lahoradigital.com
Pedro Sánchez reclama a Casado y a Arrimadas que rompan sus pactos territoriales con la ultraderecha
Ampliar
(Foto: Europa Press)

Pedro Sánchez reclama a Casado y a Arrimadas que rompan sus pactos territoriales con la ultraderecha

miércoles 17 de febrero de 2021, 13:14h

Tras las elecciones en Cataluña ha vuelto al Congreso de los Diputados la sesión de control al Gobierno. Tanto Pablo Casado, del PP; como Inés Arrimadas, de Ciudadanos, han lanzado sus ataques al Ejecutivo por las críticas del vicepresidente a la democracia española. Sánchez, sin embargo, ha llevado el debate a la difícil situación en la que quedan ambos partidos de la derecha española tras la debacle electoral de ambos. A Casado le ha dicho que debe optar por “hacer una oposición útil, moderada y con sentido de Estado” y abandonar el “camino de la perdición” que a su juicio le llevará a que la ultraderecha “se les coma”. El mismo mensaje vale para Arrimadas que ha preguntado al presidente del Gobierno sobre las palabras de Iglesias de las últimas semanas. “El populismo reaccionario de la ultraderecha divide a la sociedad española y desprestigia la calidad democrática. Pido a PP y a Ciudadanos que rompan sus pactos territoriales con la ultraderecha”, ha afirmado el dirigente socialista.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha sometido un miércoles más a la sesión de control al gobierno en el que los principales líderes de la oposición le han preguntado sobre las palabras del vicepresidente Iglesias sobre la normalidad democrática de nuestro país. Tras las elecciones autonómicas en Cataluña, donde PP y Ciudadanos han sido los grandes derrotados, el dirigente socialista ha querido poner el foco en los pactos que ambos partidos de la derecha española tienen con la ultraderecha y que está haciendo que Vox “se les esté comiendo”.

Para el jefe del Ejecutivo lo mejor que pueden hacer tanto Casado como Arrimadas es romper estos pactos, por ejemplo, en Andalucía, la Comunidad de Madrid, Murcia o el Ayuntamiento de Madrid, administraciones donde los votos del partido de Abascal mantienen a los populares en el poder. Sin embargo, esa circunstancia está pasando factura al PP ya que siguen a la deriva en cuanto se convoca a las urnas, con un crecimiento sostenido de la extrema derecha.

El secretario general de los socialistas y presidente de España ha recomendado a los populares que opten por hacer “una oposición útil, moderada y con sentido de Estado” y que abandonen de una vez por todas el “camino de la perdición” por el que transitan según se ha demostrado en los comicios catalanes.

El PP ha salido muy herido de estas elecciones, pero su análisis de los resultados se centra en que vivieron en una “tormenta perfecta” por culpa, según Pablo Casado, de la Fiscalía y de la utilización del PSOE de las instituciones al que culpan de que en plena campaña electoral su extesorero, Luis Bárcenas, haya vuelto a poner de plena actualidad los múltiples casos de corrupción que salpican a los populares. Sin embargo, ni una solo autocrítica sobre la pérdida de apoyo que el PP viene experimentando en los últimos años. Recordemos que Pablo Casado, desde que preside el PP, ha perdido más de media docena de elecciones y sólo tiene en su ‘haber’ el éxito electoral de Galicia, que todo el mundo achaca precisamente al buen hacer de Alberto Núñez Feijóo, a quien mucho ya miran como el ‘salvador’ de la derecha democrática y centrada en España.

El único movimiento visible de los populares tras los malos resultados ha sido su decisión de vender la sede nacional del partido en la calle Génova de Madrid, tras la investigación que se desarrolla en la Audiencia Nacional, precisamente, sobre el supuesto pago en dinero 'B' de la reforma del inmueble.

El partido de Arrimadas también ha sufrido un descalabro electoral, similar al que se produjo en la repetición de las elecciones generales de noviembre de 2019 cuando perdieron 47 escaños en el Congreso. Ahora, en el caso de Cataluña han pasado de tener 36 diputados a tan solo 6, una caída que pone en riesgo el futuro mismo de la formación, precisamente en el territorio donde nació el partido de la mano de Albert Rivera. No ha sido suficiente el cambio de posiciones políticas de Arrimadas tras el abandono de Rivera y siguen en caída libre.

Por estos motivos, el presidente del Gobierno ha recomendado a ambos líderes que dejen de estar “acomplejados” frente a la ultraderecha y comiencen a ofrecer a la ciudadanía un proyecto de país distinto al que propone Vox.

El presidente del PP y la presidenta de Ciudadanos tenían preparadas dos preguntas sobre la polémica que ha envuelto en las últimas semanas al vicepresidente del Ejecutivo, Pablo Iglesias, sobre la normalidad democrática en España. El líder de Podemos, en plena campaña electoral dijo en una entrevista televisiva que España mantenía en la cárcel a líderes de los principales partidos independentistas catalanes lo que no se podía considerar normal en una democracia. Se posicionó así en línea de las críticas que han provenido de Rusia donde comparan el caso del opositor Navalni con el de los dirigentes que protagonizaron el procés. Tras el revuelo, numerosos ministros del PSOE han dejado claro que la salud democrática española está fuera de discusión como muestran continuamente los ránkings internacionales que sitúan a nuestro país como una de las 20 democracias plenas del mundo.

En el Congreso de los Diputados Pablo Casado ha querido incidir en este tema y por eso ha aprovechado para pedir a Sánchez el cese del dirigente de Podemos y que “afee” sus “infamias” por cuestionar la normalidad democrática.

En una intervención posterior, el propio Iglesias ha contestado a Pablo Casado y le ha dicho de forma contundente que no se puede hablar de “normalidad” cuando la ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, queda absuelta por el caso del Máster falso de la URJC mientras se mete en la cárcel a un “rapero” por sus letras. Por tanto, prosigue Iglesias en su posición. Además, también se ha dirigido a Santiago Abascal y a Vox de los que ha dicho que no tienen ninguna “altura de Estado”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios