lahoradigital.com
La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell.
Ampliar
La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell. (Foto: Europa Press)

Victoria Rosell: “Casi el 90% de la violencia sexual está oculta y las principales razones son la vergüenza, el miedo al agresor, a que no la crean o que era menor cuando se produjeron los hechos

miércoles 25 de noviembre de 2020, 14:38h

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, ha concedido este jueves una entrevista a El Diario con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, popularmente conocido como 25N. Rosell ha insistido en que “el Estado tiene la obligación de proteger no dependiendo solo de la denuncia” a las mujeres víctimas de maltrato. Tal y como establece, muchas veces las víctimas no denuncian por “vergüenza” o “miedo” o simplemente porque “no la crean” o porque “era menor”, y esto provoca que “los bulos sobre denuncias falsas estén contribuyendo al silencio de las víctimas y amparando a los agresores”. Asimismo, Rosell ha se ha remitido a la Macroencuesta de Violencia de Género realizada por el Ministerio de Igualdad en 2019, declarando que es “brutal” que “casi el 90% de la violencia sexual esté oculta” y piensa que es imprescindible formarse en la educación afectiva sexual, porque los menores se educan “con un porno cada vez más violento”.

La pandemia de coronavirus que ataca en todo el mundo no es la única pandemia con la que, desgraciadamente, se tiene que luchar. La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, ha realizado una entrevista para eldiario.es abordando la “pandemia estructural y sostenida” que es la violencia de género. En este 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la mujer, es imprescindible recordar a todas aquellas mujeres que estén siendo víctimas de maltrato que no están solas y que, tal y como declara Rosell, para frenar esta lacra “son importantes todas las medidas de prevención” y que todas las mujeres “puedan acceder a todos los recursos”.

41 mujeres han sido asesinadas este año a causa de la violencia de género y la mayoría de ellas no había interpuesto una denuncia contra su agresor. En este sentido, Rosell se remite a los datos presentados en la Macroencuesta de Violencia de Género realizada por el Ministerio de Igualdad en 2019 y manifiesta que es “brutal” que casi el 90% de la violencia sexual esté oculta” y que solo se denuncie el 11,1%, siendo solo el 8% por parte de la propia mujer. Según la delegada del Gobierno, muchos son los factores que intervienen a la hora de no proceder a denunciar como la vergüenza, el miedo al agresor, a que no la crean o que era menor cuando se produjeron los hechos”, de ahí que “los bulos de las denuncias falsas están contribuyendo a ese silencio, estén amparando a los agresores y encubriendo una violencia que está demostrada en la macroencuesta”.

Asimismo, Rosell quiere recordar a las víctimas que siempre van a contar con el resguardo del Estado. “El Estado tiene la obligación de proteger no dependiendo solo de la denuncia”, ha declarado, asegurando que tiene la obligación de ayudar con otros factores como “garantizar una alternativa habitacional segura, un Ingreso Mínimo Vital, los estudios a niños y niñas dependientes de una mujer víctima de machismo, ya que la denuncia “no es suficiente”.

La Ley Orgánica de Garantía de la Libertad Sexual ampara a todas las mujeres que sufren violencia por razón de género, independientemente de que su agresor sea alguien conocido o desconocido. Sin embargo, Rosell indica que “casi el 82% de las agresiones son cometidas por conocidos y casi un 21% por familiares, que la mayoría de las veces se producen en casa y que también se traducen en abusos sexuales infantiles.

Un estudio realizado en la UCM a adolescentes entre 14 y 18 años establece que casi el 25% piensa que su madre se encuentra en una relación de pareja con un hombre que ejerce violencia hacia ella, y más del 77% de los encuestados se consideran también víctimas directas de violencia de género. “Un maltratador no puede ser buen padre porque está transmitiendo unos valores de dominación a la mujer de desprecio y humillación que aunque no maltrate directamente a sus hijos son víctimas de violencia”, ha defendido Rosell.

Sin embargo, las personas más mayores también sufren esta violencia y estas mujeres lo tienen más complicado a la hora de denunciar, ya que “detectan menos violencia porque han sido educadas en el machismo y desigualdad, ha explicado la delegada. “Un estudio de 2019 de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género cifraba en 15 años el tiempo que tardaba una mujer con hijos mayores de 18 años en pedir ayuda por estar sufriendo violencia. Lo primero son sus hijos, el qué dirán, la vergüenza…”, ha recalcado Rosell, que establece que es imprescindible crear planes específicos para estas mujeres.

Este lunes 23 de noviembre, la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género participó en el acto 'Cómo combatir la violencia contra las mujeres y niñas con discapacidad’, que es uno de los principales sectores que más violencia sufre y más invisibilizada está. “Las mujeres y niñas con discapacidad sufren más violencia de género y tienen mayor prevalencia de la violencia tanto en la pareja como fuera de la pareja. Hay un factor de discriminación que se entrecruza” ha explicado la magistrada, que ha recordado la importancia del 016 que es accesible para aquellas mujeres con discapacidad en el habla y en la audición.

La violencia a las mujeres transexuales es una realidad, ya que sufren una gran desigualdad, tanto laboral como contra sus derechos humanos. “Las mujeres trans son mujeres y la violencia que se ejerce contra ellas es violencia contra las mujeres y necesitan recursos específicos atendiendo a su realidad”, ha explicado Rosell. Asimismo, ha aprovechado la ocasión para referirse a las mujeres migrantes que se encuentran en España: “debemos tener en cuenta las interseccionalidades, a las mujeres con discapacidad, a las mujeres migrantes, que están debajo soportado los cuidados y que algo parecido pasa con las mujeres trans”.

Por último, Rosell también ha querido hablar de las mujeres víctimas de trata y explotación sexual, estableciendo que “por primera vez se va a luchar contra la industria del proxenetismo, esto es una brecha que se abre en este sistema de explotación sexual y es muy importante”. Según la delegada del Gobierno, existe la Ley Integral contra la Trata, que también pena la tercería locativa que se enriquece de la explotación sexual ajena, que “es una hipocresía social con la que hay que terminar”.

En un cómputo a todo lo declarado, la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género entiende que es imprescindible actuar mucho antes y que lo más importante es “educar, porque cuando se abandona la educación afectivo sexual, los niños se educan con un porno cada vez más violento”.

Como conclusión, Victoria Rosell pide a todas las mujeres víctimas de cualquier tipo de maltrato que no tengan miedo y que sean conscientes de que tienenese apoyo social y de las instituciones”, además de poder “llamar al 016 o al 112 en caso de emergencia”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios