lahoradigital.com
Edición testing    27 de septiembre de 2020

Amelia Valcarcel

Hoy rindo homenaje a todas las mujeres, pero en especial a tres, mi abuela paterna, que fue maestra con 16 años y recorrió sola los pueblos de España para impartir educación en las escuelas. Mi madre, que con 17 años, y habiendo perdido a su madre a los 13, se fue sola a estudiar una carrera a Salamanca, rodeada en un mundo de hombres, y nos sacó adelante. Y mi propia pareja, luchadora, feminista, sindicalista, que todos los días me da ejemplo. A estas mujeres, y otras muchas, les debo mi “feminismo imperfecto” de hombre igualitario. A todas las mujeres quiero hoy expresarles mi admiración y apoyo. Y mi reconocimiento por los siglos de lucha incansable que llevan para ser consideradas ciudadanas de pleno derecho. Como dice Carmen Calvo: “A las mujeres les va la vida en el Feminismo”. Y a las jóvenes una bienvenida al moviento centenario y un consejo: humildad y aprendizaje.
  • 1