lahoradigital.com
El mantenimiento de los extintores: Una cuestión de seguridad
Ampliar

El mantenimiento de los extintores: Una cuestión de seguridad

miércoles 25 de noviembre de 2020, 18:06h

Estamos tan acostumbrados a verlos que ya pasan desapercibidos, pero suponen uno de los instrumentos más útiles para la prevención de los incendios y, por tanto, para mejorar la seguridad de cualquier instalación. Hablamos de los extintores, esas pequeñas bombonas portátiles rojas que en más de una ocasión han evitado un desastroso incendio o han contenido las llamas hasta que han llegado los bomberos.

La ley obliga su instalación en todos los lugares públicos, pero es muy aconsejable tenerlos incluso en casa o uno de menor tamaño en el coche También hay que realizar un mantenimiento de los mismos de manera obligatoria y por normativa como nos cuentan desde Extintores Presman, una empresa especializada en instalación y mantenimiento de extintores, todo ello para garantizar que los extintores se encuentran en perfecto estado cuando vayas a utilizarlos en caso de incendio.

El Real Decreto 513/2017 recoge el reglamento de instalaciones de protección contra incendios que incluye cuestiones sobre las obligaciones de las empresas mantenedoras, las características y tipos de extintores de incendio o las normas UNE que hay que cumplir.

En el caso del mantenimiento, la normativa UNE 23120 del año 2009 es la que actualmente regula todas las cuestiones relacionadas con ello.

Hay que tener en cuenta que la vida útil de un extintor es de 20 años, pero durante todo ese tiempo es fundamental que los equipos estén en perfecto estado. Un extintor que no funcione en una emergencia es lo peor que nos puede pasar ya que nos crea una falsa seguridad y un evidente peligro, por eso es indispensable que una empresa mantenedora se encargue de ello. Pero, además, la ley obliga a ello en determinados casos.

La normativa dice que hay que realizar una revisión trimestral que puede llevarla a cabo el personal de mantenimiento de la instalación o el mismo propietario. Se trata de una comprobación rutinaria de la accesibilidad, señalización, buen estado de conservación; de los seguros, los precintos e inscripciones; y de las partes mecánicas del aparato.

También es obligatorio una revisión anual que debe ser realizada por una empresa mantenedora. En esta ocasión se tiene que comprobar la carga del extintor, la comprobación de la presión, el estado de la manguera, la boquilla y la lanza. Una vez comprobado, se debe colocar en un lugar visible una etiqueta en la que se incluye el número de identificación, nombre, dirección y fecha en la que se ha realizado la operación. También se debe señalar la fecha en la que se hará la siguiente revisión. Además, la propia empresa mantenedora debe tener un registro en el que figuran los extintores y las operaciones realizadas en los mismos.

Por último, cada cinco años se lleva a cabo un retimbrado del dispositivo. Esta acción consiste en la comprobación de la resistencia mecánica y deberá realizarse en el taller.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios