lahoradigital.com
Relacionan los casos de trombos con AstraZeneca con una reacción similar a un efecto secundario de la heparina
Ampliar
(Foto: Europa Press)

Relacionan los casos de trombos con AstraZeneca con una reacción similar a un efecto secundario de la heparina

jueves 01 de abril de 2021, 20:06h

Un equipo de hematólogos alemanes ha descubierto que el desencadenante en los casos de trombos en las personas vacunadas sería un efecto secundario poco común de la heparina y han nombrado a estos casos como Síndrome de Trombocitopenia Protrombótica Inmune Inducida por la Vacuna.

La administración de la vacuna de AstraZeneca fue suspendida en algunos países, entre ellos España, por su posible relación con casos de trombos en personas que la habían recibido. Días después, un estudio de la compañía demostró que era segura y la Agencia Europea del Medicamento aprobó la reanudación de su uso al aportar mayores beneficios de los perjuicios que podría provocar en casos muy puntuales.

Un equipo de hematólogos alemanes de la Universidad de Greifswald, liderados por Andreas Greinacher, ha descubierto que la explicación para esos casos aislados de trombos de personas que habían recibido la vacuna se deben al según han nombrado Síndrome de Trombocitopenia Protrombótica Inmune Inducida por la Vacuna (VIPIT), una reacción inmune muy similar al que produce un efecto secundario de la heparina que se conoce como Trombocitopenia Inducida por Heparina (HIT).

Aunque es solo un estudio preliminar, este descubrimiento supone un gran avance para detectar estos casos y saber tratarlos por lo que el equipo de hematólogos considera que “es crucial alertar a los médicos” para poder combatir estos posibles efectos secundarios. “Sabemos qué hacer, cómo identificarlo y cómo tratarlo” confirmó Andreas Greinacher a la revista Science. Países como Alemania, Holanda o Reino Unido ya han incorporado el VIPIT a sus recomendaciones en la práctica médica relacionada con la Covid-19.

El estudio sugiere que el tratamiento para los pacientes con trombos por la administración de la vacuna puede ser similar al de la heparina y que, al igual que con la HIT, si se detecta a tiempo la VIPIT podrá ser tratada con inmunoglubinas, que son anticuerpos específicos de donantes de sangre que ayudan a frenar la activación de plaquetas, y con anticoagulantes sin heparina, que pueden ayudar a disolver los coágulos. Aunque este descubrimiento, al ser un estudio preliminar, hay expertos que lo apoyan y otros que no creen que haya datos suficientes para tomar la hipótesis como una realidad.

Tras este estudio, Oriol Mitjà, experto en enfermedades infecciosas, explicó a través de su cuenta en Twitter que los hallazgos del estudio revelan que ocurre a una persona entre un millón, se produce por una activación de las plaquetas que forman trombos, es importantes identificar y tratar de forma rápida con inmunoglobulinas endovenosas, no existen factores de riesgo y los síntomas de cefalea, visión borrosa, dificultades para hablar o dificultad para respirar aparecen entre los 4 y 15 días de la vacunación. Respecto a la vacunación con AstraZeneca, Oriol defiende que “la vacunación puede continuar, hay que seguir vacunando, pero los médicos ahora pueden identificar y tratar el VIPIT”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios