismael Peña-López, director general de participación ciudadana y procesos electorales de la Generalitat, ha anunciado que el 98,99% de las mesas electores cuentan con la totalidad de los miembros suficientes para el día de votación. Aún así, hasta el mismo día de la votación no se sabe cuántas mesas podrían quedarse sin constituir, por eso se estudia también que se retrasara la publicación de los resultados sin quedan muchas personas sin votar y tienen que hacerlo entre el lunes y el martes próximo. Aunque para garantizar el transcurso de una jornada realmente segura, la Junta Electoral Central (JEC) ha presentado un exhaustivo protocolo de actuación en el que vela por mitigar la posibilidad de contagios.

Por si acaso las encuestas previas no fueran favorables al "efecto Illa" en las elecciones del próximo 14F en Cataluña, también la encuesta de Tezanos, la encuesta sorpresa y flash del CIS, se suma a la loa del ex ministro de Sanidad. Entre los partidos más perjudicados está ERC, que ya se barruntaba una victoria sobre su socio de Gobierno, tanto JxCat, como PdCat, ahora escindidos. Salvador Illa ha obtenido durante estos meses de pandemia, un "certificado" nacional de ministro solvente, humilde, trabajador, honesto y con capacidad de escuchar a todos y unir a todos los bandos. Justo lo que, según el candidato del PSC, "ahora mismo necesita Cataluña". "Quiero ser presidente para unir a todos y acabar con estos diez últimos años de viaje a ninguna parte", ha dicho el candidato socialista.

Isabel Díaz Ayuso, la presidenta madrileña, al contrario que el resto de las CCAA vuelve a relajar las medidas implementadas hace apenas una semana contra el coronavirus. Ha anunciado una ampliación del máximo de personas en reuniones en las terrazas de cuatro a seis y adelanta que volverá a retrasar el toque de queda a las 12 de la noche. Mientras, la incidencia en Madrid ha crecido en el último mes un 123% y ya supera los 1.000 casos por 100.000 habitantes. La presidenta, no obstante, echa balones fuera y señala al Gobierno central como los culpables de la situación actual y los responsables de tomar medidas más contundentes.