lahoradigital.com
La OCDE augura una caída del PIB este año del 11,6% y sitúa la recuperación total en el 2023
Ampliar
(Foto: Europa Press)

La OCDE augura una caída del PIB este año del 11,6% y sitúa la recuperación total en el 2023

martes 01 de diciembre de 2020, 13:27h

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha publicado este martes 1 de diciembre sus perspectivas económicas mundiales y estima que España será uno de los países del mundo que más sufrirá las consecuencias de la pandemia. Su previsión de caída del PIB se sitúa en el -11,6% y prevé que para 2021 se alcance una subida del 5% y del 4% para el 2022, por lo que considera que nuestro país no llegará a la situación anterior a la pandemia hasta el año 2023. En su amplio informe, defiende que se debe mantener el actual enfoque flexible par adaptar las políticas a la evolución de la pandemia y ayudar a las empresas y los trabajadores con apoyo fiscal a los más afectados por la crisis.

Las “Perspectivas Económicas” de la OCDE para España publicadas este 1 de diciembre sitúan a nuestro país como uno de los más afectados tras la crisis provocada por la pandemia del coronavirus. Para este año, consideran que la caída de nuestro PIB será de un 11,6% y para el 2021 y 2022 espera un repunte del Producto Interior Bruto del 5% y 4% respectivamente. Por tanto, el organismo internacional considera que hasta el 2023 España no recuperará los niveles de riqueza en los que se situaba antes de la llegada del Coronavirus. Se trata de unas previsiones parecidas a las que maneja el Ejecutivo español que espera cerrar el año con una caída del 11,2%, aunque para los próximos años consideran que habrá un crecimiento mayor.

La actualización a la baja de las previsiones de la OCDE para España se debe a la llegada de una segunda ola del coronavirus que ha sido bastante negativa para nuestro país. La llegada de la vacuna contra la Covid-19 abre nuevas perspectivas, pero se apunta a que las continuas alteraciones sufridas por el turismo y los viajes lastrarán la recuperación de nuestra economía hasta que las vacunas de los diferentes laboratorios se desplieguen ampliamente.

En el informe, consideran que “La elevada incertidumbre y las adversas condiciones del mercado laboral incidirán negativamente en el consumo privado. A medida que la demanda externa se recupere gradualmente, las exportaciones contribuirán al crecimiento en 2021-2022. Se prevé que la tasa de desempleo siga siendo elevada”.

En cuanto a las políticas implantadas por el Gobierno, la OCDE defiende que se mantenga el enfoque actual caracterizado por la flexibilidad ante la evolución de la pandemia para ayudar a los trabajadores y las empresas más afectados. Valoran positivamente los programas de reducción temporal de empleo que consideran que servirá de ayuda a los sectores más afectados, aunque recuerdan que estas medidas deberán ir acompañadas de una mayor formación y de políticas activas de empleo más sólidas.

Sobre el Plan de Recuperación presentado por el presidente Pedro Sánchez hace varias semanas, la OCDE dice que deberán alcanzarse los objetivos de inversión verde y digital a través de reformas estructurales ambiciosas para impulsar la productividad, crear empleo y mejorar los resultados ambientales.

En el análisis de la economía española, la OCDE pone en valor la firme recuperación del tercer trimestre del 2020, que se situó en el 9,1%. Pero considera que el aumento de las infecciones desde finales del verano y la introducción por parte de otros países de cuarentenas limita la recuperación de los sectores relacionados con el turismo y eso lastrará definitivamente el cierre de este ejercicio. Hay que tener en cuenta que el número de turistas sufrió una caída del 65% en octubre. También se redujo la actividad del sector servicios debido a las nuevas restricciones y eso hará que el cuarto trimestre de la economía española no sea tan favorable.

Por eso se espera que haya una contracción en este cuarto trimestre. Para el futuro más inmediato, la recuperación, considera la OCDE, será gradual y no será hasta principios de 2023 cuando España recupere los índices pre-pandemia.

El informe cierra con unas recomendaciones y consideran los expertos de la OCDE que las políticas de apoyo a los afectados directamente por las nuevas medidas de contención deben continuar. Al mismo tiempo, se debe promover la capacitación de las personas que se encuentran en programas de reducción temporal de empleo para mejorar sus perspectivas de encontrar un nuevo empleo.

Perspectivas positivas a nivel mundial gracias a las vacunas

La OCDE considera que un despliegue más rápido de la vacuna y una mayor cooperación para su distribución aumentarían la confianza y reforzarían la recuperación. Las campañas de vacunación, las políticas de salud coordinadas y la ayuda financiera se prevé que aumenten el PIB global hasta un 4,2% en 2021, precisamente la misma caída que se espera para este año. Y la recuperación será más robusta si las vacunas de despliegan rápido.

La recuperación será mayor en los países asiáticos que han logrado controlar el virus, pero incluso a finales de 2021, muchas economías se habrán contraído con respecto a los niveles de 2019 previos a la pandemia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios