lahoradigital.com
Los alumnos españoles se sitúan los primeros en valores positivos escolares, pero también por debajo de la media europea en matemáticas y ciencias
(Foto: Europa Press)

Los alumnos españoles se sitúan los primeros en valores positivos escolares, pero también por debajo de la media europea en matemáticas y ciencias

miércoles 09 de diciembre de 2020, 14:12h

Así lo ha desvelado el nuevo informe Trends in International Mathematics and Science Study (TIMSS) de la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (IEA), que asegura que de los más de 9.500 estudiantes españoles examinados para llevar a cabo este estudio durante 2019, solo se efectuó una media de 502 puntos en matemáticas y 511 en ciencias, situándose España por debajo de las medias de la Unión Europea y de los países de la OCDE analizados. Sin embargo, en esta investigación se han destacado aspectos positivos de nuestro país como son el mayor nivel de equidad y el sentimiento de pertenencia al centro, además de mejores niveles de disciplina, así como de seguridad y orden.

El estudio TIMSS 2019 sobre los alumnos de 4º de primaria y su rendimiento educativo, realizado por la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo cada cuatro años, corrobora la estabilización en los resultados matemáticos tras el incremento de 23 puntos que se produjo entre 2011 y 2015. Con una media de 502 puntos, España baja tres respecto a 2015 y se sitúa a 11 de la media ponderada de la UE y a 25 del promedio de los países de la OCDE analizados en el informe. En el ámbito científico, la media obtenida por nuestros estudiantes ha sido de 511 puntos, a 15 puntos del promedio de la OCDE (526) y a tres de la media ponderada por la población de cada país de la UE (514). El rendimiento mejora seis puntos por encima de los resultados del 2011, pero bajan siete frente al 2015.

La muestra se compone de más de 58 países en la evaluación de 4º grado que pertenecen a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y a la Unión Europea (UE). Solo en España, han participado más de 9.500 alumnos de 500 centros de Educación Primaria, siendo referencia la Comunidad de Madrid. Entre las nuevas novedades de la edición 2019 y publicada el pasado martes, Asturias, Castilla y León, Cataluña y La Rioja y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla han ampliado la muestra para obtener datos representativos propios en el estudio.

Dentro del temario que contenía la prueba matemática, los mejores resultados de los estudiantes españoles se producen en dominio de números (506 puntos), seguido del dominio de datos (499) y, por último, el dominio de medidas y geometría (494). En cuanto a los dominios cognitivos, la mayor puntuación se logró en aplicación (506 puntos), seguido de conocimiento (499) y razonamiento (497). De los tres dominios de contenidos de ciencias, los estudiantes españoles obtienen los resultados más altos en ciencias de la tierra (518 puntos), seguido de ciencias de la vida (514) y ciencias físicas (503). En los dominios cognitivos evaluados en ciencias, el rendimiento más alto se obtiene en conocimiento (514 puntos), seguido de aplicación (511) y razonamiento (507).

Castilla y León es la que mejores resultados logra (535 puntos) seguida de Asturias (534), La Rioja (531) y Madrid (523). La comunidad con mayor bajada en ciencias ha sido esta última, que ha caído 16 puntos respecto a 2015 (de 539 a 523 en 2019), seguida de Castilla y León, que baja 11 puntos, de los 546 a los 535, aunque mantiene el primer puesto. Por sexo, la brecha de rendimiento en ciencias entre alumnos y alumnas tiende a reducirse en España, salvo en ciencias físicas, donde los alumnos obtienen de media ocho puntos más que las alumnas. En matemáticas, sin embargo, se observa un incremento de esta brecha, tanto en la OCDE (de cuatro puntos de diferencia a favor de los alumnos en 2015 a nueve en 2019) como en España (de 12 a 15 puntos).

La situación y todos los factores -personales y sociodemográficos- que son determinantes en el alumnado son muy llamativos, al igual que favorables. El nivel de formación y ocupación de todos esos padres, resulta ser menor en el caso de España que en el promedio de la OCDE y la media ponderada UE, lo cual apunta a un mayor nivel de equidad en el sistema educativo. Además, no se observan descompensaciones educativas de colegios en regiones rurales con respecto a las urbanas, de localidades más pobladas o menos pobladas, así como de alumnado nativo y no nativo una vez descontado el ISEC.

El estudio también contempla a los más pequeños y señala que la escolarización durante la etapa de 0 a 3 años podría favorecer en un futuro los resultados en matemáticas y en ciencias. Según las estadísticas aportadas por el INE 2019-2020, España dispone de 1.747.087 alumnos en educación infantil y 2.905.640 en educación primaria, entre centros públicos y privados. Nuestro país ha querido cooperar de forma técnica y a pesar de ciertos resultados que no sobresalen con respecto a otros países, muchos otros han ocupado la cima de otros aspectos presentados. También hay que reconocer el gran mérito de hacer sentir a sus alumnos pertenecientes al centro, con índices respectivamente de 10,4, 9,8 y 9,6. También, España presenta mejores niveles de disciplina (10,6), según directores y directoras de centros, que el promedio OCDE (9,9) y la media ponderada UE (9,8), así como de seguridad y orden, según los profesores de matemáticas (11,2 en España, 9,9 en la media OCDE y 10 en la media ponderada UE). Nuestros profesionales que demuestran su vocación día a día también resaltan. El profesorado presenta un mayor grado de satisfacción, siendo España el tercer país con mayor valor del índice (10,5), por encima del promedio de la OCDE (9,7) y de la UE (9,7).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios