lahoradigital.com
Edición testing    19 de enero de 2021

Andalucía

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha aprobado este viernes 15 de enero el acuerdo por el que se delimita el horario del toque de queda en todo el territorio de Castilla y León desde las 20.00 horas. Dicho acuerdo fue publicado este sábado en una edición extraordinaria del Boletín de Castilla y León y ha entrado en vigor el domingo. Ante esta decisión, el Gobierno central ha solicitado a la Abogacía General del Estado recurrir el acuerdo, ya que vulnera lo expuesto en el documento que regula el estado de alarma, que marca las 22.00 horas como horario mínimo para fijar la movilidad nocturna. Tras este suceso, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, se ha mostrado abierto a adelantar el horario del toque de queda fijado actualmente, aunque es una decisión que deberá “hablar con todo el mundo”. Otras comunidades autónomas, como Andalucía o Galicia, también se han mostrado partidarias a fijar el toque de queda por debajo del horario permitido, aunque finalmente no lo han realizado. Por su parte, la Junta de Andalucía ha anunciado nuevas medidas, entre las que destaca el permiso de saltarse la movilidad entre provincias para practicar esquí y caza mayor, “siempre que no se proceda de municipio con cierre perimetral”, ha publicado este sábado el Boletín Oficial de Andalucía (BOJA).

Los proyectos de atención a mujeres víctimas de Violencia Machista, se quedan sin subvención este año en Andalucía, desde que Gobierna el Patido Popular con Vox. La línea de ayudas de Andalucía suprime de los conceptos subvencionables los “proyectos cuyo objeto sea la atención a mujeres víctimas de violencia”, aunque tal y como han explicado desde el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), la atención a las víctimas no ha sido nunca objeto de subvención. Esta resolución se suma a la tomada por la Junta andaluza hace un año al eliminar hasta 241 proyectos en materia de igualdad de género, de exclusión social y de erradicación de la violencia machista. Estas medidas han generado amplias críticas entre los colectivos feministas, así como por parte de la líder del PSOE en Andalucía, Susana Díaz, que no ha dudado en acusar al Gobierno regional de “machista, misógino y negacionista”. En este sentido, las asociaciones de mujeres señalan la influencia de Vox en el Gobierno andaluz.

De nuevo, España acredita un repunte en los casos por Covid-19 durante esta semana, notándose las aglomeraciones y los correspondientes efectos del pasado diciembre. Preparándose para un mes difícil tras notificarse los peores datos en los últimos once meses con respecto a contagios, muchas autonomías sienten que lo queda más remedio que endurecer las restricciones nuevamente. Territorios como Andalucía, Murcia, Castilla y León y Asturias piden ya que haya una modificación del actual Estado de Alarma, con la opción de conceder a cada región el poder de decretar un aislamiento como el del pasado marzo. Sin embargo, muchas otras descartan esta dura decisión y prefieren optar por otras medidas que también han sido contundentes y eficaces durante la segunda ola, siguiendo, así, el ejemplo de otros países europeos.

España se encuentra en una situación de alerta extrema ante el repunte en los contagios de coronavirus. Desde finales de diciembre, se muestra un empeoramiento de la pandemia y las comunidades autónomas han comenzado a endurecer sus restricciones tras la relajación de las medidas permitidas durante las fiestas navideñas. En el marco de la situación, muchas autonomías han optado por mantener el confinamiento perimetral en sus regiones, otras creen oportuno aplicar medidas en la hostelería y el comercio, mientras que Cataluña y la Comunidad Valenciana han impuesto el teletrabajo como forma para reducir la movilidad. Asimismo, algunos gobiernos regionales ya han anunciado que reforzaran las medidas impuestas hasta ahora para evitar que las cifras que está dejando la pandemia sigan en alza, ya que, tal y como han comentado las autoridades, se espera que pronto se llegue al pico de la tercera ola.

La Comunidad Valenciana ha anunciado la detección de cinco casos de la nueva variante británica del coronavirus en la región, dos en Elche, Alicante, y tres en Valencia. Hace escasas horas el consejero de Sanidad de la Xunta de Galicia, Julio García Comesaña, confirmaba el positivo de una persona en Santiago de Compostela. En todos los casos las personas viajaban desde Reino Unido a España y se sometieron a una prueba específica para la detección de la nueva cepa, no más letal que la conocida hasta ahora pero sí más contagiosa. El pasado sábado se confirmaba oficialmente la llegada de estos casos al país con la confirmación de cuatro casos en Madrid, que ya ascienden a seis.

Ayuso abre una nueva batalla con el Gobierno central por el reparto de los fondos de recuperación europeos acusando a los socialistas de apoyar al independentismo. Ayer tocó protestar por la vacuna. Anteayer por el Estado de Alarma, el otro día por los hospitales y la contratación de personal... Y así vive la Presidenta madrileña envuelta en su burbuja del bloqueo permanente.

Como deporte favorito, Madrid ha abierto un nuevo frente contra el Gobierno central por el reparto de los Fondos Europeos de Recuperación al considerar que el Ministerio de Hacienda ha querido beneficiar al independentismo. Los datos indican de forma fehaciente que Madrid se encuentra entre las CCAA más favorecidas por este reparto, siendo la tercera que más dinero recibe con 1.284 millones, un 12’8% del total de los fondos frente al 13’4% de población. La primera es Andalucía, después Cataluña y a tercera Madrid. No obstante, desde el gobierno regional de Isabel Díaz Ayuso, como un alumno envidioso, mira de reojo a Cataluña y acusa de que esta comunidad reciba más dinero: “El apoyo del independentismo catalán al Gobierno va a costarle a los madrileños 422 millones de euros que van a recibir menos y esto nos hace falta a todos para hacer frente a los efectos de la crisis sanitaria”, declaraba ayer Ayuso como enésima protesta ya que hasta ahora no se conoce que la presidenta madrileña está conforme con alguna medida. Estos 422 millones se basan en un criterio fallido, considerando que Cataluña, que recibe 1.706 millones de euros, debería recibir una cantidad algo mayor que Madrid al tener solo un millón más de población, pero el reparto se basa en varios criterios más. La presidenta no hizo ninguna mención a Andalucía que es la comunidad que más recibirá, 1.881 millones, lo que supone un 18’8% del total, un punto porcentual por encima del porcentaje de población que acumulan. Aun así, los andaluces tampoco están contentos y acusan al Gobierno de “robar” a favor de ERC y Bildu. Hoy mismo, el consejero de Hacienda del Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, enviaba una carta al Ministerio de este departamento acusando de una falta de transparencia en el reparto a pesar de que se conocen los criterios que han seguido: “Si no aclaran en qué datos se apoya el reparto del fondo, tendremos que pensar que ha existido algún grado de arbitrariedad en su distribución”, mantiene.

En una entrevista a El País, ha bromeado sobre su acento andaluz, ha celebrado la aprobación de los PGE, y sobre todo la llegada de la vacuna, y ha restado importancia a las desavenencias con su socio minoritario en el Gobierno.

Su gran logro como ministra de Hacienda ha sido ver aprobados unos nuevos PGE tras más de dos años de prórrogas del Presupuesto del ministro popular Cristobal Montoro. El pasado martes el Senado ratificó las cuentas públicas del Gobierno lo que significa para España la posibilidad de abordar una crisis nunca vista a partir de un proyecto democrático y social. En este sentido, María Jesús Montero defiende la gestión del Gobierno en plena pandemia y en una entrevista en El País ha abordado cuestiones como los propios presupuestos, los apoyos del Gobierno, los partidos que arremeten contra ellos, el futuro de los salarios y hasta qué hay de verdad y de rumor en una posible candidatura a la presidencia de la Junta de Andalucía.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una entrevista ofrecida a la Cadena Ser, ha querido transmitir un mensaje de calma ante la interrupción de la campaña de vacunación en el país por un problema logístico de fábrica. Asegurando que el problema “está resuelto”, y que dicha campaña retomará su curso a lo largo del día de mañana, el ministro ha querido lanzarse asegurando que la pandemia podría llegar a su fin el próximo verano. Por otro lado, Illa no ha querido pronunciarse sobre las acusaciones de Díaz Ayuso sobre un “plan de propaganda” que no cumple los convenios de distribución de dosis previamente anunciados.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este jueves dos órdenes del Ministerio de Hacienda que establecen el reparto a las comunidades autónomas de los 8.000 millones de euros restantes del Fondo COVID-19, lo que permite culminar la asignación de los 16.000 millones totales para garantizar los recursos de las distintas autonomías tras el impacto de la pandemia. Estos 8.000 millones se dividen en 3.000 millones correspondientes al segundo tramo sanitario y otros 5.000 millones para compensar la menor actividad económica. La Comunidad de Madrid, Cataluña y Andalucía han sido las principales receptoras con más del 54% de los beneficios, sumando un total de 8.711 millones entre los tres territorios.

La nueva ley educativa, la LOMLOE, también conocida como Ley Celaá fue aprobada este jueves en el Pleno del Congreso con un voto por encima de la mayoría absoluta. Esta ley ha generado indignación, sobre todo de la escuela concertada que ha protagonizado numerosas protestas y que no ha dudado, incluso en utilizar a sus alumnos y alumnas en acciones contra la ley, lo que ha provocado la protesta de numerosos padres. Diversos centros concertados han llevado a cabo manifestaciones activas, actos de protesta, lectura de manifiestos, etc. y más de un millón y medio de padres y madres han firmado un manifiesto contra la ministra.

El ritmo de contagios en España parece haberse estabilizado, aunque sigue registrando unas cifras muy elevadas con cerca de 20.000 casos diarios. Es cierto que la incidencia acumulada en el país ha disminuido, pero las muertes siguen estando por encima de las 300 diarias. La mayoría de las comunidades autónomas han mostrado una ligera mejora en los datos de positivos y decesos en comparación con las semanas anteriores, pero en el caso de Andalucía, Murcia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Baleares y en parte de Galicia, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Extremadura siguen en aumento. A su vez, aunque numerosos indicadores apuntan hacia una estabilización de los datos, la presión hospitalaria, tanto en planta como en UCI, es muy elevada en muchas autonomías.

Tras registrar el pasado domingo cifras alarmantes como son los 3.755 contagios y 20 defunciones más por Coronavirus, el presidente de Andalucía, Juanma Moreno, cancela toda actividad no esencial desde las 18 horas. También, estima necesario alargar el toque de queda desde las 22 horas hasta las 7 de la mañana siguiente. Todas estas medidas de contención del virus entrarán en vigor el próximo martes 10 de noviembre.

El Ministerio de Sanidad ha notificado 55.019 nuevos casos de coronavirus en España desde el fin de semana, 4.334 en las últimas 24 horas. Tan preocupante es la situación en el país que varias comunidades y ciudades autónomas han solicitado volver al confinamiento domiciliario para frenar la segunda ola de la pandemia, como es el caso de Asturias, Melilla, Castilla y León, Andalucía y Ceuta. Sin embargo, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha descartado este lunes que el Gobierno se esté planteado un nuevo confinamiento domiciliario, mientras que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha asegurado que no se decidirá nada hasta el próximo 9 de noviembre con el fin de ver cómo van avanzando las medidas actuales implantadas en las diferentes comunidades.

La mayoría de CCAA, incluidas algunas del PP, se suman a cierres perimetrales mientras Ayuso se desdice de su acuerdo con las dos Castillas y juega con la vida de los madrileños.

Ocho Comunidades, además de Ceuta y Cantabria, se suman a las restricciones perimetrales de movilidad que ya están en vigor en Navarra, La Rioja, País Vasco, Aragón y Asturias, Andalucía, la dos Castillas, Murcia, Cataluña y Valencia está a punto. Estas medidas se extenderían hasta el 9 de noviembre aunque se podrían prolongar si fuera necesario y entrarán en vigor este viernes. El principal objetivo es reducir la movilidad con la llegada del puente de todos los Santos y ante el imparable avance del coronavirus en España. Los casos han aumentado en un 71% en las últimas dos semanas y ya se alcanza la tasa de incidencia más alta en esta segunda ola de 452’63 positivos por 100.000 habitantes de media. Andalucía apuesta por un cierre de toda la región al que se suman los cierres de Granada, Sevilla y Jaén. Murcia va un paso más allá y restringe la movilidad dentro de la propia región confinando los 45 municipios que la forman. Las dos Castillas han establecido un cordón sanitario alrededor de Madrid ante la posición "irracional y a la contra" de Ayuso que solo ha conseguido aumentar la confusión entre los madrileños. Sin haberse leído el RDL del Estado de Alarma, impropio de una presidenta de CCAA, Ayuso ahora pide caprichosamente que se aplique el decreto durante los días que ella quiera. Alguien debería recordarle que el RDLey establece que las medidas deben durar un mínimo de siete días. Fernández Mañueco, presidente de Castilla y León, explicaba perplejo que le habían tenido que recordar a Ayuso esta condición que, al parecer, desconocía.

Un centenar de jóvenes de la barriada sevillana Pino Montano han protestado contra la medida y sus protestas han desembocado en actos vandálicos

Durante la noche del martes, un centenar de jóvenes se reunieron en el barrio sevillano de Pino Montano para protestar contra la activación del Estado de Alarma. La convocatoria se llevó a cabo a través de las redes sociales, donde se convocó una protesta “pacífica”, bajo el lema “El barrio lucha por su libertad”.