lahoradigital.com
La exministra de Sanidad y actual secretaria de Sanidad de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, María Luisa Carcedo , junto a Ángel Hernández (que ayudó a morir a su mujer, enferma de esclerosis múltiple) celebran, frente al Congreso de los Diputados, la aprobación de la ley que regula la eutanasia.
Ampliar
La exministra de Sanidad y actual secretaria de Sanidad de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, María Luisa Carcedo , junto a Ángel Hernández (que ayudó a morir a su mujer, enferma de esclerosis múltiple) celebran, frente al Congreso de los Diputados, la aprobación de la ley que regula la eutanasia. (Foto: Europa Press)

El Congreso aprueba por una amplia mayoría la Ley de Eutanasia con solo el voto en contra de las derechas del PP y Vox

jueves 17 de diciembre de 2020, 22:18h

España se convierte en el sexto país en legislar la eutanasia, sumando un derecho más que permite elegir cómo morir en casos determinados y bajo unas circunstancias estipuladas y controladas. El Pleno del Congreso ha aprobado la nueva legislación con una amplísima mayoría de 198 votos a favor llevando adelante la propuesta del Partido Socialista. Las derechas del PP, Vox y Unión del Pueblo Navarro han sido los únicos partidos que han votado en contra de la medida. Por su parte, Vox ha anunciado que recurrirá ante el Tribunal Constitucional la ley, que podría entrar en vigor a principios del próximo año.

El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves la ley de eutanasia. Por primera vez en la historia, España contará con una normativa para ejercer dicha práctica en pacientes que lo soliciten y que padezcan una “enfermedad grave e incurable, causantes de un sufrimiento intolerable”. La propuesta planteada por el PSOE ha sido secundada por el Pleno de la Cámara con el respaldo del 56% -198 votos a favor, 138 en contra y dos abstenciones-. Por su parte, y sin sorpresas, la derecha formada por PP, Vox y Unión del Pueblo Navarro han sido los únicos partidos que han votado en contra de la medida. A la espera de ser tramitada por el Senado en los próximos días, gracias a esta medida España se ha convertido en el sexto país del mundo – junto a Bélgica, Canadá, Holanda, Luxemburgo y Nueva Zelanda- que reconoce la eutanasia como un derecho.

Una “gran conquista social”, tal y como ha manifestado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que permitirá ser solicitada solo por mayores de edad, de nacionalidad española o con residencia o certificado de empadronamiento superior a 12 meses, siempre que se encuentren capacitados y conscientes en el momento de la solicitud. De esta manera, si el paciente solicitante está consciente, deberá de requerir hasta dos veces y por escrito -en documentos separados por 15 días- tal aplicación, evidenciando un no condicionamiento por “ninguna presión externa”. Se trata de una evolución “hacia una sociedad más humana y justa”, como ha asegurado el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Los partidos que han apoyado la ley coinciden en que tal propuesta supone una ampliación de los derechos sociales, y no una pérdida como insiste la derecha. El diputado del PP, José Ignacio Echániz, durante su intervención en el Pleno, ha querido contradecir las palabras de todos los partidarios calificando la medida como “suicidio asistido”. Por su parte, el mandatario de Vox, Santiago Abascal, - en su cuenta personal de Twitter- ha manifestado que se trata de “uno de los días más funestos de la democracia”, llegando a nombrar al Ejecutivo como el “gobierno de la muerte”, además de apoyar a los manifestantes congregados a la salida del Congreso. Se trata de una oposición ya conocida puesto que la derecha se opone sistematicamente a la adopción y conquista de nuevos derechos como sucedió con la ley del divorcio o la ley del aborto.

Ante estos descalificativos, representantes de Ciudadanos, Unidas Podemos y PNVInés Arrimadas, Rosa María Medel y Joseba Agirretxea, respectivamente- han querido dar replica a las provocaciones de la derecha. Medel, portavoz de UP en materia de Sanidad, ha evidenciado la falta de sensibilización y empatía de ambas formaciones, señalando que “no les importa la libertad personal” y que solo deseen imponer hasta “cómo deben de morir” los españoles. En la misma línea, Agirretxea ha apuntado la necesidad de gobernar “más allá del código ético de cada uno”, aceptando cualquier tipo de concepción “sobre la vida o muerte”.

Aunque se trate de un “modelo garantista”, pues cuenta con el respaldo de la mayoría sensata y responsable, como ha matizado Arrimadas, grupos como ERC, EH Bildu, BNG o CUP – que han votado a favor de la medida- insisten en debatir algunos aspectos de la norma que consideran “insuficiente”.

Pese a que su inminente entrada en vigor – en 2021- se estudiará en los próximos días por el Senado, Lourdes Monasterio, diputada de Vox, ha advertido que recurrirán tal “barbarie al Tribunal Constitucional”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios