lahoradigital.com
El Gobierno saca adelante sus primeros PGE con una amplia mayoría de 188 diputados y diputadas
Ampliar

El Gobierno saca adelante sus primeros PGE con una amplia mayoría de 188 diputados y diputadas

jueves 03 de diciembre de 2020, 12:34h

Este jueves el Congreso de los Diputados finaliza el trámite parlamentario de los Presupuestos Generales del Estado y el Gobierno de Pedro Sánchez podrá aprobar sus primeras cuentas públicas con una amplia mayoría de 188 diputados y el apoyo de nueve grupos parlamentarios distintos. Ahora, la Ley de Presupuestos llegará al Senado que realizará su trámite durante las dos próximas semanas.

El Pleno del Congreso se ha reunido a lo largo de esta semana para debatir y votar el dictamen de la Comisión de Presupuestos sobre el articulado y las secciones del Proyecto de Presupuestos Generales del Estado. En estas sesiones, los distintos ministros del Gobierno de coalición han ido presentando las partidas de sus correspondientes departamentos y los grupos parlamentarios, a su vez, han defendido las enmiendas al articulado y las secciones que quedaron ‘vivas’ tras el paso de la Comisión de Presupuestos.

Las votaciones de las más de 3.000 enmiendas que han llegado al Pleno se han realizado de forma telemática y han quedado aprobadas más de 70 enmiendas que suponen la modificación de alrededor de más de 250 millones de euros respecto al proyecto inicial presentado por el Ejecutivo. Tras la finalización de debate se realizan las votaciones al articulado, las secciones, las disposiciones adicionales, transitorias y finales. Y todas ellas deben recibir el apoyo de la mayoría simple de la Cámara baja, es decir, más votos a favor que en contra para continuar con su tramitación.

Pero el Gobierno llega a este punto con los apoyos atados y bien atados. Hasta nueve formaciones políticas apoyarán las cuentas públicas permitiendo al Ejecutivo tener un amplio respaldo a la Ley de las cuentas. El PNV, Eh-Bildu, PDeCAT, Más País, Compromís, Teruel Existe, Nueva Canarias y el Partido Regionalista de Cantabria. Y, obviamente, también contará con los escaños del Grupo Parlamentario Socialista y del de Unidas Podemos. Se quedarán fuera del acuerdo los principales partidos de la oposición, de la derecha, es decir, Partido Popular, Ciudadanos, la ultraderecha de Vox, Unión del Pueblo Navarro o Foro Asturias.

Durante la tramitación de los presupuestos, el proyecto ha sufrido varias modificaciones, algunas, contra el criterio del propio Gobierno ya que los Grupos parlamentarios que lo sustentan cuentan con 155 votos en el Congreso y la suma del resto de grupos les deja en minoría. Así ha ocurrido con algunas propuestas puntuales del ERC y Junts que han sido apoyadas por otras formaciones como el PP e incluso Vox y Ciudadanos. La portavoz popular de economía en el Congreso Elvira Rodríguez ha enmarcado el apoyo de los de Casado a cuestiones planteadas por los independentistas de ERC como algo normal ya que ha afirmado que su partido siempre está dispuesto a votar a favor por aquellas cuestiones que consideran de interés para la mayoría de los españoles. Aunque detrás de estos movimientos también estén los últimos intentos de la derecha de tratar que decaiga el proyecto de presupuestos que podría suceder si en alguna de las múltiples votaciones de cada sección del articulado el Gobierno pierde lo que provocaría la devolución de toda la ley.

De entre los cambios más importantes en los Presupuestos destacan, la limitación de la subida del IVA a los productos azucarados; el aumento de partidas para la Dependencia; la inclusión de partidas para desarrollar planes de recuperación de empleo industrial en zonas afectadas por el cierre de empresas; más fondos para la Educación Infantil, la Formación Profesional y el programa de refuerzo para Primaria y Secundaria; o un fondo para el transporte público municipal.

Antes de la inclusión de estas enmiendas, el Gobierno llegó a acuerdos con diferentes grupos para modificar ciertas cuestiones como la eliminación de la subida al Diésel, la congelación del sueldo de los miembros del Gobierno o la inclusión de un plan renove para la industria. Estos temas fueron acordados con el PNV y con otros grupos regionalistas como PRC o Teruel Existe.

Otro de los acuerdos con el PNV ha sido la venta al ayuntamiento de San Sebastián de los terrenos que ahora ocupan los cuarteles del Loyola, que serán ubicados en otra zona cercana, aún por determinar

Con Esquerra Republicana de Catalunya, el Gobierno ha pactado diferentes inversiones para Cataluña como 100 millones de euros para los ferrocarriles o la aprobación de una nueva moratoria de cotizaciones para autónomos y empresas que durará tres meses.

Por su parte, con Bildu se ha llegado a acuerdos también puntuales que harán que se sumen varias partidas a la Ley como una de 10 millones de euros de fondos europeos para proyectos de I+D+i relacionados con el Plan Tecnológico Aeronáutico; o tres millones de euros para re naturalizar las marismas de Motondo en Orio.

Con el PDeCAT, que se desliga de sus compañeros de Junts, se ha acordado cambios legales en la Ley de Universidades para que las Universidades puedan contratar profesores asociados en el caso de las titulaciones no presenciales.

Con Más País se han pactado inversiones territoriales sobre el cambio climático, gestión de residuos, etc.

Y con Nueva Canarias se pactó destinar 100 millones de euros para planes de carreteras y para inversiones para erradicar la pobreza infantil.

Incluso Ciudadanos ha visto aprobada una enmienda que insta al Gobierno a implantar una tarjeta sanitaria de ámbito nacional para facilitar el acceso a la Sanidad Pública de todos los ciudadanos independientemente si se encuentran en su Comunidad Autónoma de residencia o no.

El Partido Popular ha visto como todas sus enmiendas han sido rechazadas y la ultraderecha de Vox no ha participado en el trámite de enmiendas tras el rechazo de su enmienda a la totalidad.

TRAMITACIÓN EN EL SENADO

Tras pasar por la Cámara baja, ahora la Ley de Presupuestos pasa al Senado donde el trámite parlamentario tendrá una duración de 15 días tras aprobar la mesa de la Cámara alta el calendario acelerado del proceso. Los grupos parlamentarios podrán presentar enmiendas al articulado y las secciones y propuestas de veto. El debate y la votación de éstas últimas se realiza en el Pleno previo debate en la Comisión de Presupuestos.

En caso de que se produjera cualquier modificación el texto que llega del Congreso, o si se aprueba un veto, los PGE volverían al Congreso que decide si se mantienen las reformas y cambios o si se levanta el veto.

Según el calendario, el 29 de diciembre estará finalmente aprobada la ley de Presupuestos que quedará lista para entrar en vigor los primeros días de enero. Se da con esto por finalizada la época Montoro tras más de dos años con los últimos presupuestos elaborados por el Gobierno de Mariano Rajoy prorrogados. Y el Gobierno de coalición suma una importante victoria que le consolida en la legislatura ya que es seguro que tiene por delante tres años de cierta estabilidad. Si el próximo año, el Gobierno no pudiera aprobar unos nuevos PGE siempre podrá prorrogar éstos, aunque no es la idea que se maneja en Moncloa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios