lahoradigital.com
Edición testing    1 de diciembre de 2020

Andalucía

Traidor, okupa, felón, cobarde, ridículo, incapaz, desleal, irresponsable, rehén, mentiroso, ególatra, mediocre, incompetente o ilegítimo son solo algunos de los calificativos que ha recibido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, del líder de la oposición, Pablo Casado. Por todo ello, el tripartito de derechas ha llamado a los ciudadanos a acudir a la Plaza de Colón de Madrid este domingo para "salvar España", lo que recuerda a tiempos predemocráticos de hace más de cuatro décadas.

El consejo de Gobierno Andaluz acuerdan los nombres de los nuevos delegados en cada una de las ocho provincias de Andalucía.

La secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, dice que “Andalucía no puede estar medio año parada” por no querer sacar los presupuestos antes de las elecciones municipales, por si les puede perjudicar. La líder socialista de Andalucía exige que la Junta “no impida que se siga avanzando”.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha tenido una reunión con los agentes sociales y económicos de Andalucía. El encuentro se ha desarrollado en el Palacio de San Telmo y han acompañado al presidente la consejera de Empleo, Rocío Blanco y el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

Ángeles Férriz, portavoz del PSOE de Andalucía, no está de acuerdo y a la vez lamenta que la primera medida del Gobierno de Moreno Bonilla sea la de casi llegar a suprimir el impuesto de Sucesiones y Donaciones. Con esta medida, Andalucía se sitúa como una de las comunidades autónomas que suprime esta tasa y que beneficiará a los cónyuges y parientes directos.

Más turistas, que se quedan más noches y generan más gasto: Andalucía registró datos "históricos" en materia de turismo durante 2018. Así lo ha comunicado Juanma Moreno, presidente de la Junta Andaluza, quien ha aprovechado para agradecer al sector turista el esfuerzo y la rapidez con la que se ha afrontado la crisis económica desde la hostelería andaluza.

Moreno ha explicado que la prioridad de su Gobierno es el turismo, pero también la cultura recibirá especial atención: una ley específica protegerá el flamenco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y se prepara un Plan de Acción promocional flexible ante posibles cambios internacionales, como pudiera ser el Brexit.

El líder del PP andaluz obtuvo el pasado 16 de enero la confianza de la cámara con los votos de su propio partido, de Ciudadanos, con el que gobernará en coalición, y de la extrema derecha de Vox

El portavoz Francisco Serrano ha reivindicado el papel de su formación como la “herramienta democrática que ha puesto fin al régimen socialista”. El ex juez ha advertido que llegan para defender “sin complejos” sus valores “morales y éticos”, es decir, la defensa de las tradiciones y los símbolos, reducir impuestos, defensa de la natalidad y de la familia tradicional. También llegan para enfrentarse al movimiento feminista al que acusan de lucrarse de jugosas subvenciones y para ello no dudan en negar que las mujeres sufran una violencia estructural que cada año se cobra la vida de decenas de víctimas de violencia de genero. Igualmente, no dudan en presumir de sus postulados racistas basados en datos falsos como que la inseguridad ciudadana se debe a los inmigrantes ilegales por lo que piden la expulsión de más de 50.000 personas.

El pacto cerrado el martes 8 de enero entre los partidos PP y C´s, ha sido el final de una representación a la que hemos asistido durante varias semanas, con malos actores y peor guión. El final, aunque temido, no nos ha sorprendido. Los dos galanes, PP y C’s terminan con la protagonista que les permitirá alcanzar el poder, formando un triángulo obsceno, en el que para guardar las formas uno de ellos asume el papel de pareja y el segundo, de amante vergonzoso y distante.

La irrupción de la extrema derecha de Vox en el panorama político andaluz ha provocado una respuesta masiva por parte del movimiento feminista. Más de un centenar de ciudades llenarán sus calles con la protesta de cientos de miles de mujeres, este martes, contra las propuestas machistas y revulsivas hacia las mujeres del grupo de ultraderecha.

Ciudadanos se ha retratado en Andalucía y lo ha hecho, lo admita o no, al lado de la ultraderecha filofranquista, xenófoba, machista y homófoba. Ahora, Monsieur Manuel Valls deshoja la margarita en Barcelona, ciudad de sus antepasados de donde el ex primer ministro francés pretende ser alcalde. Pregona pureza antinacionalista pero ya no cuela.

Las dos derechas constitucionales han abierto las puertas de las instituciones a la extrema derecha que dará los votos de sus 12 diputados al candidato popular Juanma Moreno para convertirlo en presidente andaluz. En este pacto de la vergüenza se le concede al partido de Santiago Abascal liquidar la ley de memoria histórica, reducir a la mínima expresión Canal Sur, endurecer la política de inmigración, apoyar una ley de la tauromaquia, crear una consejería de familia o potenciar los centros educativos que disgregan por sexos a sus alumnos. En el acuerdo, los populares han dejado para más adelante las peticiones de Vox de acabar también con leyes como la de violencia de género o la de no discriminación a las personas LGTBI, pero habrá que ver qué sucede a lo largo de esta legislatura en la que la ultra derecha tendrá mucho que decir y tanto PP como Ciudadanos han demostrado estar dispuestos a pasar por todo con tal de gobernar Andalucía.

Este tripartido supone el suicidio político para el PP y Cs que quedan divididos y avergonzados frente a Europa

Las negociaciones con Vox en Andalucía, que empezaron con un documento que el propio Partido Popular calificó de "inasumible", están abriendo discrepancias entre los barones populares, incluido el gallego Alberto Núñez Feijóo. El líder gallego se manifestó apoyando con rotundidad la lucha contra la violencia de género y advirtiendo de que no se pueden dar pasos atrás en la lucha contra esta lacra.

La propuesta que VOX ha trasladado al PP con 19 puntos incluye devolver competencias autonómicas al Gobierno, la supresión de leyes de violencia de género y LGTB, la creación de una Consejería de Familia y Natalidad y el cambio de fecha del día de Andalucía. Medidas que el PP tacha de “inaceptables”.