lahoradigital.com
Los líderes de la Unión Europea abordan una trascendental cumbre marcada por el veto de Hungría y Polonia
Ampliar
(Foto: Europa Press)

Los líderes de la Unión Europea abordan una trascendental cumbre marcada por el veto de Hungría y Polonia

jueves 19 de noviembre de 2020, 13:39h

Los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 países miembros de la Unión Europea se reúnen este jueves de manera telemática con la lucha contra la pandemia del coronavirus como principal orden del día. Pero también tratarán importantes cuestiones como el veto de Hungría y Polonia al presupuesto plurianual y el fondo de recuperación que se vincula al respeto del Estado de Derecho. Los gobiernos conservadores de ambos países a los que se les ha sumado el de Eslovenia, quieren reabrir los acuerdos cerrados el pasado mes de julio, algo que ha soliviantado al resto de socios, a la Comisión Europea y al Parlamento. España defenderá la validez de los acuerdos ya firmados y exigirá que no se dilate la llegada de los fondos necesarios para superar la crisis provocada por el Covid-19.

Los mandatarios europeos se reúnen este jueves de forma telemática en un encuentro que se prevé tenso y complicado por la decisión de los gobiernos de Hungría y Polonia de vetar la aprobación del presupuesto plurianual de la UE y el Fondo de Recuperación del coronavirus que precisan la unanimidad para seguir adelante. Por tanto, ambos países, con Ejecutivos conservadores de partidos que se incluyen en la familia popular europea y en la ultraconservadora de Vox, están poniendo en peligro el histórico acuerdo que cerraron todos los socios europeos el pasado mes de julio. El motivo es que todos estos fondos están supeditados a que aquellos países a los que llegará el dinero deben respetar el Estado de Derecho.

Fuentes comunitarias asumen ya que están ante una nueva crisis y que lo que han planteado ambos Estados no es más que un nuevo pulso a imagen de lo que ha hecho en otras ocasiones el Reino Unido con el Brexit. Desde la Comisión Europea se pide a todos los países responsabilidad ya que es prioritario para la Unión el desbloqueo de los fondos de recuperación de los que nuestro país podría recibir 140.000 millones. De hecho, en los Presupuestos Generales del Estado para el 2021, el Ejecutivo de Pedro Sánchez ya ha incluido una primera partida de 27.000 millones lo que ha convertido estas cuentas públicas en las más expansivas de la historia de la democracia española.

El vicepresidente económico de la Comisión, Valdis Dombrovskis ha manifestado que “necesitamos un rápido acuerdo con todos los elementos del paquete de recuperación de la UE de 1,82 billones para apoyar la economía real. La gente y las empresas están esperando, así que todas las partes deberían asumir sus responsabilidades para asegurar que terminamos el paquete de recuperación”.

En el seno de la Unión esperan a que Orban y Duda solo vayan “de farol” y que finalmente levante este incomprensible veto para el resto de socios europeos pues en Julio todo el acuerdo quedó cerrado. Pero ya se piensa en alternativas si este bloqueo se alarga mucho. Una de las opciones es adoptar un acuerdo intergubernamental como se hizo con el MEDE lo que dejaría fuera del reparto de los fondos a Hungría y Polonia. Pero tendría sus riesgos ya que en este caso serían los Estados los que debería emitir deuda.

Otra alternativa es que los países accedan a fondos del MEDE hasta que Polonia y Hungría, con el apoyo de Eslovaquia, levantaran el veto. Pero en este caso España y el resto de Estados solo tendrían la posibilidad de acceder a mecanismos de prestamos y no a los fondos aprobados que no habría que devolver.

El quid de la cuestión es que Hungría y Polonia llevan años socavando y jugando peligrosamente con los límites del Estado de Derecho en asuntos como la independencia judicial, los derechos de colectivos como el LGTBI, etc.

La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, pidió este jueves que se ponga en marcha cuanto antes el Fondo de Recuperación europeo y apostó por que los países europeos consideren la posibilidad que un mecanismo como éste se establezca de forma permanente para responder en el futuro a situaciones similares a las que estamos viviendo.

“Espero que sea implementado y desplegado rápidamente, de modo que las necesidades de muchos Estados miembros puedan ser abordadas como se acordó por el Consejo y fue aprobado por el Parlamento Europeo”, dijo Largarde.

Del mismo modo, los presidentes de los grupos parlamentarios de la Eurocámara también han pedido que el Consejo ratifique cuanto antes el Fondo de Recuperación ya que “los acuerdos están cerrados y no se pueden abrir. No se harán concesiones de nuestro lado”, admite Jaume Duch.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios