lahoradigital.com
Edición testing    21 de septiembre de 2020

Albert Ribera

Todo es posible en diciembre. Las peores hecatombes suceden en este mes, pero también las mayores alegrías. Será porque es la época de los tornados y huracanes. Por ejemplo, el Tsunami de Indonesia, (diciembre 2004) aconteció durante las Navidades de ese año y conmovió al mundo. Todavía tiemblan los pilares de la Tierra con la hecatombe que arrasó con la vida de más de trescientas mil personas y desaparecidos. Pero también, diciembre es un mes lleno de luces, que reúne a millones de familias en el mundo. Eso es lo que necesitamos en España, un espíritu navideño que reúna a las diferentes familias políticas españolas, crispadas y peleadas entre si, porque no quieren reconocer la herencia de las urnas. Pedro Sánchez, si o si, será presidente de la XIV Legislatura española. Diciembre tiene treinta y un días...¡un poco de paciencia y mucha cautela!.

  • 1