lahoradigital.com
Edición testing    2 de julio de 2020

Asesinada

Un ciudadano holandés confiesa el asesinato de la mujer hallada esta semana muerta en un contenedor de la localidad alicantina de Moraira. El asesino confirma ser la pareja de la mujer, que tenía una orden de alejamiento que ya había caducado.

Piedad Cruz, de 42 años de edad, ha sido asesinada a martillazos por su marido en la localidad de Rute, en Córdoba. Su asesino, también de 42 años, Juan R.G., ha confesado el crimen a la Policía tras huir a Madrid con sus dos hijas de 6 y 10 años. Se trata de la tercera mujer asesinada a manos de su pareja en la provincia de Córdoba en poco más de un mes.

Una mujer de 58 años ha sido aesinada en Estopona a manos de su marido, un britániico de 55 años. Los hechos sucedieron en la localidad malagueña, a las 23:45 horas del sábado 9 de marzo. Según parece, no constan denuncias previas por malos tratos. Este caso se suma a la cifra de 985 víctimas femeninas mortales en los últimos quince años.

Bernardo Montoya, vecino de Laura Luelmo, que vivía en la calle Córdoba, 13 de El Campillo, Huelva, ha sido detenido este martes al mediodía como principal sospechoso de la muerte violenta de la joven zamorana cuyo cadáver fue encontrado este lunes tras cuatro días de búsqueda. El sospechoso es hermano gemelo de Luciano Montoya, actualmente en la prisión de Ocaña. Ambos acumulan una carrera delictiva que llevó a Bernardo a cumplir una condena de 17 años por asesinato de una mujer mayor. Hacia apenas dos meses que se encontraba en libertad tras haber cumplido íntegramente su condena.
  • 1