lahoradigital.com
El Gobierno aspira a mantener el amplio respaldo de los PGE que ha conseguido Mª Jesús Montero en la votación de enmiendas totales
Ampliar
(Foto: Europa Press)

El Gobierno aspira a mantener el amplio respaldo de los PGE que ha conseguido Mª Jesús Montero en la votación de enmiendas totales

viernes 13 de noviembre de 2020, 15:04h

El Ejecutivo ha logrado ‘pasar de pantalla’, esa que se le resistió la pasada legislatura y desencadenó el adelanto electoral. Y lo ha hecho con nota alta al aunar el voto de 198 escaños que dijeron ‘no’ a las enmiendas a la totalidad presentadas por PP, Vox, y dos formaciones del Grupo Plural y tres del Grupo Mixto. Ahora, el objetivo de Pedro Sánchez y los suyos es mantener intacto este apoyo durante la tramitación de las enmiendas parciales que se realizan en la comisión de presupuestos y, lo más complicado, llegar hasta el final del trámite parlamentario con este amplio respaldo. La clave está en la capacidad de los socialistas para romper los vetos cruzados que mantienen Ciudadanos y ERC y que son alentados por Unidas Podemos de manera incomprensible.

El proyecto de Ley de Presupuesto Generales del Estado ha superado su primer trámite parlamentario al rechazarse en el Pleno la devolución del texto elaborado por el Gobierno. Es el mismo trámite que no consiguió superar el primer gobierno de Pedro Sánchez para el 2019 lo que desembocó en el adelanto electoral de abril de ese año.

El arduo trabajo de la ministra de Hacienda, Mª Jesús Montero, ha dado ahora resultados y este jueves 198 diputados del Congreso han votada ‘no’ a la devolución de los Presupuestos Generales del Estado. Enfrente quedaron los diputados del PP y Vox y otras formaciones minoritarias que alcanzaron los 150 votos.

Toda la cúpula socialista lleva meses diciendo que en los momentos tan graves que estamos viviendo por culpa de la pandemia, estos presupuestos son indispensables, porque, hay que recordar, España lleva más de tres años con unas cuentas públicas prorrogadas que hasta su propio autor, el ex ministro Cristóbal Montoro, considera caducadas. Y quiere aprobar unos presupuestos con el mayor respaldo posible, lo que les lleva a tender la mano a todo el arco parlamentario, incluido el PP. Y por supuesto quiere contar con los votos de Ciudadanos, a pesar que su socio de Gobierno pelea de manera incomprensible por bloquear al partido naranja. Esa táctica del PSOE de aglutinar a todos choca, por ejemplo, cuando Bildu anuncia que apoyará el presupuesto porque numerosos sectores del PSOE consideran inadmisible que los independentistas vascos se pongan en la foto final. Pablo Iglesias, por el contrario, tiene como socios prioritarios no solo a Bildu sino también a ERC y así lo resalta cada vez que puede.

A pesar de que las formas son importantes, estamos en un tiempo en el que hay que priorizar el fondo. Y este es que España necesita ya unos presupuestos que sirvan para sacar al país de la crisis económica cuanto antes después del devastador paso del coronavirus que aún sigue condicionándolo todo. El presupuesto presentado por María Jesús Montero no tiene comparación posible con cualquier otro presupuesto ‘ordinario’ ya que hay que contar con los fondos europeos que este año ascienden a 27.000 millones y aún queda mucho dinero por llegar desde Bruselas. Por eso las cuentas públicas son especialmente expansivas y permiten desarrollar políticas centradas en los social. También son una oportunidad para que España aborde las reformas que nuestro sistema económico necesita.

La portavoz parlamentaria socialista, Adriana Lastra, dijo desde la tribuna del Congreso que “estos Presupuestos están pensados, diseñados, dialogados y pactados por partidos democráticos elegidos por los ciudadanos”. Y añadió que aunque al PP le parezca “mal” a ella le parece “la mejor expresión del parlamentarismo”.

“El problema vendrá si un día los demócratas dejamos de hablarnos con otros”, advirtió Lastra al PP y, singularmente, a su líder, Pablo Casado, al que dijo que si no entiende esto es que “no entiende el parlamentarismo ni el tiempo que nos ha tocado vivir”.

“Quizá eso explique que, de nuevo, se queden solos con los mismos calificativos, con los mismos excesos y con el mismo voto que Vox”, manifestó la portavoz socialista, quien detalló las bondades de estas cuentas para censurar que el PP vaya a votar en contra de lo que un proyecto que “pone en pie las vigas maestras del mañana”.

El largo camino del trámite parlamentario

Tras el primer paso, ahora el Gobierno se encamina a una tramitación que durará los próximos dos meses. El calendario de tramitación está ya fijado por la Mesa del Congreso y ahora la próxima fecha importante es el próximo 27 de noviembre. Superada la primera votación y cerrado el plazo de presentación de enmiendas al articulado y las secciones, el 17 de noviembre, se estudia la ponencia creada en la Comisión de Presupuesto que tiene hasta el 20 de noviembre para aprobar el informe y hasta el 27 para elaborar el dictamen.

Aprobado el dictamen de la Comisión, se produce un nuevo debate en el Pleno, los días 30 de noviembre a 3 de diciembre, en el que los ministros presentan sus partidas, y se debaten y votan las enmiendas al articulado y las secciones no incorporadas en las fases anteriores y que los grupos hayan pedido mantener vivas.

El debate y votación se realiza diferenciando el articulado del proyecto y cada una de sus secciones. Si todas reciben el respaldo de la mayoría simple, más votos a favor que en contra, el proyecto se remite al Senado.

En el Senado, el proyecto de Presupuestos sigue un procedimiento con una duración máxima de un mes, tal y como establece su propio Reglamento. Los grupos parlamentarios pueden presentar enmiendas al articulado y las secciones y propuestas de veto. El debate y votación de estas últimas se realizará en un Pleno previo al debate en Comisión de las enmiendas al articulado y las secciones.

En caso de que se produjera cualquier modificación en el texto remitido por la Cámara Baja, o si se aprueba un veto a los Presupuestos, éstos tendrían que volver al Pleno del Congreso, para que decida si mantiene o revoca los cambios o, en su caso, levanta el veto.

Si la Cámara Alta no incluye modificaciones, los Presupuestos Generales del Estado quedarían definitivamente aprobados, y listos para ser publicados en el Boletín Oficial del Estado y entrar en vigor.


Calendario de tramitación de los Presupuestos Generales del Estado para el año 2021

  1. Presentación: 28 de octubre.
  2. Publicación: 30 de octubre.
  3. Solicitud de comparecencias: hasta el 30 de octubre a las 14 horas.
  4. Plazo de presentación de enmiendas a la totalidad: hasta el 6 de noviembre a las 14 horas.
  5. Plazo de presentación de enmiendas al articulado: hasta el 17 de noviembre a las 14 horas.
  6. Celebración de comparecencias: del 4 al 6 de noviembre.
  7. Debate de totalidad: 11 y 12 de noviembre.
  8. Informe de la Ponencia: hasta el 20 de noviembre.
  9. Dictamen de la Comisión: hasta el 27 de noviembre.
  10. Aprobación por el Pleno del Dictamen de la Comisión: del 30 de noviembre al 3 de diciembre.

Adriana Lastra: “es el momento de estar a la altura y construir un país mejor para este nuevo tiempo”

Estos son unos presupuestos de país”, afirmó este jueves la portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, en el pleno que ha rechazado las enmiendas a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), que continúan por su tramitación.

Hoy, ante la peor crisis de nuestro siglo, no basta con pensar, discutir y hablar, ha llegado la hora de actuar”, dijo, apelando al PP y a Casado porque “es el momento de estar a la altura de la responsabilidad que cada uno tenemos en construir un país mejor para este nuevo tiempo”.

Lastra ha explicado que se trata de “los presupuestos más progresistas de la historia, porque nunca como ahora ha hecho falta un esfuerzo de reconstrucción social y económica como el que tenemos que poner en marcha”. “Los presupuestos con la mayor partida de la historia destinada a gasto social, porque es lo que hace falta”, subrayó, recordando que “el compromiso socialista con la justicia social es firme y es nuestra seña de identidad”.

Al respecto, defendió unos presupuestos “pensados, diseñados, negociados, dialogados y pactados por partidos democráticos”. “Hay que dar seguridad, esperanza y estabilidad a la gente”, dijo. “No se trata solo del PSOE, ni el Gobierno, es una mayoría de los partidos de esta cámara, es la Comisión Europea, es el Parlamento Europeo, son el Fondo Monetario Internacional y el banco Mundial quienes están diciendo que este no es el tiempo de esa receta de recortes que tanto le gusta a las derechas, y que aplican en cuanto pueden”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios