lahoradigital.com
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, durante la visita del ministro a Valladolid el pasado mes de octubre.
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, durante la visita del ministro a Valladolid el pasado mes de octubre. (Foto: Europa Press)

El Gobierno recurre la decisión de Castilla y León de adelantar el toque de queda a las 20.00 horas

lunes 18 de enero de 2021, 17:56h

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha aprobado este viernes 15 de enero el acuerdo por el que se delimita el horario del toque de queda en todo el territorio de Castilla y León desde las 20.00 horas. Dicho acuerdo fue publicado este sábado en una edición extraordinaria del Boletín de Castilla y León y ha entrado en vigor el domingo. Ante esta decisión, el Gobierno central ha solicitado a la Abogacía General del Estado recurrir el acuerdo, ya que vulnera lo expuesto en el documento que regula el estado de alarma, que marca las 22.00 horas como horario mínimo para fijar la movilidad nocturna. Tras este suceso, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, se ha mostrado abierto a adelantar el horario del toque de queda fijado actualmente, aunque es una decisión que deberá “hablar con todo el mundo”. Otras comunidades autónomas, como Andalucía o Galicia, también se han mostrado partidarias a fijar el toque de queda por debajo del horario permitido, aunque finalmente no lo han realizado. Por su parte, la Junta de Andalucía ha anunciado nuevas medidas, entre las que destaca el permiso de saltarse la movilidad entre provincias para practicar esquí y caza mayor, “siempre que no se proceda de municipio con cierre perimetral”, ha publicado este sábado el Boletín Oficial de Andalucía (BOJA).

Ante el incremento imparable de contagios tras las fiestas navideñas, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha decidido aprobar este viernes 15 de enero el acuerdo por el que se fija desde las 20.00 horas el comienzo de la limitación de la libertad de circulación en horario nocturno, de aplicación en todo el territorio de la Comunidad de Castilla y León. Dicho acuerdo fue publicado en una edición extraordinaria del Boletín de Castilla y León este sábado y ha entrado en vigor el domingo.

Este hecho ha provocado que el Gobierno central recurra la decisión de la Junta de Castilla y León de establecer el toque de queda a las 20.00 horas, solicitando a la Abogacía General del Estado que interponga recurso contencioso-administrativo ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo contra el acuerdo 2/2001 rubricado por el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.

El Ejecutivo considera que la regulación contenida en el acuerdo vulnera el Real Decreto 926/2000, por el que el actual estado de alarma solo permite la limitación de la movilidad nocturna entre las 23:00 y las 6:00 horas, otorgando la posibilidad de que los presidentes autonómicos, como autoridades competentes delegadas, pudieran flexibilizarlo pero con ciertos límites: “que la hora de comienzo de la limitación prevista sea entre las 22.00 y las 00.00 horas y la hora de finalización de dicha limitación sea entre las 5.00 y las 7.00 horas”.

Al fijar la Junta de Castilla y León como hora de comienzo del toque de queda las 20.00 horas, el Gobierno asegura que el acuerdoinfringe nítidamente” la regulación mencionada.

Respuesta de la Junta

Tras la decisión del Gobierno, la Junta ha emitido un comunicado en el que establece que mantiene vigente el toque de queda “en tanto no quede sin efecto por los medios establecidos en la Ley. Asimismo, ha insistido a todo los ciudadanos de la autonomía reduzcan al máximo su movilidad y sus contactos para frenar la tercera ola.

En el escrito, el Ejecutivo de Castilla y León “lamenta que el Gobierno de España trate de obstaculizar con su recurso la acción de la Junta de Castilla y León, que tiene como único objetivo proteger la vida y la salud de las personas y reducir lo más posible el daño a la economía”.

A su vez, se reclama a Pedro Sánchez y Salvador Illa “instrumentos jurídicos seguros, si es que discute los existentes, que permitan a las comunidades actuar con rapidez para doblegar la curva de contagios y salvar vidas”.

Por su parte, Mañueco ha anunciado que seguirá “tomando medidas para proteger la vida y la salud de las personas” ante la gravedad del repunte de contagios.

Posibilidad de adelanto del toque de queda

Ante tal situación, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha dejado la puerta abierta a la posibilidad de adelantar el toque de queda fijado actualmente, al mismo tiempo que ha descartado el confinamiento domiciliario. “Si hay que revisar esta franja horaria, vamos a hacerlo hablando con todo el mundo”, ha afirmado.

Asimismo, Illa ha subrayado que el Ejecutivo “nunca se ha negado a escuchar y a valorar esta posibilidad”, pero que es necesario hacerlo con las máximas garantías jurídicas para no limitar derechos humanos. “El Gobierno de España siempre va a estar a favor de cualquier medida que sea eficaz para doblegar la tercera ola. Ahora bien, todas las medidas se tienen que adoptar con la adecuada cobertura legal”, ha explicado el ministro.

Nuevas medidas en Andalucía

Esta decisión adoptada por Castilla y León para frenar la tercera ola también fue sopesada por otras autonomías, como son Galicia o Andalucía, aunque finalmente decidieron no aplicarla al contravenir lo expuesto en el decreto que regula el estado de alarma.

Aun así, la Junta de Andalucía ha adoptado nuevas medidas en su territorio, entre las que resalta la publicada este sábado en el Boletín Oficial de Andalucía (BOJA) que permite la movilidad entre provincias en varias situaciones, entre las que se encuentra “la práctica de deportes de invierno de ocio sobre nieve o hielo, que se acreditará mediante la presentación del abono para utilizar los remontes -forfait- en una estación de esquí, previamente adquirido”, así como “para el desarrollo de actividades cinegéticas vinculadas al control de la sobreabundancia de especies cinegéticas que puedan causar daños a los ecosistemas, en los ciclos productivos de la agricultura y la ganadería y en la seguridad vial”.

Por lo tanto, en la comunidad autónoma estará permitido saltarse la movilidad entre provincias para practicar esquí y caza mayor, “siempre que no se proceda de municipio con cierre perimetral, tal y como se explica en el boletín oficial de la Junta.

Esta decisión del Gobierno andaluz, presidido por Juan Manuel Moreno Bonilla, ha sido criticada por muchos ciudadanos, así como por la secretaria de Política Municipal del PSOE de Andalucía, María Jesús Serrano, que la considera una “frivolidad”.

Por ello, Serrano ha exigido a Moreno “medidas realmente útiles para frenar la pandemia y ha recordado que en Andalucía hay 219 municipios que superan la tasa de 500 contagios por cada 100.000 habitantes, y 91 municipios que superan la tasa de 1.000 contagios por cada 100.000 habitantes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios