lahoradigital.com
La factura de la luz marca una “vuelta a la normalidad” y baja drásticamente los precios
(Foto: BBVA)

La factura de la luz marca una “vuelta a la normalidad” y baja drásticamente los precios

lunes 01 de marzo de 2021, 18:02h

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha informado de una “vuelta a la normalidad” en el precio de la energía tras las fluctuaciones que han marcado el comienzo del año. El pasado 9 de enero se registraba el precio máximo histórico en España en plena borrasca Filomena que coincidía con una falta de acceso a energías renovables, mucho más baratas que las no renovables. Este mismo mes cerraba con un desplome masivo que dejaba la energía prácticamente a precio cero su último domingo, coincidiendo con el fin de la borrasca y la llegada de las energías renovables que faltaron semanas antes. Ahora la OCU informa de que el precio ha descendido en febrero hasta los 55’13 euros, un 21’1% menos que el pasado mes cuando la factura se cerraba en los 69’88 euros de media. El precio medio por MWh desciende hasta los 29 euros, un 3’6% menos que la cantidad registrada en este periodo el año anterior. Este equilibrio se debe, en gran parte, a las mencionadas energías renovables, destacando la eólica y la hidráulica que han supuesto más del 50% de la producción total de energía en este último mes. Desde la OCU también han advertido a los consumidores del mercado liberalizado de que las empresas han aprovechado los “mensajes alarmistas” lanzados en enero para ofrecer facturas con un precio fijo más elevado que el marcado por los contratos a precio “indexado”.

La factura de la luz parece estabilizarse finalmente tras un comienzo del año marcado por el precio máximo alcanzado en el país seguido de desplomes que dejaban la energía prácticamente a cero. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha informado de un descenso del 21’1% de los precios de la electricidad en febrero, caída que asciende hasta el 40% si se compara con la media alcanzada con la ola de frío. Con estos datos, el precio medio ha descendido hasta los 55’13 euros tras abrir el año en una cantidad de 42,51, algo más alto, aunque mucho más estable que en pleno temporal de nieve, donde la cifra alcanzó los 88 euros en 14 días, según datos de Facua.

El mes de enero cerró con un precio medio de 69,88 euros tras registrar un desplome masivo en sus últimos días tras el paso de la borrasca, registrando la caída del 21’1%. Este último mes de febrero también ha estado marcado por continuas fluctuaciones, aunque no tan drásticas como las del mes anterior, que han aumentado los precios durante los días laborales para después bajarlos en fin de semana, con mucha menos demanda que el resto de la semana. Con esto, el precio medio por MWh se sitúa en los 29 euros, un 3’6% menos que los registrados hace un año en el mismo mes y un 50% menos que los de enero.

LAS FLUCTUACIONES HISTÓRICAS EN ENERO

Febrero abría el mes con las marcadas fluctuaciones mantenidas desde el comienzo del año con un desplome masivo en los precios tras el récord histórico alcanzado apenas un mes antes con precios máximos hasta el momento en pleno temporal Filomena. El Operador del Mercado Ibérico de Electricidad (OMIE) notificaba el último día de enero un desplome del 98,5 % en tan solo tres semanas cuando la cantidad se marcaba en los 94’99 euros. El último domingo del mes de enero este precio de quedaba en los 1,42 euros de media. El causante, las energías renovables que faltaron en el momento de la borrasca en España, en concreto, la energía eólica con los fuertes vientos registrados en una nueva borrasca, “Justine”, que conseguía cubrir el 50% de la demanda con esta energía renovable y muy barata. Esto coincidía con el incremento de otras energías baratas como la hidráulica con el deshielo de Filomena y la llegada del domingo, donde la demanda siempre es menor por el cierre de comercios y empresas.

El mes previo a este desplome, el día 9 de enero, el precio de la luz alcanzaba su máximo histórico en plena ola de frío con el temporal Filomena de 121’14 euros el MWh. Ese notable incremento fue causado debido a un conjunto de sucesos que provocaron un efecto dominó que culminó en los precios desorbitantes. En el mismo momento que se registraban temperaturas mínimas históricas en el país y, por consiguiente, un aumento en la demanda, se produjo un anticiclón que redujo considerablemente el acceso a energías renovables, mucho más baratas. Las eléctricas tuvieron que recurrir a las reservas de gas, con un precio mucho más elevado y sin posibilidad de acceder a otras fuentes como el carbón que, unido a la subida de la demanda, causaron que los precios se triplicaran en tan solo una semana alcanzando un crecimiento del 123%.

“VUELTA A LA NORMALIDAD”

La OCU ha señalado esta disminución en la factura como una “vuelta a la normalidad” en los precios de la energía que pondría fin a las fluctuaciones que han marcado todo este año y que dejan atrás las fuertes subidas del mes de enero coincidentes con el temporal”. Además, han alertado de que el mercado liberalizado se ha aprovechado de este fenómeno y los “mensajes alarmistas” lanzados en enero sobre los precios de la luz para sacar provecho de los consumidores y así promocionar tarifas con precios fijos más elevados que los que el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) o tarifa regulada marcaron en enero.

Desde la OCU recuerdan que estas fluctuaciones solo afectan a los consumidores que tienen la tarifa regulada, el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), aproximadamente cuatro de cada diez hogares. Para los consumidores del mercado liberalizado este precio depende de lo marcado en su contrato.

LA IMPORTANCIA DE LAS RENOVABLES

Esta estabilización se ha debido, en gran parte, al aumento del uso de las energías renovables que se han elevado con la llegada de numerosas borrascas hasta un 57,7 % en comparación con el mismo periodo en 2020, según la información de Red Eléctrica.

La energía que más suma es la eólica suponiendo un 30,4 % del total de producción en febrero, seguida de la hidráulica, que supone el 21’5% del total. De esta forma, las renovables suman más del 50% total de producción, permitiendo un descenso marcado de los precios por su bajo coste.

Estas energías fueron las que permitieron el desplome paulatino en febrero, con un precio que en Europa se traduce al doble que le marcado en España. La primera quincena de febrero, el territorio español registró un precio medio de 27,57 euros el MWh, mientras que otros como Francia, Alemania o Italia recogían precios por encima de los 50 euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios