lahoradigital.com
Lidia Falcón en la convocatoria del Partido Feminista en Madrid.
Ampliar
Lidia Falcón en la convocatoria del Partido Feminista en Madrid.

La histórica feminista Lidia Falcón planta cara a la ley Trans de Irene Montero y la llevan ante la fiscalía acusada de delito de odio

lunes 14 de diciembre de 2020, 18:43h

Tras toda una vida de militancia feminista, rompiendo moldes, sin pelos en la lengua, pagando con detenciones y cárcel, y abriendo el camino a muchas generaciones posteriores, la histórica Lidia Falcón, presidenta del Partido Femista, y con 84 años, responde ante la Fiscalía de un delito de Odio, del que le acusa nada menos que la comunidad Trans. Lidia, como la mayor parte de los colectivos feministas, están completamente en desacuerdo de la Ley Trans que se ha sacado de la manga, la ministra Irene Montero, y que va contra los derechos alcanzados por las mujeres durante décadas y el borrado de las mismas. Quizá porque en Igualdad y Feminismo, las principales leyes ya están hechas, y en lugar de aplicarse en desarrollarlas, la ministra de UP, necesitaba crear su propia ley, o poner su sello, o llamar la atención, con todo el movimiento feminista en contra, se ha empeñado en presentar el proyecto de Ley Trans, jurídicamente aberrante, según las asociaciones de mujeres feministas juristas. Falcón, así lo explicó en una entrevista a El Español, y ahora la comunidad Trans la acusa de un delito de Odio. Los colectivos feministas han protestado por esta grotesca situación.

Tras las dos denuncias presentadas por la Federación Plataforma Trans y la Direcció General d’ Igualtat del Departament de Treball, Afers Socials i Famílies de la Generalitat de Catalunya, por comisión de presunto delito de odio, la histórica feminista Lidia Falcón acudió este 14 de diciembre ante la Fiscalía, en Madrid, para responder de un delito de Odio. En una entrevista a El Español, el icono feminista de 84 años, pionera del movimiento en los tiempos más difíciles, reflejaba su contrariedad por la presetación de la Ley Trans -respecto a la autodeterminación de género-, propuesta por la reciente ministra de Igualdad, de la que Falcón ha dicho sin tapujos, "le han dado un cargo -nada menos que un ministerio- a una persona que ni ha estudiado ni sabe una palabra de feminismo". Tras la acusación por delito de odio, Falcón se ha visto respaldada por los colectivos feministas y por el movimiento que ella misma lidera desde hace décadas. Practicamente todos los grupos feministas, de cualquier sello generacional y político, le han brindado su solidaridad. Algunas representantes del Partido Feminista -del cual es presidenta- se han concentrado ante los juzgados de las diferentes ciudades de España.

Para las generaciones jóvenes que no conocen su activismo militante y feminista de tantos años, queda escrito en su biografía de la wikipedia, lo siguiente: Lidia Falcón O'Neill, nació en Madrid, un 13 de diciembre de 1935, se convirtió desde joven en política y escritora y es Licenciada en Derecho, Arte Dramático y Periodismo y doctora en Filosofía, se ha destacado por su defensa del feminismo, desde hace décadas, en España, especialmente durante la Transición. Fue militante del PSUC y sufrió persecución y torturas por sus ideas políticas durante la dictadura franquista. En 1976 creó el Colectivo Feminista de Barcelona, la revista Vindicación feminista y la editorial Ediciones de feminismo. En 1977 fundó la Organización Feminista Revolucionaria, a partir de la cual se creó el Partido Feminista de España. Desde 1979 dirige la revista Poder y libertad. De madre y abuelas artistas e intelectuales, a la vez que militantes, feministas y activistas, también encarceladas por sus ideas comunistas. Falcón rompe con el PSUC (Partido Socialista Unificado de Cataluña), cuando Santiago Carrillo da un giro hacia el eurocomunismo, algo que a la feminista, le pareció demasiado blando. Tras haber estado, como su abuela, en la cárcel por ir contra el régimen franquista, funda su propio partido feminista y pasa a ser Presidenta de la Sección de Derechos de la Mujer, de la Asociación Amigos de Naciones Unidas,fundada en Barcelona en el 1962 con el objetivo de defender los derechos humanos y de las mujeres.

Nunca se ha cortado a la hora de expresar en los medios el concepto que tiene de la actual ministra de Igualdad: “Montero ni ha estudiado, ni sabe, ni tiene experiencia, ni se ha batido el cobre como nosotras durante los años necesarios para tener un formación feminista”, al tiempo que ha lamentado que “cuando le hemos ofrecido nuestro consejo, nuestro comentario, nuestro debate, pues no lo quiere”. Y es que, la práctica totalidad del movimiento asociativo feminista, tienen la misma queja, ya que Montero se ha limitado a laminar todas las asociaciones, meter a un grupo de amigas, y hacer leyes completamente ajena a la Agenda Feminista, que es la que ha impulsado las leyes durante las últimas décadas. Es como si la ministra de Trabajo, hiciera leyes sin consultar ni con los sindicatos, ni con la patronal, claman las feministas.

La experimentada feminista y escritora, acudió ante la Fiscalía de Madrid -tras el traslado del expediente desde la Fiscalía de Cataluña, acusada de un posible delito de odio contra la comunidad trans. Una denuncia interpuesta por la Federación Plataforma Trans, concretamente por su representante Mar Cambrollé, en 2019, a raíz de una serie de comentarios que evidenciaban la oposición de Falcón ante la aprobación de la Ley Trans, propulsada por el Ministerio de Igualdad. Y es que el ministerio dirigido por la podemita Irene Montero defiende el derecho de autodeterminación de sexo de las personas, algo que desde el punto de vista de los propios grupos feministas y de las asociaciones de mujeres feministas juristas, pone en peligro lo que hoy se entiende por feminismo. Preocupada por el retroceso histórico que puede suponer su aprobación para las mujeres y los menores, Lidia Falcón que siempre habla sin pelos en la lengua, concedió una entrevista El Español y a diversos medios, en los que muestra su disconformidad con los enunciados de esta ley: “El género no existe, es un constructo lingüístico que sirve para clasificar cosas. (…) Cuando se le da esta interpretación, se borran las categorías: patriarcado, mujer, hombre y padre”, declaró Falcón.

Como es habitual en este tipo de conflictos, circulan las fake news interesadas negando que la feminista haya sido denunciada por libertad de expresión, algo que las feministas defienden.

La relación del colectivo LGTBI+ con casos de pedofilia y de violencia de género, y la enunciación de frases como “el sexo se forma en el mismo momento de la concepción” o “supongamos que un día yo descubro que quiero ser hombre, eso no me convierte en hombre”, podrían ser las justificaciones que incentivaron a tal denuncia por parte de la Plataforma Trans. Así lo ha notificado la propia Plataforma a través de su cuenta de Twitter, manifestando que “es un bulo que Lidia Falcón esté siendo investigada por la Fiscalía de Delitos de Odio por ideas contrarias a la Ley Trans, lo es por estigmatizar, humillar y atribuir conductas delictivas a las personas trans”. Por su parte, Falcón, como expone en su cuenta personal de Twitter, alega que solo hizo empleo de la libertad de expresión que afianza la Constitución, desconociendo cuáles son las causas o delitos que han generado tal citación en el día de hoy, 14 de diciembre.

En esta misma entrevista, publicada el pasado 29 de junio, Falcón pone en tela de juicio la actual definición de la izquierda y la “opción sexual” que esta otorga a través de la Ley Trans, asegurando que muchas de las actuaciones llevadas a cabo por esta corriente política, especialmente por Podemos, camuflan un negocio político-económico que perjudica gravemente “el seno del movimiento feminista”, como: "la maternidad subrogada, la celebración del Día del Orgullo Gay, las clínicas de operaciones de cambio de sexo, los psicólogos, vendedores de anabolizantes", etc.

Pese a que la demandada ignora cuáles son los motivos que han impulsado su comparecencia ante la justicia, el Partido Feminista -del cual es presidenta- ha convocado múltiples concentraciones ante la fiscalía o juzgados de algunas ciudades del país, como la producida esta mañana, a las 10.00 horas, en Madrid -Calle del Poeta Joan Maragall, 53-, bajo la insignia “No es odio, sino libertad de expresión”.

Campaña de apoyo a Lidia Falcón. Imagen recogida de @P_FeministaCAT (Twitter).
Ampliar
Campaña de apoyo a Lidia Falcón. Imagen recogida de @P_FeministaCAT (Twitter).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios