lahoradigital.com
Edición testing    18 de septiembre de 2020

Ayuntamientos

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, defiende que el acuerdo con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) permite que las instituciones locales que se adhieran a este mecanismo voluntario reciban 5.000 millones de euros procedentes de sus remanentes de tesorería . Además, supone la suspensión de la regla de gasto para 2020 y supone un ahorro en intereses. El Ejecutivo aprobó un Real Decreto que ahora debe ser convalidado por el Congreso para lo que el Gobierno necesita apoyos. La ministra insistió que el Gobierno no tiene 'plan B' y asegura que lo ofrecido es la única manera posible de posibilitar que los municipios puedan gastar ese montante de dinero.

La falta de transparencia de la Junta de Castilla y León impide adecuar los planes de actuación y estrategias locales de lucha contra la pandemia a las verdaderas necesidades

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, no entiende las críticas del Partido Popular ante el acuerdo entre la FEMP y el Ejecutivo para poner en marcha un mecanismo por el que las entidades locales puedan utilizar sus remanentes de tesorería, bloqueados por la Ley de Estabilidad Presupuestaria. La ministra ha señalado que se trata de un proceso voluntario que cada municipio decide si sumarse a él o no, pero de no hacerlo podría suponer la pérdida de grandes cantidades de dinero para invertir. En total, el Gobierno pondría en manos de los alcaldes y alcaldesas 5.000 millones de euros en los próximos dos años. Y también se recoge una vía para dotar presupuestariamente a aquellos consistorios que no tengan remanentes.

La gran batalla política de este verano entre el PSOE y el PP se está desarrollando a cuenta del acuerdo firmado por el Gobierno y la Federación Española de Municipios y Provincias para poner en marcha una fórmula por la que las Entidades Locales puedan utilizar sus remanentes de tesorería para abordar la crisis del coronavirus. El artículo 135 de la Constitución y la Ley Orgánica que lo desarrolla impide a los ayuntamientos reinvertir esos remanentes que ascienden a alrededor de 15.000 millones de euros y que numerosos consistorios mantienen en los bancos. El PP habla de ‘confiscación’ pero los más reacios al acuerdo son los ayuntamientos que no disponen de remanentes y dicen sentirse olvidados. Por eso, Casado dio orden a sus alcaldes de no sumarse al programa aprobado y ha comenzado una ofensiva legislativa con mociones en los próximos plenos para atacar al Ejecutivo. Desde el Gobierno insisten en que el Real Decreto aprobado significa poner en manos de los ayuntamientos 5.000 millones en dos años y recuperar el 100% de sus remanentes en 10 años. Además, detallan que los consistorios ahorrarán otros 70 millones anuales en concepto de intereses.

El presidente de la Federación de Municipios y Provincias de España y alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha anunciado que la Junta de Gobierno ha autorizado la firma de un acuerdo con el Gobierno de España para impulsar medidas económicas que permita a los entes locales hacer frente a las consecuencias de la pandemia. Entre ellas destaca la utilización del superávit de los Ayuntamientos que se sumen al pacto mediante la cesión de sus remanentes al Ejecutivo que se lo reingresará en los próximos ejercicios. Esa es la única forma de posible de acceder a esta financiación ya que el uso del superávit está en la actualidad limitado por la Ley de Estabilidad Presupuestaria. El acuerdo ha salido adelante con los votos a favor de los alcaldes del PSOE, con la abstención de IU-Podemos y el voto en contra de PP, C’s y PdCAT.

LEA EL ACUERDO COMPLETO EN ESTE ENLACE

Algunos ayuntamientos dirigidos por el Partido Popular y otros partidos políticos han mostrado al Gobierno Central su desacuerdo por el plan que ha diseñado para que los entes locales puedan utilizar sus remanente presupuestarios. Hay que recordar que la Ley de Estabilidad Presupuestaria aprobada por el gobierno de Rajoy impide legalmente a los ayuntamientos endeudarse y reinvertir sus ahorros. Por este motivo, desde Hacienda se ha propuesto una vía alternativa que permita a los municipios tener capacidad económica para hacer frente a la crisis del coronavirus. Ésta consiste en que los ayuntamientos 'presten' ese dinero al Gobierno de España para que se les devuelva en dos tramos, uno ya inmediato, de alrededor de 5.000 millones; y el restante, de unos 13.000 millones en un periodo de 10 años. Los alcaldes no están de acuerdo en el sistema, pero aún se negocia a través de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para que se pueda apruebar la medida en un futuro Consejo de Ministros.

El Gobierno y las CCAA estudian el posible regreso a las playas españolas este verano, será con limitaciones de aforo, desinfecciones diarias y sin deporte en grupo.

Todas las administraciones de España han respondido a la pandemia de coronavirus aplazando impuestos y aprobando rebajas fiscales temporales.

En los más de ocho mil Ayuntamientos que se han constituido este sábado, 15 de junio, el PSOE sigue siendo la fuerza que más gobiernos municipales ha podido formar. A pesar de haber ganado las elecciones en cuatro mil ciudades y municipios españoles, merced al acuerdo de Vox y Ciudadanos de pactar con el PP, para impedir gobiernos socialistas, ha podido gobernar 48 de las 100 más importantes. El PP sólo gobierna en 23, pierde once. El PSOE ha conseguido mantenerse y ganar bastantes más capitales nuevas, algunas en feudos del PP como las dos Castillas (Valladolid, Burgos, Soria, Toledo, Cuenca, Guadalajara, Ciudad Real, Albacete...) así como en Andalucia y Galicia ( Sevilla, Huelva, Jaen, Dos Hermanas, A Coruña, Lugo, Santiago, Pontevedra) en Barcelona gobernará Ada Colau, en coalición con PSC, Sabadel, Badalona, Mataro, Santa Coloma, Hospitalet, lo mismo que en Valencia, Compromis con PSPV, Castellón, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas, Logroño, Gijón, Cáceres, Mérida... y otras muchas capitales y grandes ciudades.

El Partido Popular ha conseguido el poder municipal en algunas capitales, Madrid, Zaragoza, Málaga y Murcia, Córdoba, Alicane, Marbella, Ceuta, pero ha perdido importantes parcelas en otros territorios, especialmente en Galicia y CyL. Por su parte, CS ha conseguido alcaldías en Melilla, Granada, Palencia, Ciudad Real a medias; el PNV y ERC han conseguido algunas alcaldías en Euskadi y Cataluña.

Tras la celebración de los diferentes plenos de investidura en los municipios de la región, los socialistas consiguen el bastón de mando en 13 de las grandes localidades, el PP, gracias a la ayuda de la extrema derecha de Vox y de Ciudadanos, se han hecho con el ayuntamiento de la Capital y además regirá en otros seis consistorios. Ciudadanos tendrá en Valdemoro a su único alcalde e Izquierda Unida conserva Rivas de las ciudades de más de 50.000 habitantes de la región.

Veinte días después de celebradas las elecciones municipales en toda España, se constituyen los plenos municipales de los que salen los alcaldes y alcaldesas que regirán la política municipal durante los próximos cuatro años. En la Comunidad de Madrid, sus 179 municipios irán conformando a lo largo de este 15 de junio sus respectivas corporaciones. De entre los concejales electos se designará a los regidores y regidoras. En 77 ciudades y pueblos madrileños la cosa está clara gobernará el partido que ganó las elecciones al hacerse con la mayoría absoluta. En el resto (102) todo dependerá de pactos entre los distintos grupos. Y hay de todo en la región: gobierno en minoria de la formación más votada, coaliciones de gobierno, Ejecutivos locales en los que tendrá el bastón de mando la tercera fuerza...

Hasta el 31 de diciembre de 2020 tendrán los 178 ayuntamientos de la Comunidad de Madrid –excepto Madrid capital– para acabar las actuaciones que tengan en marcha y poder llevar a cabo aquellas que aún estén pendientes de tramitación.

Municipalismo, compromiso vecinal y asociacionismo son tres características que la democracia conquistada en España en 1977 ofrece desde entonces a la población. El municipalismo refuerza el valor del consistorio local, dota de reglamento sus actuaciones, establece una jerarquía en la gestión de los ayuntamientos, dignifica la vida de la población y la representa.

El desafío de la regeneración democrática requiere ensanchar la democracia desde los Ayuntamientos como instituciones más cercanas a la ciudadanía. Y esto solo será posible si las Alcaldías y los Gobiernos Locales que gane la izquierda en mayo, promueven, con procesos innovadores, una democracia de participación y deliberación con la ciudadanía. Una Gobernanza cívica compartida e inclusiva en la toma de decisiones, un liderazgo basado en la ética pública, el ejercicio de la transparencia con un acceso fácil a una información tratada y la rendición periódica de cuentas.

  • 1