lahoradigital.com
Edición testing    18 de enero de 2021

Bruselas

Europa ya tiene una segunda vacuna, tras la de Pfizer, para frenar la Covid-19. La Comisión Europea ha autorizado este miércoles el uso de la vacuna de Moderna. La aprobación se produjo horas después de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) otorgase una licencia condicional de comercialización a la compañía estadounidense para distribuir sus vacunas por los distintos países de la Unión Europea. UE ha comprado 160 millones de dosis del fármaco, ampliando el contrato inicial en otros 80 millones.Esta vacuna llega a Europa en un momento crítico por el desatado incremento de contagios tras las fiestas navideñas, así como por los problemas logísticos y el retraso en la administración de la vacuna de Pfizer y BioNTech al inicio de la campaña de vacunación, concretamente en España, desde el 27 de diciembre.

Reino Unido y la UE ultiman los últimos detalles del brexit buscando soluciones equitativas para la pesca

Hasta el último minuto, Bruselas y Reino Unido estuvoeron estudiando alternativas para la salida del país anglosajón de la UE de manera equitativa. Esperando mitigar todas las consecuencias económicas y políticas que supondrá el brexit a partir del 1 de enero, el equipo de trabajo europeo se ha mantenido hasta el mismísimo día 24 por la noche, Nochebuena, trabajando para establecer alternativas eficaces al problema de la pesca. No han transcendido muchos detalles del pacto acordado, y los países miembro están a la espera de la firma del texto legal acordado para el próximo año. Bruselas aplicará medidas complementarias para evitar vacíos legales en la materia a partir de la entrada en vigor del brexit. Ahora el tiempo ya ha dejado de contar, ha dicho el jefe de la delegaciòn negociadora del Brexit, y Reino Unido, comenzará a sentir los rigores de estar fuera de la UE. Uno de los primeros, quizá, ha sido la escenificación de miles de camiones atrapados en la frontera del Canal de la Mancha, sin víveres, ni primeras necesidades, ni atenciones, y el pánico en UK de quedarse sin aprovisionamiento para comer.

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha mantenido una reunión en Bruselas con Paolo Gentiloni, el comisario europeo de Economía y Nicholas Schmit, el comisario de Empleo y Derechos Sociales, para abordar la reforma laboral que desarrolla su departament. El Gobierno de España enviará un borrador del texto en unas semanas, previsiblemente en enero, y será necesario que recoja las recomendaciones que emitió la Comisión Europea el año pasado. En este sentido, Gentolini y Díaz han estado de acuerdo en los problemas que esta reforma tiene que atajar “de precariedad, de temporalidad, de segmentación del mercado de trabajo, de dualidad”.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea ha logrado desbloquear finalmente el presupuesto plurianual y el plan de recuperación aprobado el pasado verano por el que las instituciones europeas movilizan 750.000 millones de euros que se repartirán entre todos los países de la Unión. Una parte de esos fondos llegará a España, en concreto, 140.000 millones, a través de créditos y también de subvenciones que llegarán, previsiblemente, el próximo verano. De hecho, los PGE del Gobierno ya incluyen el primer tramo de ese dinero que es de 27.000 millones de euros. La viabilidad definitiva de este plan llega después de que Hungría y Polonia hayan levantado el veto que impedía la tramitación final.

Italia ha registrado este jueves su peor dato de fallecidos desde el inicio de la pandemia, con 993 decesos en 24 horas. Esta cifra no se había registrado antes en Italia ni en los peores momentos, superando de esta manera las 969 muertes que se dieron en el país el pasado 27 de marzo. Otro de los grandes países afectados por Covid-19 en las últimas semanas es Estados Unidos, que notifica más de 217.000 positivos y 2.879 muertos, su nuevo récord diario de contagios. Por su parte, España parece que va recuperándose de la segunda ola, siendo uno de los países europeos con menor incidencia de casos y presentando cifras similares a Francia y Alemania, con alrededor de 300 casos por cada 100.000 habitantes. Por el contrario, a Suecia, Portugal y la citada Italia, aun teniendo medidas más restrictivas, les cuesta más reponerse de esta segunda ola, con una incidencia acumulada por encima de los 650 casos por cada 100.000 habitantes.

España se ha unido en un intento por frenar las políticas migratorias de Europa a los presidentes Giuseppe Conte, italiano, el griego Kyriakos Mitsotakis y el maltés Robert Abela. Los cuatro han firmado un documento enviado a Bruselas y a Angela Merkel, presidenta semestral de la UE, que muestra una firme oposición al acuerdo que quieren cerrar en unos días que elimina la cuota obligatoria de inmigrantes que los países europeos deben aceptar. Este acuerdo pretende permitir que solo aquellas personas que lleguen al continente con derecho a asilo puedan entrar, algo que los países del sur califican como una “ficción jurídica”. Temen que los territorios se conviertan en centros de retención de migrantes como ya sucede con la isla de Lesbos en Grecia, la isla de Lampedusa en Italia y, recientemente, con Canarias. Establecen que el pacto ignora los derechos de estas personas y que no se pueden asentar en una solidaridad voluntaria por parte del resto de países de la UE que terminará con los europeos del sur soportando toda la carga migratoria. Declaran que “los estados miembros en primera línea no pueden afrontar la presión migratoria sobre toda la UE” y que se necesita una solidaridad “mucho más clara”.

El presidente español, Pedro Sánchez, se ha reunido con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, en el Foro de Diálogo Italia – España que ha servido para cambiar el rumbo que había marcado las relaciones entre ambos países hasta el momento. Los mandatarios han estado de acuerdo en que comparten una “visión muy similar” sobre la gestión de la pandemia y otras materias económicas y políticas y que trabajar juntos beneficiará a ambos y reforzará sus posiciones en Europa. De esta forma, establecían como prioridad la puesta en marcha del Plan de Recuperación e impulsaban reformas de instrumentos europeos como el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) o el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Esta alianza entre las naciones mediterráneas se hizo palpable en la negociación el pasado julio en Bruselas sobre los fondos de recuperación, donde la fuerza de ambos países llevó a un acuerdo histórico. Ahora, Sánchez y Conte planean volver a reunirse el próximo 25 de noviembre para constatar estas nuevas relaciones.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado desde el Palacio de La Moncloa el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española que incluye la inversión de 72.000 millones de euros procedentes del Fondo de Recuperación Europeo para el periodo 2021-2023. El objetivo del Ejecutivo es impulsar la economía a través de la inversión “verde” y de la digitalización para crear hasta 800.000 puestos de trabajo en los próximos años. Ya en los Presupuestos Generales del Estado para el próximo ejercicio que el Gobierno está preparando se adelantarán 27.000 millones de euros.

Desde las 10 de la mañana de este viernes 17 de julio los líderes de los 27 países de la Unión Europea participan en el transcendental Consejo Europeo donde se trata la aprobación del fondo de recuperación tras la pandemia del coronavirus así como el presupuesto plurianual de la UE. El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha hecho unas breves declaraciones a la entrada de la reunión en las que enfatiza que llega a Bruselas con el compromiso de “defender los intereses de España” y también la posición de nuestro gobierno respecto a la gobernanza del fondo de recuperación que está en línea con lo propuesto por la Comisión Europea. Sánchez ha manifestado que estamos ante un Consejo “histórico” e “inédito” por la situación que vive Europa tras desatarse la pandemia de la Covid19.

La Comisión Europea trabaja sobre una propuesta de ayuda definitiva, la duda está entre préstamo y mutualizaciòn de la deuda

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea concluyeron la cumbre por videoconferencia de este jueves sin grandes avances sobre la creación del fondo de recuperación que relance la economía del bloque una vez se supere la pandemia de coronavirus. El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha declarado que dicho fondo de recuperación es urgente y necesario y, por tanto, debe contar con el tamaño suficiente para auxiliar a las regiones europeas y a los sectores económicos más golpeados.

La Comisión Europea (CE) reafirmó el pasado martes su apuesta por el Pacto Verde para restaurar la economía europea, avisando que invertir en la "vieja economía" comportaría gasdar dinero "dos veces".

El vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, confirmó este lunes que la institución baraja la posibilidad de emitir deuda europea para financiar la recuperación de la pandemia, tal y como proponen países como España o Francia. El planteamiento será trasladado a los jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre del próximo jueves, en la que los líderes debatirán los detalles de la estrategia europea de recuperación.

También sa valora suspender que las empresas solo puedan ser rescatadas con fondos públicos una vez cada diez años

La Comisión Europea permitirá a los gobiernos conceder subvenciones de hasta 500.000 euros a las empresas que tengan problemas de liquidez debido a la pandemia de coronavirus. La propuesta está enmarcada en un borrador legislativo de carácter temporal que prevé esta y otras tres medidas. Además, se está explorando con las capitales la puesta en marcha de soluciones para ayudar a los sectores más golpeados por la crisis sanitaria.

David Antelo, director de Alcobendas HUB, se ha reunido con responsables de la Comisión Europea y ha participado en un encuentro de programadores para diseñar soluciones de software, centrado en las soluciones innovadoras en materia de movilidad.

Durante una rueda de prensa el comisario de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, y la comisaria de Salud, Stella Kyriakides, han anunciado este lunes un nuevo paquete de ayudas de 232 millones euros para la lucha contra el coronavirus.