lahoradigital.com
Casado, Ayuso, Aznar, volvemos a la casilla de salida
Ampliar
Casado, Ayuso, Aznar, volvemos a la casilla de salida (Foto: EP)

El trumpismo y Ayuso instalados en la Puerta del Sol

domingo 14 de marzo de 2021, 16:34h

Uno vivía instalado en el Capitolio y acabó induciendo a sus huestes al asalto. La otra vive en la Puerta del Sol, y de momento no azuza a los asaltos. Pero pide a toda Europa, restrigida y encerrada por la pandemia mundial, que vengan a Madrid a llenar nuestros bares ya que la economía va por delante de la enfermedad y las muertes. Una loca suicida con las vidas nuestras. Por lo demás, los discursos de la madrileña son igual de zopencos y lerdos que los de Trump. Y si no, lean algunas de sus perlas: "hay que elegir entre Socialismo o Libertad"; "tengo que gobernar y librar a los madrileños de los comunistas para que no reciban un tiro en la nuca”; “también hay violencia sobre el propio hombre, sufre incluso más agresiones que nosotras”; “hemos pasado de lo que nos dictaban los maridos a los que nos dicta la izquierda”; “me considero conservadora para quien quiere conservar"; “Madrid es España y España es Madrid”; "hay gente deseando de tener un empleo basura"; “es mejor que los bares estén abiertos porque así la gente no se lleva el virus a su casa”; “Madrid está encantado que vengan todos los franceses allenar nuestros bares”…Esto en plena pandemia, mientras Europa y las grandes capitales cierran sus establecimientos de ocio. ¿Hay quien de más?

Sinceramente, llegados a cierta edad algunos, ingenuos como yo, pensábamos que pocos comportamientos de ciertos políticos nos pueden sorprender ya. Craso error. De hecho y por focalizarme únicamente en la Comunidad de Madrid, me sigo sorprendiendo, primero, por cómo es posible que ciertos personajes puedan llegar a acceder a puestos públicos de responsabilidad y me sorprenden más aún sus comportamientos y sus filibusteros discursos. Pueden decir una cosa y la contraria en el mismo párrafo, pueden mentir de forma compulsiva y flagrante, ante la atenta mirada de la prensa, sin que se les llame la atención aunque muchos periodistas tengan que tragar quina, más que saliva. En definitiva, pueden seguir a la letra comportamientos y discursos “trumpianos” sin tener que pagar vergüenza alguna por ello.

En realidad, qué se podría esperar de la “cantera madrileña y nacional” que generan histriónicos, populistas, ególatras, corruptos e ineptos políticos y políticas en el circo político de la derecha, gracias al Partido Popular, de la mano de Ciudadanos, y también hay que decirlo, de los votos de muchos y muchas madrileñas, que aplauden la indecencia frente a la honestiad, especialmente en la Comunidad de Madrid. Desde fuera [en las provincias] lo vemos y no sólo no damos crédito, sino que además nos da miedo. ¿Se puede mantener por más tiempo en el poder a esta marioneta de Aznar y su brazo derecho M.A. Rodríguez ex líderes del más oscuro PP de todos los tiempos desde la boda de El Escorial hasta el día de hoy, pasando por los juicios de la mafiosa trama Gürtel, los desfiles de políticos populares por la prisión de Soto del Real y los numerosos juicios y sentencias de corrupción de sus diferentes gobiernos madrileños?.

Por orden, y después del último presidente socialista que estuvo en el puesto hasta 1995, Joaquín Leguina, a este antiguo compañero el virus populista que parece afectar a los que desde entonces han asumido el mando de la Comunidad de Madrid, le hizo efecto en diferido unos 25 años después. Tras él vino Alberto Ruiz-Gallardón, Esperanza Aguirre, Ignacio González, Cristina Cifuentes, Pedro Rollán e Isabel Díaz Ayuso, ninguno ha sido un ejemplo de transparecia, decencia u honestidad.

“¡Manda huevos, vaya tropa!” que diría Trillo en otro micro abierto hace más de una década.

Sus historiales y fechorías, darían para escribir varios libros. Desde Gallardón y su sospechosa afición a adjudicar grandiosas obras públicas primero en la Comunidad de Madrid y posteriormente en la alcaldía de la Villa, pasando por la “grande de España”, Esperanza Aguirre y Gil de Biedma, condesa consorte de Bornos y de Murillo, más conocida como reina de los sapos, ya que iba dejando a su paso un rastro de políticos corruptos nombrados por ella sin que tuviera nunca consecuencias políticas para ella misma.

Desde Ignacio González y su afición a los áticos de lujo e implicación en diversos casos de corrupción, Canal de Isabel II, entre otros; su vicepresidente Francisco Granados, con millones en cash en la banca suiza y en los armarios de su casa, imputado y encarcelado por cobrar presuntas coimas por la construcción de colegios y hospitales privados. Los consejeros de Aguirre, Lopez Viejo, Lamela, entre otros, y otros por el desmantelamiento de la Salud Pública y la Gürtel. O un pool de alcaldes de los pueblos madrileños más ricos del pelotazo inmobiliario y sanitario, Jesús Sepúlveda, Pozuelo, Gonzalez Panero y González Terol, Boadilla, Ginés López, Arganda, entre otros. O más recientemente, los integrantes de la trama Cofely, con su vicepresidente Granados en el centro del huracán de los contratos ilegales y la financiación del partido, tanto en Madrid capital como en los ayuntamientos del PP donde fueron detenidos más de una docena de alcaldes. Entre ellos los de Valdemoro, José Carlos Boza Lechuga; Collado Villalba, Agustín Juárez (PP); Mostoles, Daniel Ortiz; Torrejón de Velasco, Gonzalo Cubas (PP); de Casarrubuelos, David Rodríguez Sanz (PP) entre otros. También el presidente de la Diputación de León, Marcos Martínez, sucesor de Isabel Carrasco, asesinada a tiros posteriormente por un presunto ajuste de cuentas.

También tenemos como sucesores de Aguirre a Cristina Cifuentes, aunque lo suyo fue cosa menor, sólo se habló de tendencia a apropiarse de cremas de belleza y titulaciones universitarias sin coste alguno. O a Angel Garrido, que pasaría poco después a Ciudadanos, incapaz de soportar tanta corrupción. De este último, no hay nada malo que decir, posiblemente no era igual que sus antecesores o que en el año que estuvo al mando en la Comunidad no le dio tiempo a “mimetizarse con la corrupción ambiental”. Pero todos estos vicios del comportamiento mafioso madrileño, del que Casado dice que es el pasado, parecen haberse reencarnado en su actual presidenta, Isabel Díaz Ayuso por lo que se ve en sus comportamientos maniaco-compulsivos con respecto al gobierno socialista y especialmente con el Presidente de todos los españoles, Pedro Sánchez.

Mentiras burdas pero que cuestan vidas

Si no fuera porque muchas de las acciones y declaraciones que vierte esta mujer tienen consecuencias muy graves para los madrileños y madrileñas sería para tomársela a broma. Un personaje público que, de forma descarada e irresponsable, responde como un calco de los mismos comportamientos erráticos y disparatados de Donald Trump, en quien se inspira, capaz de formular tantas tonterías y decir mentiras tan burdas que ni siquiera ella se cree. Un personaje, en femenino, castizo y pijo, construido por la FAES y sus creadores, como soporte para lanzar las proclamas de su mentor, el ex presidente más peligroso que han tenido los Estados Unidos.

Con el fin de quitar un poco de tensión a los sufridos lectores de mis artículos voy a desgranar algunas “perlas” que quedarán para la posteridad como exponente de las estupideces patrias de las cuales la señora Ayuso es una gran generadora. Sobre el feminismo y la violencia de género: “Hay que combatir el machismo pero no a los hombres”. “También hay violencia sobre el propio hombre, sufre incluso más agresiones que nosotras”. Sobre le movimiento feminista y el 8M: “El 8 de marzo se convirtió en el día de la mujer contagiada”. “Hemos pasado de lo que nos decían los maridos a los que nos dicta la izquierda”. Sobre su ideología: ¿Conservadora o liberal?: “Me considero conservadora para quien quiere conservar”. Sobre los no nacidos: “Que el concebido no nacido sea considerado como un miembro más de la unidad familiar, de manera que se tenga en cuenta para expedir el título de familia numerosa o solicitar plaza escolar”. Si el embarazo no llega a buen término, ¿se devuelven las ayudas? "No lo he pensado. No lo tengo claro, creo que no. A la hora de solicitar una plaza evidentemente no, pero a la hora de expedir el título lo sopesaré".

Sobre atascos: “era parte de la vida de Madrid. Si sigue Podemos en el Ayuntamiento de Madrid no va a haber atascos, más que, eso sí, por el día porque esos están por todas partes. No creo que sea motivo de disfrute pero es una seña de identidad de nuestra ciudad, de que la calle siempre está viva”. Sobre empleo basura “Yo prefiero un empleo a que no haya empleo. Cuando empiezan a hablar de empleo basura me parece que es ofensivo para la persona que está, a lo mejor, deseando tener ese empleo basura”. Sobre el diferente trato entre candidatos y candidatas: "la polémica que se está suscitando en los medios le puedo asegurar que no le ocurre a cualquier otro candidato hombre en esta campaña. Todo lo que digo yo siempre es cuestionado, da igual del tema que hable, dónde hable, que ya se encargan muchos periodistas de extraer lo conveniente para hacer activismo político y no periodismo". Sobre lo que significa Madrid para el resto de España. "Es que Madrid es España. Y España es Madrid. Todo lo que pasa en España pasa por Madrid"."El gobierno socialcomunista está empeñado en crear una madrileñofobia. Quieren que nos odien a los madrileños"

Sobre la vivienda y el fenómeno de la okupación: “un día de estos os vais de vacaciones y cuando volváis, porque consideran que la casa está vacía, el gobierno socialcomunista se la dan a sus amigos okupas”. Sobre permiso maternal: “mi querida amiga Ana, que también será eurodiputada dentro de poco, tiene una niña desde hace una semana y ya está emprendiendo por el mundo, es el tipo de mujer que yo defiendo. Este el tipo de mujer que a mí me gusta y no el de la izquierda, que tiene que victimizar y colectivizar los sentimientos”.

En fin, decenas y decenas de declaraciones con cero sentido común y aún menos criterio. Y para colmo escuchamos, ya ojipláticos, sus más recientes declaraciones en donde adelanta su nuevo eslogan por la campaña electoral, veremos que dicen los jueces, Socialismo o Libertad. Lo que nos faltaba por escuchar, siempre he pensado que la señora Ayuso no puede ser una buena persona, las buenas personas salvan vidas antes que negocios. Al menos esa es mi opinión.

Pero es que además es una persona claramente indocumentada, por no decir directamente una inculta. A ella la cultura dejó de perseguirla hace tiempo, perdió la esperanza de poder alcanzarla algún día y tampoco la busca ni desea, vive muy aplaudida por sus “asesores” cumpliendo el papel de marioneta y confundiendo con sus estrambóticas ocurrencias con las que cierta prensa vendida al capital está construyendo al personaje.

Disparates y falacias como anteponer la libertad al socialismo democrático del siglo XXI es otro de sus grandes eslóganes. Contestando a su sectarismo, deberíamos afirmar también que el neoliberalismo económico que usted defiende es antagónico a ciertos valores socialistas como lo son estos tres:Libertad, Igualdad (justicia social), Fraternidad (solidaridad). Además esperaríamos de gentes tan piadosas como usted, señora Díaz Ayuso, que conocieran esta sentencia plasmada en la Sagrada Biblia: "...conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (Juan 8: 31,32).

Dejen de mentir, dejen de fabricarnos un esperpento porque el mundo no se toma a broma la pandemia. La mandemia mata. La pandemia llena hospitales. Y hasta el más tonto sabe que llenar establecimientos es directamente proporcional a llenar hospitales. Así que pocas bromas. Tengan mucho cuidadao, tanto su partido como usted misma, porque si la verdad nos hace libres, ustedes viven en una prisión ideológica con muros hechos de corrupción e ilegalidades. Y si siguen así, algún día, cuando este pase, podrían vivir en una prisión con muros de piedra, como ya muchos de sus compañeros están haciendo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios