lahoradigital.com
Edición testing    

Opinión

¡Ojo! El sinarquismo vuelve al ataque

Todos hemos leído u oído alguna vez sobre la existencia de grupos que se concitan en torno a intereses económicos y políticos. Utilizan la política, a políticos y funcionarios, al poder público en definitiva, no sólo para obtener gabelas de diferente naturaleza, sino para configurar la realidad social a su imagen y semejanza. No se sitúan en el entorno de la política: la penetran. No hacen lobby, directamente toman decisiones para condicionar la voluntad, doblegar mayorías, con objetivos tan humanos como pueriles, el insaciable beneficio propio. Esta especie de gobierno, oculto en la sombra, se llama Sinarquía. Sus practicantes sinarquistas y la doctrina sinarquismo. En un mundo tan poco “confiable y poco transparente” como el actual, no es ocioso hacer una excursión por este trufado y oscuro concepto político

Borrell planta cara a las intoxicaciones sobre el Procés
Apoyo mayoritario a Josep Borrell, ministro de Exteriores, ante su reacción durante una entrevista en la que se le aplicó el tercer grado con intoxicaciones permanentes sobre Cataluña, el Procés y los “presos políticos”, que en realidad no son sino “políticos presos” por incumplir la ley. El periodista inglés afincado en Alemania, Tim Sebastian, de la DW (Deutsche Welle News) en una entrevista televisiva que subscribía de antemano el relato independentista, utilizó tantas incorrecciones y mentiras en sus enunciados que Borrell acabó diciendo: “Stop”.
Informe Mueller: El humo y el fuego
(Foto: Kremlin)

Por fin hay informe Mueller, pero el informe Mueller no es fin del Rusiagate. El fiscal especial que ha investigado durante casi dos años las controvertidas relaciones del equipo de campaña de Trump con el Kremlin ha rendido cuentas al Fiscal General, William Barr, quien ha remitido un extracto del informe, no el texto completo, a los líderes del Congreso, junto a su particular interpretación, más favorable a Trump de lo que el propio informe sugiere.

Naciones Unidas ¿La causa de las Mujeres?
El día 22 de marzo finalizaron las reuniones de la CSW63, en New York, a las que asistimos durante los primeros días, María Durán, Altamira Gonzalo y María Angeles Jaime, que suscribimos este ligero resumen de lo que vimos allí.
El Gobierno de Sánchez sigue aprobando medidas para un futuro inclusivo en Ceuta y en el resto de España
(Foto: Europa Press)

Estrategia nacional contra la pobreza y la exclusión social; Régimen gratuito de cuentas de pago básicas en beneficio de personas vulnerables con riesgo de exclusión financiera; Plan de retorno a España: “Un país para volver”. Son planes y medidas adoptadas en el último Consejo de Ministros que beneficiarán al presente y futuro de Ceuta y de todo el país.

Si cae Sánchez...

Para llegar a la situación actual, un factor importantísimo es el papel que juegan los Medios de Comunicación españoles, unos con su dontancredismo y otros por su descarado intervencionismo en favor de las derechas. Aún nos queda la Isla de Libertad digital donde un puñado de periodistas no sometidos intentan difundir otra verdad diferente a la que difunden cada día tertulianos de a 500 € la hora en debates donde se habla de Política pero sin políticos; sólo brahmanes periodísticos… a lo sumo, algún progresista e incluso de izquierdas para hacer “del que muere”.

¿Cómo competir con tantos agitadores de glándulas?

Nos quieren engañar. Verdad de Perogrullo. Desde que nacemos, los que nos rodean nos quieren engañar de mala o buena fe. Nos engañan nuestros padres y parientes con mil subterfugios -entre ellos la historia de los Reyes Magos, brutal descubrimiento de la injusticia para el niño pobre que se porta bien. Luego intentan engañarnos los amigos, la pareja, los hijos, el vendedor a domicilio de productos mágicos, el director de banco que nos quiere endosar un producto financiero. Y a medida que vamos descubriendo engaños, nos vamos acostumbrando a engañar.

Riveristas, casadistas y abascalistas quieren resucitar el fascismo
21 de marzo de 2019. Día Mundial de la Poesía, comienzo de la Primavera. Mañana excepcionalmente soleada y calurosa en París. Charla distendida con unos colegas franceses en un cafetín típicamente parisino -es decir, incómodo- a orillas del canal.
Vienen a por nuestros derechos

Las elecciones del 28 de abril no son unas elecciones más. No está en juego tan solo el nombre de un Presidente o el color político de un Gobierno. Estas serán las elecciones más decisivas desde 1982. Porque nos jugamos la consolidación o la reversión de buena parte de los derechos conquistados durante los últimos cuarenta años. Nada menos.

Kissing babies
(Foto: Europa Press)
¡Oh, no! ¡por favor, no¡ ….otra vez las imágenes de políticos besando niños….!que repelús¡ Claro, estamos en periodo electoral y ninguno de ellos se sustrae a esta horrible practica. En los años cincuenta la revista Life publicó un reportaje donde explicaba cual era la manera correcta de cargar o besar a un niño aconsejando que nada, ni siquiera el niño, se interpusiera entre la cámara y la sonrisa del candidato.
Terrorismo blanco: el gatillo y la pantalla
(Foto: E.P.)
El aberrante atentado de Nueva Zelanda pone de relieve las dimensiones del fenómeno terrorista en la era digital. En estos tiempos, el crimen no sólo es un pretendido acto de reivindicación, venganza, emulación o combate. También se diseña para concitar adhesiones de una comunidad afín más o menos clandestina y anestesiar el rechazo mediante la conversión del acontecimiento en un espectáculo casi irreal.
La ciudad que queremos, perspectiva de género y accesibilidad
La mitad de la población tiene sus propios puntos de vista y necesidades de movilidad, así como los colectivos de discapacidad. Es urgente trasladar a la práctica de nuestros barrios el reconocimiento de sus derechos legales y su opinión sobre obras y servicios públicos. Un modelo de ciudad que se enfoque en la accesibilidad, la ecología, la honradez, la igualdad y la cohesión entre distritos, así como la participación y la seguridad ciudadana.
Ceuta tendrá su oportunidad con las candidaturas socialistas ratificadas
(Foto: Ricardo Rubio / Europa Press)
Lo que es bueno para España es bueno para Ceuta; pero nuestra Ciudad también saldrá beneficiada si nos va bien en Europa. En las próximas elecciones: Ceuta, España y Europa tendrán su oportunidad. La ciudadanía haciendo el uso democrático de su soberanía y protagonismo será la que al final tome sus decisiones.

ELECCIONES EN ARGENTINA

El peronismo busca una fórmula ganadora
(Foto: E.P.)
El peronismo apuesta a un septuagenario economista para derrotar a Macri, recuperar el gobierno y poner punto final a los juicios que mantienen en la cárcel a casi doscientos exfuncionarios y empresarios después de una década de corrupción kirchnerista.
La agenda 2030 también se juega en las próximas elecciones
El Gobierno que salga de las urnas el 28 de abril deberá dar continuidad a lo avanzado por el actual en la apropiación de la agenda 2030 como agenda de país. Es cierto que la agenda no es propiedad de una ideología pero las políticas de igualdad de oportunidades, de sostenibilidad, de consolidación y avance en derechos y libertades que harán posible los ODS sí tienen ideología.
Con las listas, las navajas vuelan y la memoria se olvida
Hay un dicho alemán que define tres clases de enemistad. La peor de todas es la del compañero político. En comparación, los que ofenden o causan celos son simples enemigos aceptables. A la hora de confeccionar las listas las navajas vuelan y la memoria se olvida.
El Trifascito o la derecha machista

Ante las elecciones, los programas electorales de la extrema derecha y el señalado trifascito: PP-Ciudadanos-VOX, buscan eliminar derechos de las mujeres conquistados en muchos años de lucha. De sus programas electorales, para “cambiar España a mejor”, se desprende que el feminismo es el enemigo natural de su proyecto político. Se ha puesto al descubierto el énfasis de Vox por legitimar la supresión de los “organismos feministas radicales subvencionados” culpables del "hembrismo” y de la "dictadura de género”. El PP acusa a Pedro Sánchez y su Gobierno de la instrumentalización de las mujeres con intenciones electoralistas enfrentándolas a los hombres. Lo cierto es que se ha establecido durante su gobernanza más soluciones para la promoción de la Igualdad y contra la violencia de género que en todas las legislaciones pasadas.

Pedro Sánchez apela al sentido común que representa el PSOE frente a la radicalización de las derechas

El secretario general de los socialistas y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha arropado en Madrid a sus dos candidatos, el recién elegido en primarias José Vicente “Pepu” Hernández y el candidato a la Comunidad, Ángel Gabilondo. Sánchez ha apelado al sentido común, “ese que ahora mismo solo representa el PSOE” para combatir a una derecha, liderada por Casado y Rivera, que sólo juega a que el los próximos comicios haya “urnas vacías lo que significa involución”. Pero los socialistas ofrecen “urnas llenas que significa un progreso para todos”.

Casado, por favor hable cuando sepa lo que dice
Todo en Casado es como su master de Harvard de fin de semana en Aravaca. La relación de este político con la mentira es ya un proceso de adicción compulsiva. Altamente peligrosa para este país. Obsesionado como está con su “invierno demográfico” ya no sabe qué hacer para poner a todas las mujeres del país a parir y criar hijos. Con su Ley de Protección de la Maternidad, cada vez que explica uno de sus aspectos retrocede hasta los años del oscuro franquismo, del aborto penado, y de la deshonra de las madres solteras que tenían que dar a los hijos en adopción.
La agonía del Brexit
(Foto: Europa Press)

A poco más de dos meses de las elecciones europeas, el panorama político de la Unión es sombrío. Cabe preguntarse incluso si puede hablarse de Unión strictu sensu, es decir, de proyecto compartido, de estrategias consensuadas, de políticas coordinadas, de lealtades comprometidas pese a las normales y deseables diferencias ideológicas.
El Brexit suele citarse como el caso más preocupante de la política europea. En parte, es cierto, pero este largo y agónico proceso de desacoplamiento británico está escondiendo o relegando otros procesos menos evidentes.

0,515625