lahoradigital.com
El precio de la luz continúa fluctuando con un desplome el domingo que alcanzó casi la cantidad mínima de 0 euros
Ampliar
(Foto: Iberdrola)

El precio de la luz continúa fluctuando con un desplome el domingo que alcanzó casi la cantidad mínima de 0 euros

martes 02 de febrero de 2021, 13:09h

Las eléctricas continúan con la corriente de fluctuaciones que han marcado el comienzo de 2021 y que ahora registran un desplome absoluto en el precio del megavatio por hora (MWh). La luz alcanzó este domingo el precio de 1’42 euros, lo que se tradujo en la factura en unos 3 céntimos por MWh, prácticamente alcanzando el precio suelo de 0 euros marcado en España. Hace menos de un mes se registraban unos datos opuestos con el precio máximo históricamente alcanzado por la luz en el país. Estos precios se daban durante la borrasca “Filomena” que marcó temperaturas mínimas nunca vistas con un aumento de la demanda y una falta de energías renovables que se tradujeron en una subida del 123% del precio en tan solo una semana. Ahora son estas energías renovables las que han provocado el desplome del 98’5% de los precios en tan solo tres semanas cuando la cifra ascendía a los 94’99 euros. La causante, una nueva borrasca apodada “Justine” que ha dejado fuertes vientos en toda la península permitiendo que la energía eólica, una de las más baratas, llegue a cubrir más del 50% de la demanda. Esto demuestra la necesidad marcada por el Gobierno en coalición de evolucionar hacía un modelo energético 100% renovable.

El precio de la luz continúa con las fluctuaciones que han marcado las eléctricas desde el comienzo del año. Si hace menos de un mes se informaba de máximos históricos, ahora el Operador del Mercado Ibérico de Electricidad (OMIE) ha notificado un desplome de los precios que ha rozado el mínimo de 0 euros marcado por el país. El sábado, el precio del megavatio por hora (MWh) descendía hasta los 4,19 euros y ayer se situó en los 1,42, lo que supone un desplome del 98,5 % en tan solo tres semanas cuando la cantidad se marcaba en los 94’99 euros. La razón, las condiciones climáticas con los fuertes vientos que han sido capaces de cubrir gran parte de la demanda.

Hace menos de un mes, el día 9 de enero, el precio de la luz alcanzaba su máximo histórico en plena ola de frío con el temporal Filomena de 121’14 euros el MWh. Ese notable incremento fue causado debido a un conjunto de sucesos que provocaron un efecto dominó que culminó en los precios desorbitantes. En el mismo momento que se registraban temperaturas mínimas históricas en el país y, por consiguiente, un aumento en la demanda, se produjo un anticiclón que redujo considerablemente el acceso a energías renovables, mucho más baratas. Las eléctricas tuvieron que recurrir a las reservas de gas, con un precio mucho más elevado y sin posibilidad de acceder a otras fuentes como el carbón que, unido a la subida de la demanda, causaron que los precios se triplicaran en tan solo una semana alcanzando un crecimiento del 123%.

Ahora, el causante de este desplome del precio son estas energías renovables que faltaron en el momento de la borrasca en España, en concreto, la energía eólica con los fuertes vientos registrados en las últimas semanas que han permitido que la demanda se cubra casi al completo con tan solo este recurso. La causante de este viento, otra borrasca apodada “Justine”, que ha conseguido cubrir más de un 50% de esta demanda con una energía eólica que se sitúa como una de las más baratas a la que se han unido el incremento de otras energías renovables como la hidráulica con el deshielo de la nieve de Filomena. Además, estas condiciones se dieron ayer domingo, cuando la demanda de electricidad es menor que el resto de la semana por la inactividad de las empresas. De esta forma se explica que ayer se rozara el precio mínimo o suelo que en España se sitúa en los 0 euros.

La media del precio de la luz comenzó este 2021 en los 42,51 euros, por lo que la caída total media es del 96,6 %. No obstante, ni los precios mínimos ni tampoco los máximos se reflejan de forma tan notable en las facturas finales de los consumidores. Estas fluctuaciones se ven reflejadas en las facturas de aquellos consumidores que tienen los contratos “indexados” al precio que, según el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), serían casi todos los usuarios domésticos. Aún así, las fluctuaciones solo afectan al 35% del precio final de la factura mientras que el resto del 100% lo forman factores que no se ven afectados por los comportamientos de mercado (peajes, cargos e impuestos).

De esta forma, el pasado 8 de enero se llegaron a pagar unos 18 céntimos por MWh que se tradujeron en, aproximadamente, una subida del 20% de la factura de la luz según Facua. Ayer de estos 18 céntimos se pasaron a los 3 situándose el tramo más bajo entre las 3 de la madrugada y las 9 de la mañana del domingo. Aquellos consumidores que tengan una tarifa fija no se habrán visto afectados en ningún momento por las fluctuaciones.

Este fenómeno confirma la necesidad de las pretensiones del Gobierno de apostar por unas eléctricas que se nutran al 100% de energías renovables, como ya declaró la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, cuando se disparó la polémica por la subida de los precios: “Si algo prueba lo que está pasando estos días, es que si queremos precios razonables y estables tenemos que ir hacia un sistema 100% de energías renovables, que son las que tienen costes operativos bajos”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios