lahoradigital.com
La Fiscalía de Madrid investiga los mensajes antisemitas y nazis en la manifestación de la División Azul: “El judío es el culpable”
Ampliar
(Foto: Europa Press)

La Fiscalía de Madrid investiga los mensajes antisemitas y nazis en la manifestación de la División Azul: “El judío es el culpable”

martes 16 de febrero de 2021, 18:43h

La Fiscalía de Madrid ha abierto una investigación penal por la manifestación neonazi, neofascista y franquista celebrada el pasado sábado en memoria de la División Azul, las tropas españolas de Franco que lucharon bajo las órdenes de Hitler en la Segunda Guerra Mundial. Estas manifestaciones se celebran desde 2007 alrededor de un monumento en al Almudena que todavía existe en memoria de estas tropas y las asociaciones vecinales llevan desde entonces pidiendo que la prohíban. La Delegación del Gobierno de la Comunidad de Madrid pedía que se abriera este proceso, tras permitir la celebración de la misma manifestación, por mensajes de odio y vinculados al ejercicio de los Derechos Fundamentales y las Libertades Públicas. Entre estos mensajes, la comunidad judía a través de la Plataforma contra el Antisemitismo y el Movimiento contra la Intolerancia y la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) ha denunciado el proferido por la responsable de la Sección Femenina del partido Falange Española, I. P.: “Es nuestra suprema obligación luchar por España, luchar por Europa, ahora débil y liquidada por el enemigo. El enemigo siempre va a ser el mismo, aunque con distintas máscaras: el judío. […] El judío es el culpable y la División Azul luchó por ello”.

La Fiscalía de Madrid ha abierto una investigación penal contra la manifestación fascista y neonazi celebrada el pasado sábado en memoria de la División Azul que luchó en la Segunda Guerra Mundial bajo las órdenes de Hitler. 300 personas con símbolos nazis y neofascistas se concentraron alrededor de un monumento en el cementerio de la Almudena en recuerdo de los caídos en estas tropas en el 78 aniversario de Krasny Bor, batalla en el sitio de Leningrado con las tropas nazis. La Delegación del Gobierno de la Comunidad de Madrid instaba a la apertura de este proceso tras numerosos vídeos recogidos por la revista digital La Marea que recogían saludos nazis, cantos fascistas y declaraciones antisemitas como: “El judío es el culpable”. Este no fue el único mensaje nazi enviado en un encuentro cargado de negacionismo del coronavirus, simbología falangista y nazi, incluidos esvásticas que se utilizaron en honor de los caídos en la Segunda Guerra Mundial, y cantos fascistas.

La Delegación del Gobierno de la Comunidad de Madrid ve en estos hechos la existencia de delitos de odio y vinculados al ejercicio de los Derechos Fundamentales y las Libertades Públicas en una manifestación que ellos mismos aprobaron, según explican, porque no se iban a concentrar más de 200 personas. Se concentraron, finalmente, 300 neonazis, a pesar de que numerosas organizaciones vecinales exigen desde hace años que no permitan esta marcha que “desde 2007 organizan grupos neonazis de Madrid en homenaje a la División Azul y a los caídos por Europa”. Desde la Fiscalía han pedido a la Delegación toda la información sobre la convocatoria del acto “y, en su caso, sobre la autorización de dicha marcha/concentración/manifestación”, y declaran que se investigarán los hechos “conducentes a determinar, esclarecer y concretar los presuntos hechos delictivos”.

Desde el Gobierno regional han expresado “su máxima condena a los hechos” que ellos mismos permitieron tras numerosas denuncias de colectivos, entre ellos la Plataforma contra el Antisemitismo y el Movimiento contra la Intolerancia y la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE). La Fiscalía también ha pedido a la Brigada Provincial de Información que informe de cualquier lema, pancarta, reseñas de consignas, banderas exhibidas, incidencias, asistencia de grupos violentos o altercados, así como “cualquier otra actuación que pudiera ser constitutiva de delito”.

MENSAJES NAZIS Y ANTISEMITAS: “EL JUDÍO ES EL CULPABLE”

La marcha neonazi fue convocada por el colectivo Juventud Patriota y acudieron otros grupos nazis y fascistas como España2000 y La Falange, desfilando desde el metro Ascao hasta llegar al monumento que aún existe en el cementerio de la Almudena, con una pancarta que leía: “Honor y gloria a los caídos. Para un mundo sombrío, llevamos el sol. Para un cuelo vacío, llevamos a dios”. Una vez allí, la responsable de la Sección Femenina del partido Falange Española, I.P., realizó un discurso con un potente mensaje de odio nazi y antisemita mientras vestía los símbolos falangistas: “Es nuestra suprema obligación luchar por España, luchar por Europa, ahora débil y liquidada por el enemigo. El enemigo siempre va a ser el mismo, aunque con distintas máscaras: el judío. […] El judío es el culpable y la División Azul luchó por ello”.

Más tarde, en el resto de vídeos recogidos por La Marea, también intervino el abogado del ultraderechista Carlos García Juliá, coautor en los asesinatos de abogados en Atocha en 1977, Ignacio Menéndez. Su mensaje se centró en el negacionismo del coronavirus instando a los asistentes a saltarse todas las medidas de seguridad: “Hace falta que incumpláis el toque de queda, que os reunáis con vuestros familiares y amigos, que seáis más de seis como somos hoy aquí; y que os abracéis, y que cantéis y que viváis alegres. Porque el fascismo es alegría”. Las imágenes ya mostraban a gran parte de los asistentes sin mascarillas y sin guardar la distancia de seguridad.

El acto estuvo acompañado por un oficio religioso llevado a cabo por un sacerdote que también aprovechó para mandar un mensaje: “El marxismo, igual que ayer […] sigue intentando turbar la paz de nuestra sociedad, turbar la paz de los espíritus y, sobre todo, quitar al que es el príncipe de la paz, nuestro señor Jesucristo”. Después, se depositó una corona de flores en el monumento acompañado de una esvástica nazi y se cantaron himnos fascistas y nazis mientras los asistentes realizaban el saludo nazi. Entre estos cantos, una versión falangista de la canción rusa Katiusha, conocida como “Primavera”, que se convirtió en el himno de los soldados españoles que lucharon con las tropas nazis.

LA COMUNIDAD JUDÍA CALIFICA EL MENSAJE DE “REPUGNANTE”

La Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) enviaba por su parte su propia petición a la Fiscalía considerando “inadmisible que en un Estado de Derecho y una democracia plena queden impunes estas graves acusaciones” proferidas contra la comunidad judía. Recordaban que España se adhirió en julio del año pasado a la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto “que contempla como antisemitismo acusar a los judíos como colectivo de ser culpable de cualquier acontecimiento”.

Esta petición también ha sido elevada por la Plataforma contra el Antisemitismo y el Movimiento contra la Intolerancia que aseguran que actuarán “con todas las herramientas legales” a su alcance en un comunicado. Los colectivos vecinales, que llevan años pidiendo el fin de la marcha neonazi, también se han pronunciado: “Queremos denunciar el carácter xenófobo, racista, machista y homófobo de estas personas, asociaciones y colectivos que convocan. No entendemos como Delegación de Gobierno no ha hecho nada, un año más, para no permitir que se realice este desfile”.

La embajadora de Israel en España, Rodica Radian-Gordon, también se ha pronunciado a través de su cuenta de Twitter: “Las proclamas antisemitas proferidas en el homenaje en Madrid a la División Azul son repugnantes y no pueden tener cabida en una sociedad democrática. La educación y aprender la verdad sobre la historia es la vía para evitar que el pasado se repita”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios