lahoradigital.com
El Gobierno prepara un plan de ayudas económicas y fiscales para un sector de la hostelería ahogado por la pandemia
Ampliar
(Foto: Europa Press)

El Gobierno prepara un plan de ayudas económicas y fiscales para un sector de la hostelería ahogado por la pandemia

jueves 12 de noviembre de 2020, 18:56h

Los trabajadores de bares, restaurantes y cafeterías protestan desde hace semanas por el cierre de los locales que afecta ya a varias Comunidades Autónomas con la llegada de la segunda ola del coronavirus. Galicia, Murcia, País Vasco, Navarra, Castilla y León, Cataluña y Asturias se han sumado a esta medida y la hostelería se ahoga. Desde la plataforma Juntos con la Hostelería reclamaban unas ayudas directas a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, de 8.500 millones de euros. Ahora, el Gobierno adelanta que ya se está trabajando en este paquete de ayudas que serán económicas y fiscales en las que colaboran Industria, Hacienda, Turismo y Comercio, Seguridad Social y Trabajo. Esta coordinación es difícil ya que hay que cuadrar cifras entre los departamentos que tienen distintos intereses, pero el diario El País adelanta que ya se han pasado las fases preliminares del proyecto y pronto se podría presentar un programa. Desde el Ejecutivo no descartan que sea necesario lanzar un primer paquete de ayudas próximamente para proporcionar un pequeño colchón para el sector. Entre estas medidas se encontraría: bonificaciones y exoneraciones en las cuotas a la Seguridad Social, una ampliación de la carencia y del plazo de amortización de los créditos ICO y se abrirán procesos para que se puedan renegociar los alquileres entre propietarios e inquilinos.

Las protestas en el sector de hostelería se han sucedido desde que varias Comunidades Autónomas anunciaran un nuevo cierre de bares y restaurantes como medida para frenar la segunda ola del coronavirus. La semana pasada este sector salió a las calles en Galicia, Astorga, el País Vasco, Navarra o La Rioja entre otras. En total son siete las comunidades que han incorporado esta medida a nivel regional de momento, Galicia, Murcia, País Vasco, Navarra, Castilla y León, Cataluña y Asturias.

Desde el sector exigían unas ayudas a través de la plataforma Juntos con la Hostelería de 8.500 millones de euros a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que lleguen de forma directa a las comunidades. Los impulsores, las patronales FIAB de la industria alimentaria y Aecoc de gran consumo pedían a la ministra que retomara la iniciativa que anunció el pasado 28 de octubre para crear un plan de ayudas con las comunidades.

Ante esta situación, el Gobierno ya ha adelantado que trabaja en un plan de ayudas para apoyar al sector de la hostelería, la restauración y las cafeterías. El ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital es el encargado de conducir este proyecto y coordinar a todos los actores implicados. El Gobierno quiere acelerar este proceso lo máximo posible pero la coordinación de los ministerios implicados lo complica. En concreto, Industria, Hacienda, Turismo y Comercio, Seguridad Social y Trabajo deben ponerse de acuerdo en cifras destinadas para cada departamento teniendo en cuenta la situación de crisis actual. No obstante, según ha informado El País, el ejecutivo ya dispondría de fuertes medidas económicas, fiscales y financieras y no descartan lanzar una primera parte de las ayudas en poco tiempo para dar un pequeño colchón a los sectores afectados.

Aun así, de momento no se pone fecha ni cifras exactas para la llegada de estos fondos. Adelanta El País que algunas medidas que se pondrán sobre la mesa ya están muy avanzadas. La Seguridad Social contará con bonificaciones y exoneraciones para sus cuotas, se ampliará el plazo de amortización de los créditos ICOA y se abrirán procesos para que se puedan renegociar los alquileres entre propietarios e inquilinos. Según estas fuentes el trabajo para desarrollar el plan de ayudas habría empezado en verano tras el anuncio de Reino Unido de imponer cuarentenas a todos aquellos que volvieran de pasar unas vacaciones en España, lo que supuso un golpe fatal para el sector. Fuentes del Ministerio de Industria y Comercio aseguran que ya se ha pasado la fase preliminar de preparativos y que la presentación de un programa definitivo está cerca.

La semana pasada el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ya adelantaba que se encontraban en un proceso de desarrollo de medidas y negociaciones y que las ayudas al sector podrían variar para cada comunidad. Aseguraba que, desde su departamento, harían todos los esfuerzos posibles para apoyar a la hostelería.

Por otro lado, Reyes Maroto respondía ayer finalmente al sector anunciando que convocará la semana que viene la conferencia prometida para turismo y comercio en la que se discutirán las medidas económicas y fiscales destinadas para ellos. Estarán presentes los Gobiernos regionales, los ayuntamientos y los representantes del sector, pero no se conocen más detalles del encuentro.

El presidente de Hostelería de España, José Luis Yzuel, reclamaba ayudas directas para el sector “como se hace en otros países europeos”. Existen otros modelos posibles, como la apuesta por planes y fondos con ayudas económicas directas y a fondo perdido, que ayudan a sobrevivir a sus industrias de hostelería y turismo, que están aplicando otros países de Europa, como Francia o Alemania”, explicaba. También hablaba de la posibilidad de combinar medidas de “contención de la pandemia con el desarrollo de las actividades económicas”, modelo que siguen Madrid y Baleares. Ante el anuncio de las posibles medidas que se presentaran tampoco se mostraba muy optimista: Solo con líneas de financiación no será suficiente porque los negocios están ya muy endeudados”.

Por ahora, si no se toman medidas de apoyo para la hostelería las previsiones para final de año son demoledoras para el sector. Se calcula que cerrarán un tercio de los establecimientos del país, unos 100.000 negocios, lo que a su vez supondría la pérdida de entre 900.000 y 1’1 millones de puestos de trabajo. De momento, la afiliación en la Seguridad Social ha descendido en 260.946 trabajadores y todavía se encuentran en ERTE 220.090 empleados. Precisamente los ERTE son otro de los temas principales de discusión. Entre las peticiones de Juntos con la Hostelería se encuentra la derogación de la clausula de los ERTE que no permiten despedir a un trabajador en los primeros seis meses después de la reactivación de la actividad. Todavía está por ver la eficacia de estas ayudas para el sector de la hostelería en la llegada de esta segunda ola de pandemia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios