lahoradigital.com

Berlinale

La historia de Elisa y Marcela fue difícil de rodar por dos motivos: Coixet quería que fuera en blanco y negro y la temática no terminaba por convencer a ningún productor. Cuando por fin Netflix se encarga del asunto y la película se lleva a cabo, le comunican a la cineasta catalana desde la Berlinale la retirada de su película porque la ha hecho Netflix y el festival "defiende la gran pantalla".
  • 1