lahoradigital.com
Ayuso media en el enfrentamiento entre Feijóo y Casado a favor de este último
Ampliar
(Foto: Europa Press)

Ayuso media en el enfrentamiento entre Feijóo y Casado a favor de este último

Isabel Díaz Ayuso, la presidenta madrileña, ataca públicamente a Núñez Feijóo por acusar a Casado del “descalabro” del PP y decidir el abandono de la sede de Génova,13.

jueves 25 de febrero de 2021, 17:38h

“Un político que no gana, al final será relevado por un compañero”, ha dicho Feijó. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha vuelto a salir al rescate de su partido como ya intentó hacer en 2018 en un proceso que terminó con la destitución del hasta entonces líder, Mariano Rajoy. En declaraciones a TVE y la Cadena Cope, el líder gallego critica a Casado por desvincularse de la época de Rajoy y por abandonar la sede de Génova. “Si cada vez que un partido tiene problemas con algunas personas se tiene que irse del lugar en el que está, es que igual aquí no quedaba ninguna sede”, criticaba Feijóo, señalando que lo que necesita el partido “es ganar elecciones”. “Un político que no gana, al final será relevado por un compañero”, señalaba directamente a Casado. Declaraciones que no han gustado nada, tanto en Génova, como el la Puerta del Sol.

Estas críticas del presidente de la Xunta gallega, Alberto Núñez Feijóo, no han sido bien recibidas por la máxima defensora del popular, la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso, que ha cargado contra Feijóo: “Si tengo alguna cuestión, se la suelo trasladar al presidente del PP directamente porque no me gusta ponerle recados o consejos a través de los medios de comunicación”. Esto ha sido respondido con el silencio del gallego que ha determinado que no entrará en “debates estériles”.

Las tensiones dentro de un Partido Popular en apuros por los casos judiciales, continúan creciendo tras los desastrosos resultados electorales en Cataluña. Alberto Núñez Feijóo, vuelve a aparecer como ya lo hizo en la última gran crisis del partido en 2018 que terminó con el relevo del hasta entonces líder del partido, Mariano Rajoy. Mientras Feijóo da un aviso, la máxima defensora del líder del PP, la presidenta de Madrid Isabel Díaz Ayuso, sí ha caído en las provocaciones lanzadas por presidente gallego en su visita a Madrid la semana pasada cuando criticó la decisión de abandonar la sede de Génova. La presidenta sostiene que no le gusta enviar “recados ni consejos” a Casado “a través de los medios de comunicación” pero Feijóo le ignora, no entrará en “debates estériles”.

La presidenta de la Comunidad de Madrid lanzaba el lunes en un acto institucional una crítica en la que señalaba directamente las últimas palabras de Feijóo. “Si tengo alguna cuestión, se la suelo trasladar al presidente del PP directamente porque no me gusta ponerle recados o consejos a través de los medios de comunicación”, sentenciaba apuntando directamente a las últimas intervenciones del presidente de la Xunta en TVE y la Cadena Cope en las que criticó la actual situación del partido en un “descalabro”, según sus propias palabras, mostrado en los resultados electorales de Cataluña y la decisión del líder popular de abandonar la sede de Génova.

Feijóo, por su parte, respondía ayer a estas palabras: “No nos perdamos en debates estériles”. Con esto evitaba entrar en un enfrentamiento público con Ayuso con la que ya se ha intercambiado algunas críticas en las últimas semanas. Hace cerca de un mes, el gallego hizo unas declaraciones contra la gestión de Ayuso del coronavirus cuando esta optó por unas medidas muy laxas ante unos datos de incidencia catastróficos, manifestando: “Madrid ha optado por una decisión por la que yo no me sentiría responsable si la tuviese que aplicar en Galicia y, por tanto, he optado por otra”. En estos momentos, Casado intentó liberar tensiones entre ambos declarando en La Ser que ambos “han hecho las cosas exactamente igual” y desviando el debate de nuevo hacia el Gobierno central y Pedro Sánchez.

FEIJÓO AVISA A CASADO

Las críticas de Feijóo comenzaron tras los malos resultados electorales catalanes en los que el PP empeoró aun más unos resultados ya desastrosos, perdiendo un diputado de los 4 que habían mantenido en el último encuentro electoral, y sufriendo un sorpasso por parte de Vox, que le triplicó en escaños (11 diputados). En la reunión de su Comité Ejecutivo para evaluar la situación fue cuando en Casado anunció que el PP dejaba la sede de Génova por su vinculación a las tramas de corrupción del partido agravadas por las últimas declaraciones de su extesorero, Luis Bárcenas. En ese momento Feijóo mantuvo el silencio pero, dos días más tarde el político gallego volvió a Madrid para reunirse con la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

En este viaje, sin previo anuncio, el presidente de la Xunta hizo una aparición en el telediario de la noche de TVE en la que criticó la decisión de Casado de abandonar la sede de Génova y mantuvo que “si cada vez que un partido tiene problemas con algunas personas se tiene que ir del lugar en el que está, es que igual aquí no quedaba ninguna sede”. También dijo no conocer los planes del líder del partido: “No sé si se va a vender. El que lo sabrá es el que lo anuncia”, además de mantener que lo que verdaderamente necesita el partido “es ganar elecciones”. Ya se conocía que varios barones del PP se encontraban muy descontentos con la decisión sobre la sede, pero Feijóo fue el primero y el único de los grandes nombres en pronunciarse en contra.

A la mañana siguiente Feijóo hizo otras declaraciones, esta vez para la Cadena Cope, en las que mantuvo opiniones similares que “del pasado no se reniega, se aprende” y lanzó un ataque directo al líder popular: “Un político que no gana, al final será relevado por un compañero”. Todas estas declaraciones precipitaron una llamada de Casado para concretar una reunión en persona con el gallego que según describen transcurrió con completa “normalidad” y podría haber servido para liberar tensiones. Fuentes populares explicaron que la reunión no tenía nada que ver con las últimas intervenciones del gallego y que las relaciones entre ambos líderes son “excelentes”. Feijóo mantuvo que en la discusión pudo plantearle sus críticas hacia el cambio de sede y realizar “un buen diagnóstico” de los factores que han llevado al escenario catalán para “buscar alternativas y estrategias para mejorar”.

De momento, nadie ha respaldado las críticas abiertas de Ayuso y desde el partido intentan desviar la atención de unas tensiones que se fraguan desde, por lo menos, el inicio de la campaña catalana y el intento de desvinculación máxima de Casado a la época de Mariano Rajoy, estrategia que se ha mostrado inservible.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios