lahoradigital.com
El Gobierno redobla sus esfuerzos para atajar la crisis migratoria que sufre Canarias
Ampliar
(Foto: Europa Press)

El Gobierno redobla sus esfuerzos para atajar la crisis migratoria que sufre Canarias

Este viernes han viajado a Las Palmas los ministros José Luis Ábalos y José Luis Escrivá. Y el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska ha viajado a Marruecos

viernes 20 de noviembre de 2020, 14:34h

El Gobierno se ha movilizado al máximo para atajar la grave crisis migratoria que se vive en las Islas Canarias tras la llegada de miles de inmigrantes durante las últimas semanas lo que ha desbordado las infraestructuras y los planes destinados a la acogida de las personas que llegan a España y Europa desde el continente africano. El presidente Sánchez encargó a la vicepresidenta Carmen Calvo que coordinara la acción de varios ministerios para poner las medidas necesarias. Así, el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos; y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá han viajado este viernes a Canarias para abordar la crisis. Además, el ministro del Interior, Grande Maslaska, viaja a Marruecos para reunirse con su homólogo marroquí, Laftit.

Esta semana, la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, advertía en el Congreso de los Diputados que “¡Canarias es un polvorín, es un volcán!” ante la grave crisis migratoria que afecta a las islas que durante este año ha recibido a más de 17.000 inmigrantes procedentes de Marruecos, Senegal o Mauritania.

Este viernes, el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos; y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá han viajado a Gran Canarias para poner soluciones a esta crisis donde se reunirán con el presidente canario, Ángel Víctor Torres. El primero visitará el centro de Salvamento Marítimo y el nuevo edificio de Capitanía Marítima. El segundo, presentará el Plan Canarias con el que su departamento pretende hacer frente al repunte migratorio que afecta a esta frontera del sur de Europa.

El ministro Ábalos, que ha estado acompañado por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, y el delegado del Gobierno en la Comunidad, Anselmo Pestana, ha visitado también el nuevo edificio que aloja la Capitanía Marítima de Las Palmas.

Ábalos, que ha asegurado que el Gobierno ha autorizado la ampliación del cupo de gasto adjudicado a Salvamento Marítimo para reforzar los equipos y las tripulaciones que atienden los rescates de inmigrantes, ha señalado que esta medida va a permitir ampliar de 3 a 4 componentes las plantillas mínimas de seguridad fijadas por la normativa, en las embarcaciones que realizan los salvamentos.

El responsable del Departamento ha afirmado que con ello se aumenta la seguridad en las operaciones en el mar y ha querido destacar que se va a disminuir la carga de trabajo y la presión a la que se ven sometidos los tripulantes que atienden, en primera línea, este drama humanitario.

Además, el ministro ha recordado los peligros y dificultades a los que Salvamento Marítimo se enfrenta diariamente por la extraordinaria dimensión de la zona de rescate española y los graves riesgos que presenta por las condiciones del mar Atlántico que dificultan la maniobrabilidad de las naves.

Ábalos ha enumerado los medios con que cuenta Salvamento Marítimo en esta zona y han sido reforzados:

  • 2 helicópteros de salvamento.
  • 1 avión.
  • 2 remolcadores (uno de ellos, el Punta Salinas se encuentra en estos momentos en la varada reglamentaria).
  • 3 unidades tipo Guardamar (una con base habitual en el archipiélago y dos más que se han enviado para reforzar las labores de inmigración irregular).
  • 10 embarcaciones de intervención rápida o salvamar, de las cuales, las salvamares con más actividad en materia de inmigración se han reforzado con tripulantes adicionales.

Fernando Grande Marlaska viaja a Marruecos

Además, el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, viaja a Marruecos donde se reúne con un homólogo marroquí, el ministro Abdelouafi Lafti, para tratar la gestión de los flujos migratorios.

Grande-Marlaska ha trasladado al ministro del Interior marroquí la necesidad de incrementar la colaboración en los diferentes ámbitos de la política migratoria (control de los flujos, intercambio de información policial y operaciones contra las organizaciones criminales que trafican con personas, entre otros) especialmente en la ruta de la fachada atlántica hacia las Islas Canarias.

El ministro ha destacado y valorado en este sentido los buenos resultados alcanzados gracias a las políticas y las actuaciones conjuntas desarrolladas entre España y Marruecos durante el pasado año 2019, las cuales lograron revertir la tendencia creciente de llegadas en el año 2018 con un descenso del 50 por ciento (64.298 entradas en 2018 y 32.513 entradas en 2019). "Ese el camino a seguir reforzando en la actualidad para afrontar las llegadas a las Islas Canarias", ha señalado el ministro.

La reunión entre Grande-Marlaska y Abdelouafi Laftit ha incidido en dos de los elementos clave en la gestión de la política migratoria puesta en marcha por el Gobierno español desde junio 2018, y que fueron los pilares que permitieron revertir la tendencia de llegadas entre 2018 y 2019: la cooperación real con los países de origen y tránsito y la lucha efectiva contra las mafias que trafican con personas.

El ministro español ha mostrado a Laftit su agradecimiento por la disponibilidad para celebrar esta reunión, "especialmente teniendo en cuenta la actual situación de crisis derivada de la Covid", una pandemia que, ha señalado, también tiene una fuerte incidencia como factor en el aumento de las llegadas a las Islas Canarias.

"Persiste una fuerte presión migratoria en el Norte de África, soportada también por Marruecos, debido en gran medida a la grave situación de inestabilidad que atraviesan numerosos países del continente y los bajos índices de desarrollo que presentan, a lo que se añaden los efectos de la pandemia. Para gestionar esta presión migratoria, el trabajo conjunto y el apoyo mutuo entre España y Marruecos resultan imprescindibles", ha dicho Grande-Marlaska.

El Gobierno lleva meses trabajando, pero ante el empeoramiento de la situación ha redoblado sus esfuerzos para atajar una crisis que podría ir a más y convertirse en un problema aún mayor.

Esta semana, el ministro del Interior, tuvo que dar explicaciones en la cámara baja por la situación de más de 1.700 migrantes que llevaban días durmiendo a la intemperie en el muelle de Arguineguín, en la isla de Gran Canaria. La presión es tan alta que la policía debió facilitar este martes la salida de más de 200 personas del muelle a pesar de que no tenían dónde ir ni nadie que les atendiera. Los propios periodistas de medios canarios que cubrían la información debieron ser los que ayudaran a varios jóvenes inmigrantes que en muchos casos no superan los 20 años, para que pudieran llegar hasta las dependencias de la Cruz Roja. Y lo hicieron teniendo que soportar los gritos de vecinos del municipio que arremetían contra los chicos con graves insultos racistas.

El Ejecutivo trabaja para que no se produzcan hechos tan lamentables como estos y el Ejército está acondicionando el antiguo polvorín de Barranco Seco (Las Palmas de Gran Canaria) para acoger a los migrantes donde se les debe hacer la reseña policial y las pruebas PCR del coronavirus.

La crisis que se vive en estos días recuerda a la que ya se sufrió en las islas en el año 2006 con la llegada masiva de cayucos. En este 2020, golpeado por la Covid y que afecta a todos los ámbitos y a todos los países, la llegada de migrantes a canarias ha crecido más del 1000% y en los últimos días han llegado más de 2.700 inmigrantes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios