lahoradigital.com
Ayuso echa un pulso a la Ley y al Gobierno jugando con la salud de los madrileños, 'Madrid no se cerrará si no es por días'
Ampliar
(Foto: Europa Press)

Ayuso echa un pulso a la Ley y al Gobierno jugando con la salud de los madrileños, "Madrid no se cerrará si no es por días"

La mayoría de CCAA, incluidas algunas del PP, se suman a cierres perimetrales mientras Ayuso se desdice de su acuerdo con las dos Castillas y juega con la vida de los madrileños.

jueves 29 de octubre de 2020, 16:38h

Ocho Comunidades, además de Ceuta y Cantabria, se suman a las restricciones perimetrales de movilidad que ya están en vigor en Navarra, La Rioja, País Vasco, Aragón y Asturias, Andalucía, la dos Castillas, Murcia, Cataluña y Valencia está a punto. Estas medidas se extenderían hasta el 9 de noviembre aunque se podrían prolongar si fuera necesario y entrarán en vigor este viernes. El principal objetivo es reducir la movilidad con la llegada del puente de todos los Santos y ante el imparable avance del coronavirus en España. Los casos han aumentado en un 71% en las últimas dos semanas y ya se alcanza la tasa de incidencia más alta en esta segunda ola de 452’63 positivos por 100.000 habitantes de media. Andalucía apuesta por un cierre de toda la región al que se suman los cierres de Granada, Sevilla y Jaén. Murcia va un paso más allá y restringe la movilidad dentro de la propia región confinando los 45 municipios que la forman. Las dos Castillas han establecido un cordón sanitario alrededor de Madrid ante la posición "irracional y a la contra" de Ayuso que solo ha conseguido aumentar la confusión entre los madrileños. Sin haberse leído el RDL del Estado de Alarma, impropio de una presidenta de CCAA, Ayuso ahora pide caprichosamente que se aplique el decreto durante los días que ella quiera. Alguien debería recordarle que el RDLey establece que las medidas deben durar un mínimo de siete días. Fernández Mañueco, presidente de Castilla y León, explicaba perplejo que le habían tenido que recordar a Ayuso esta condición que, al parecer, desconocía.

En las últimas 24 horas han sido cuatro las comunidades que se han sumado un cierre perimetral de sus fronteras ante el peligroso avance del coronavirus, y con ello son ya doce, las principales afectadas, las que lo han impuesto para este puente y hasta el 9 de noviembre. Castilla – La Mancha, Castilla y León, Murcia y Andalucía -tres de ellas gobernadas por el PP, discrepan de la posición de su jefe, Casado y de los caprichos de la presidenta madrileña, Ayuso- y se suman a las ya confinadas desde este martes, Navarra, País Vasco, La Rioja y Aragón, junto a Asturias y Cantabria, así como las ciudades independientes de Ceuta y Melilla, que pusieron en vigor sus restricciones esta semana. Lo que afecta a un total de 35 millones de españoles, de los 47 que tiene el Estado español.

La pandemia del coronavirus ha alcanzado su pico estos últimos días -de octubre- con un crecimiento imparable de los casos del 71% en las últimas dos semanas, y una tasa de incidencia de 452,63 positivos por 100.000 habitantes de media. Ceuta y Melilla han confirmado ya su confinamiento perimetral y está previsto que la Comunidad Valenciana anuncie a lo largo de la jornada de hoy nuevas medidas que podrían incluir estas restricciones. Los madrileños, mientras, continua en la más absoluta incertidumbre por caprichosas y contradictorias políticas de pandemia de Ayuso, que baraja pedir un confinamiento por días que se extienda durante la duración del puente de los Santos, lo que supondría cambiar las condiciones del Estado de Alarma. Los compañeros presidentes autonómicos del PP, ya no saben donde esconder la cara, cada vez que su homónima, la presidenta madrileña abre la boca. Especialmente por el desconocimiento brutal del funcionamiento legal del Estado de Derecho, que exime.

Las dos Castillas anunciaron ayer por la tarde sus restricciones de movilidad para evitar desplazamientos en el puente, lo que también supone un cierre perimetral de Madrid, que solo se podrá abandonar por Barajas. Según ellos, Ayuso pactó con ambas comunidades el cierre de las tres regiones tras una reunión en Ávila con sus representantes para después tomar la decisión contraria. Alfonso Fernández Mañueco, presidente de Castilla y León, y Emiliano García-Page, de Castilla – La Mancha, se mostraban perplejos por la situación, aunque la presidenta madrileña ya les adelantó que pediría a Pedro Sánchez el confinamiento por días, a pesar de que el día 9 de noviembre es la fiesta de la Almudena en la capital. “Nos ha dicho que le parecía bien cerrar el puente y, claro, le hemos recordado que el decreto de estado de alarma establecía un periodo mínimo de siete días naturales”, explicaba Fernández Mañueco para TVE y declaraba que, al parecer, Ayuso no conocía este apartado del estado de alarma.

Ademas Ayuso no duda un instante en poner en peligro la salud y la vida de los madrileños con tal de echar un pulso al Presidente del Gobierno. "Madrid no se cerrará si Sánchez no permite que la medida se pueda tomar por días", ha establecido Ayuso, aunque las Castillas han hecho un cordón sanitario que solo permite salir de la región en avión. Illa ya anunciaba que “las leyes no se hacen por carta” e incluso otros Gobiernos del PP han cambiado su discurso estos días y han optado por seguir las medidas recomendadas por el Ejecutivo central, como son los casos de la ya mencionada Castilla y León, Murcia y Andalucía.

El presidente de Andalucía, Juanma Moreno, decretaba ayer la entrada en vigor de las restricciones de movilidad a partir del viernes, así como el cierre de Granada, Jaén y Sevilla, que se encuentran en el nivel cuatro de estado de alerta. Los distritos sanitarios de Córdoba-Sur, La Vega de Málaga y Jerez-Costa Noroeste y Sierra de Cádiz también se someterán a estas medidas. Moreno se mostraba pesimista ante el avance de la pandemia que está cerca de alcanzar los 3.000 ingresos hospitalarios lo que, dentro de poco, podría suponer el colapso del sistema sanitario en la región. Andalucía tiene una incidencia más baja que otros municipios con una media de 395 casos por cada 100.000 habitantes en las dos últimas semanas, pero las hospitalizaciones han aumentado en 745 en tan solo siete días y casi 300 de estos pacientes se encuentran en la UCI. Esta decisión se suma a la suspensión de las clases presenciales en la Universidad de Granada y a las medidas tomadas por el estado de alarma, prohibidas las reuniones de más de seis personas no convivientes y un toque de queda nocturno de las 23 horas a las 6 horas. Estas medidas serán revisadas cada dos semanas junto al Gobierno central para evaluar la evolución de la incidencia y el efecto de las restricciones.

Por su parte, Murcia va un paso más allá del cierre perimetral de sus fronteras y también impide la movilidad entre sus 45 municipios. Su presidente, Fernando López Miras, explicaba que la región se encuentra en “un escenario nada deseable” y teme el colapso sanitario. Además, los municipios de Fortuna, Abanilla, Totana, Beniel, Bullas, Ceutí, Cieza, Lorquí, Torre Pacheco y Archena regresan a la Fase 1 de restricciones al haber superado los 500 casos por 100.000 habitantes. Mantiene, a su vez, las medidas del toque de queda y la reducción de reuniones entre no convivientes a un máximo de 6 personas.

EL CIERRE PERIMETRAL “ES UN ELEMENTO DE DISUASIÓN”

Expertos epidemiólogos dudan de la verdadera utilidad de las restricciones de movilidad ya que no reducen la expansión del virus dentro de los territorios confinados. “Los confinamientos perimetrales tratan de evitar movilidad entre zonas con la pretensión de bajar la transmisión del virus entre zonas que tienen una alta incidencia a otras más bajas. Son una medida más que trata de reducir los contactos sociales, pero no evita que en la zona confinada sigan creciendo los casos si no se reducen los contactos, por lo que es una medida muy controvertida y las pruebas de su eficacia son muy limitadas”, explicaba Carlos Arenas, de la Fundación Economía y Salud en unas declaraciones recogidas por El País. Javier Rey, analista de la Fundación Alternativas, opina que las medidas tienen un efecto de “control momentáneo” que sirven como “elemento de disuasión”.

Los especialistas coinciden en que la medida es útil para evitar el traslado del virus de una zona con alta incidencia a otra con pocos casos pero “obviamente, ha de ir acompañado de medidas de salud pública y sociales. Y ha de ser factible, afectando a áreas conocidas por la población y controlables (ciudades, municipios, comunidades) y no como en Madrid, que lo han puesto en zonas cuyos límites nadie conoce y cuyo control por la policía es imposible”, explicaba José Manuel Freyre, portavoz de Sanidad del PSOE en Madrid.

LAS MEDIDAS SE EXTENDERÁN HASTA EL 9 DE NOVIEMBRE

Las nuevas restricciones en las comunidades que se sumaron ayer al confinamiento perimetral se extenderán, por el momento, hasta el 9 de noviembre cumpliendo el plazo de siete días previsto en el Decreto del Estado de Alarma para este tipo de medidas. Se prevé que entren en vigor este viernes y serán estudiadas una vez finalizado el plazo establecido. Este cierre perimetral permite el movimiento dentro y fuera de las regiones siempre que sea un caso justificado o de fuerza mayor, como acudir al trabajo o a las clases o desplazarse a un centro de salud.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios