lahoradigital.com

campaña electoral

Siete entidades sociales han solicitado a la Fiscalía General del Estado que investigue si la difusión de varios vídeos de Vox, creados y difundidos en sus redes sociales y páginas web con motivo de su campaña electoral, puede implicar un delito de odio. Los vídeos difunden mensajes “claramente xenófobos y discriminatorios que promueven el odio hacia la población migrante, poniéndola en situación de grave peligro”.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha afirmado en una entrevista con Antonio Ferreras, en La Sexta, que tenemos el peligro cierto de que la formación ultraderechista Vox sea la tercera fuerza política de España tras las elecciones del 10 de noviembre y recuerda que este partido no es más que el invento de Aznar para presionar a Rajoy.

El presidente de la formación naranja asegura que “en Cs queremos un país en el que poder formar una familia no sea un milagro, sino un derecho”.

Los cinco principales candidatos a la Presidencia del Gobierno en las elecciones del 10 de noviembre han debatido durante cerca de tres horas sobre los asuntos más importantes que afectan a España: Cataluña, empleo, igualdad, cambio climático, memoria histórica, pensiones, posibles coaliciones... Pablo Casado, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Santiago Abascal han puesto encima de la mesa pocas propuestas y muchos reproches contra el presidente en funciones, Pedro Sánchez. Lo que no se esperaba nadie es que Sánchez anunciara una medida para frenar el independentismo: recuperar el delito de convocatoria de referéndum ilegal. Una advertencia al soberanismo de que vienen medidas duras tras el 10N. Tras el debate, todas las encuentas de los grandes medios y también de La Sexta dieron a Pedro Sánchez como claro ganador, ya que no entró al cuerpo a cuerpo y fue capaz de anunciar novedades en materia económica, de vivienda, de juventud y de inversion en Transición Ecológica, entre otras numerosas propuestas.

🔴En este enlace puede ver resultados de más de diez encuestas sobre el debate electoral 10N.

La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha recordado que Sánchez “estuvo al lado del Gobierno" durante la crisis catalana con la convocatoria del referendum ilegal de 2017, los disturbios posteriores y cuando Rajoy decidió aplicar el artículo 155 de la Constitución. Ahora en cambio, a pesar de que el presidente Sánchez convocó recientemente a los líderes de la oposicón para pedir unión frente a la violencia callejera, Casado hace justo lo contrario, ataca a Sánchez y lanza barbaridades del tipo que "al presidente del Gobierno en funciones le interesaba que hubiera violencia en Cataluña” y responsabiliza al líder socialista de lo que pueda ocurrir con la visita de los Reyes. Una deslealtad muy censurable que lo único que consigue es "echar leña al fuego y apuntarse a las tesis de la extrema derecha que pide tanques y aboga por el enfrentamiento directo".

Nuevos datos sobre la polémica campaña de desinformación que presuntamente llevó a cabo el Partido Popular para desmovilizar a los votantes de izquierda en Andalucía; una acción que habría repetido en los actuales comicios generales y que tendría el mismo sello, la ayuda del consultor Aleix Sanmartín, contratado para diversas causas por el Partido Popular. Tanto diarios como El País y Eldiario.es apuntan su investigación en esta dirección, que el propio Presidente en funciones del Gobierno, Pedro Sánchz, ayer dió por buenas a asegurar que tras las campañas de usurpación de identidades y de intoxicación para fomentar la abstención de la izquierda, está el Partido Popular y gente allegada a Casado.

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha afirmado en su primer mitin de campaña que sigue sin fiarse de Sánchez y de Casado que, a pesar de que han dicho lo contrario, cree que quieren “restaurar el bipartidismo” con la conformación de una gran coalición del PP y PSOE tras el 10 de noviembre.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha respondido a aquellos que, como Pablo Iglesias, insinúan que tanto los populares como los socialistas apostarán tras el 10-N por un Gobierno de gran coalición: “somos los únicos que dijimos que no investiríamos a Sánchez”. Con estas declaraciones contesta a su vez a las declaraciones de Sánchez que dejó claro a Iglesias que "él no haría una coalición con el PP" y que se comprometiera él mismo, a "no volver a bloquear un Gobierno progresista de izquierdas por quinta vez". Algo que que Iglesias no se ha atevido a hacer.

El debate celebrado el pasado lunes ha puesto de manifiesto varias cuestiones; pero también la solución al objetivo principal, la formación del próximo Gobierno. Después de la celebración del mismo disponemos de más elementos de juicio, gracias a la intervención del presidente del Gobierno en funciones. Pueden facilitar la solución al desbloqueo, pero hay algo que también nos va a ayudar mucho, y es nuestro sistema democrático. Aunque a veces no estamos satisfechos, la democracia terminará colocándonos en el camino adecuado.

El secretario general de los socialistas y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, aprovechó el debate electoral a cinco para poner en valor las medidas que ha tomado su Ejecutivo en los últimos 17 meses y puso la mirada en el futuro anunciando numerosas e importantes medidas que dan respuesta a los problemas que tiene que afrontar nuestro país durante los próximos años. Entre las propuestas que señaló destacan: proponer en su futuro Ejecutivo a Nadia Calviño como vicepresidenta Económica, aumentar los espacios de diálogo y encuentro en Cataluña, recuperar el delito de convocatoria de un referendum ilegal, un gran plan que combata la despoblación y otro para la emergencia climática, reforzar las políticas sociales o impulsar un gran acto contra la violencia de género.

El único debate electoral televisado -este lunes- donde participan los líderes de los cinco partidos nacionales, se prepara para más de lo mismo. Todos contra Sánchez y mientras tanto dejando el camino libre para potenciar a la extrema derecha. Es mucho lo que España se juega y los medios conservadores observan una irresponsable parasimonia acrítica tanto con el avance de la extrema derecha como con su blanqueamiento por parte del PP y CS. Por otro lado, la falta de autocrítica de Iglesias y su círculo íntimo de UP que forzaron una repetición electoral por el capricho de un sillón más o menos -recuérdese que el Ejecutivo de Sánchez, aún con dudas, les ofrecio cuatro- ayuda también a la extrema derecha a envalentonarse y sacar pecho.

Nuevas elecciones. Las terceras en menos de un año. Sí, pero eso no nos puede producir ni hastío ni pereza.

ENTREVISTA AL PRESIDENTE EN LA SEXTA

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, dijo este sábado en una entrevista en la Sexta que el presidente de la Generalitat debe garantizar el buen desarrollo de la jornada electoral del 10 de noviembre en Cataluña, ante la amenaza de los Comités de Defensa de la República (CDR) de bloquear los colegios electorales. No obstante, el líder de los socialistas ha asegurado que su Ejecutivo “va a garantizar el normal discurrir de la jornada”.

El presidente de Ciudadanos, al igual que el resto de líderes, se encuentra en plena campaña electoral con su “España en marcha” el lema que le acompaña. Este viernes, el líder de la formación naranja ha hablado de economía y de emprendedores. El candidato de Cs ha afirmado que su partido, si gana las elecciones, “convertirá a España en el paraíso de los emprendedores y el infierno de los chorizos”.

Este viernes, con la campaña electoral a pleno rendimiento, el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha estado en Vitoria donde ha lanzado una pregunta al líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias: “¿Va a continuar bloqueando, por quinta vez, después del 10 de noviembre, la formación de un gobierno progresista liderado por el Partido Popular? ¿si o no?”. Además, Sánchez ha vuelto a dejar claro que “El PSOE no va a hacer ninguna gran coalición con el PP tras el 10N”