lahoradigital.com
Las graves diferencias en los programas de ERC y Junts podrían llevar a Cataluña a unas nuevas elecciones
Ampliar
(Foto: Europa Press)

Las graves diferencias en los programas de ERC y Junts podrían llevar a Cataluña a unas nuevas elecciones

miércoles 31 de marzo de 2021, 13:19h

La segunda votación para elegir al presidente de Cataluá en el debate de investidura tampoco salió adelante por la abstención de Junts. Las diferencias entre los dos partidos independentistas complican las negociaciones y de no conseguir un acuerdo antes del 26 de mayo, se celebrarán nuevas elecciones. A pesar de ello, el ganador de los comicios, el socialista, Salvador Illa, sigue reclamando su derecho a poder presentar su candidatura para que se conozca su proyecto y pueda apelar al resto de partidos para consiguir ganarse su confianza.

La investidura de Pere Aragonès para presidir la Generalitat sigue en el aire. ERC y Junts per Catalunya siguen sin llegar a un acuerdo y las negociaciones continuarán, aunque no parece que se vayan a solucionar a corto plazo. Junts se abstuvo en la primear y en segunda votación del debate de investidura del candidato republicano, pero mostró su intención de formar un gobierno independentista apoyando a Pere Aragonès siempre que se acepten las pretensiones del partido liderado por Carles Puigdemont. Por otro lado, ERC manifestó a través de su candidato que no permitirá “tutelas” en el Govern.

Los acuerdos entre ambos partidos independentistas serán complicados. Los programas comparten puntos como la universalidad de la educación entre 0 y 3 años, aumentar la inversión en el sistema sanitario o la preocupación por el cambio climático; pero también tienen aspectos en contra de difícil solución como la cuestión de la renta básica universal. Sobre este último aspecto, la diputada de la CUP, Eulàlia Reguant advirtió a Junts que “la renta básica universal no se toca”. Otra de las diferencias se encuentra en la enseñanza concertada, criticada por ERC y defendida por Junts desde uno de los partidos fundadores, Convergència.

ERC cuenta con los votos de la CUP, que ha apoyado en ambos debates la investidura de Pere Aragonès, pero la portavoz de Junts, Gemma Geis, ha definido esto como un acuerdo “estéril” debido a que con los votos de este partido solo suman 42 de los 68 necesarios para gobernar y necesitan los votos del partido que lidera Carles Puigdemont.

Aunque Junts expresa que no quiere nuevas elecciones y quiere un Govern independentista, Gemma Geis ha manifestado que se sienten “muy lejos de este proyecto de país que han pactado”. La negativa de Junts a la renta básica universal se debe al impacto presupuestario que tendrá la medida que costará entre 4.000 y 8.000 millones de euros según diferentes expertos. Reguant aclaró a Junts que no se abonará este ingreso a cualquier persona, sino que será una ayuda para los individuos que no alcancen un nivel de ingresos determinado como suficiente por la Administración.

De esta manera, queda un largo camino en las negociaciones entre esos dos partidos independentistas con diferencias ideológicas. Para que se produzcan avances en el plan de Gobierno, los partidos tendrán que llegar a un acuerdo en estos puntos, repartir las responsabilidades y llegar a un acuerdo en la forma de actuación del proceso independentista.

Por otro lado, emerge una postura más agresiva de Salvador Illa al frente del PSC ante el bloqueo en la investidura de los independentistas, que pide a ERC que renuncie a la Generalitat, aunque los socialistas solo estarían dispuestos a pactar con En Comú Podem. Además, rechaza cualquier acuerdo de Gobierno junto al independentismo y cree que si su partido cometió algún error en el pasado es el de “no haber condenado con más contundencia al independentismo”. El ganador de los comicios se siente legitimado para poder presentar su candidatura a la generalitat y así lo ha pedido en reiteradas ocaciones a la presidenta del Parlament, la independentista Laura Borrás. Illa siempre ha apostado por formar gobierno junto a los Comuns, con el apoyo externo de ERC. Se trataría de una vía 'por la izquierda' que aleje a Cataluña de la ensoñación de la independencia ya que es tiempo de ocuparse de los verdades problemas de los catalanes y las catalanas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios