lahoradigital.com
Ilustración de la Luna representando el agua atrapada en el suelo lunar.
Ampliar
Ilustración de la Luna representando el agua atrapada en el suelo lunar. (Foto: Europa Press)

La NASA confirma la existencia de agua en la superficie iluminada de la Luna

martes 27 de octubre de 2020, 15:00h

La agencia espacial norteamericana ha confirmado la existencia de moléculas de agua en la superficie de la Luna iluminada por el Sol. La presencia de este elemento ha sido descubierta en el cráter Clavius, ubicado en el hemisferio sur del satélite, gracias al telescopio SOFIA que hay a bordo del Boeing 747 enviado a la Luna. A su vez, este hallazgo ha confirmado que la cantidad de agua existente es más que suficiente para abastecer a las colonias humanas que durante los próximos años realicen misiones al satélite.

Desde hace años se piensa que hay agua en la Luna y esta vez, se ha confirmado. La NASA ha anunciado este lunes la existencia de moléculas de agua en el satélite de la Tierra. Un total de dos artículos publicados en la revista Nature Astronomy confirman este hecho, indicando la detección de moléculas de este líquido de forma inequívoca, además de la existencia de pequeñas áreas en la Luna donde el agua podría estar atrapada de manera estable. Este descubrimiento podría servir de gran ayuda para los humanos que protagonicen futuras misiones al satélite.

Sin embargo, la noticia no deja a todo el mundo sorprendido. La agencia espacial norteamericana redactó la semana pasada un comunicado en el que estableció que anunciaría “un nuevo y emocionante descubrimiento” sobre la Luna. Este comunicado no daba muchas pistas sobre el hallazgo, pero quiso mencionar al programa Artemisa, con el que la NASA quiere volver a viajar a la Luna en el año 2024.

El agua ha sido descubierta gracias al observatorio aerotransportado SOFIA, que detectó las moléculas en el hemisferio sur de la Luna, concretamente en el cráter Clavius, uno de los cráteres más grandes y visibles desde la Tierra. Los datos recogidos por el telescopio revelan la existencia de agua en concentraciones de 100 a 412 partes por millón, lo que es equivalente a una botella de agua de un tercio de litro, atrapada en un metro cúbico de suelo de la superficie lunar.

En uno de los estudios de Nature Astronomy, Casey Honniball, del Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la Nasa, ha analizado junto a su equipo la ubicación del agua en el cráter Clavius, llegando a la conclusión de que no está en grandes superficies de hielo puro, sino en pequeños depósitos acumulados entre la tierra del satélite o atrapados en cristales producidos por pequeños impactos de asteroides. El equipo cree que dichas moléculas de agua se formaron al impactar pequeños meteoritos y reaccionar con el OH para formar el agua. Las moléculas estarían atrapadas en esos cristales y para sacarlas habría que fundirlos, establece el estudio.

La sonda Chandrayaan-1 ya detectó hielo de agua en los polos lunares en zonas no iluminadas por el Sol. Ahora presentamos pruebas concluyentes de que hay moléculas de agua también en las zonas iluminadas”, ha explicado Casey Honniball, coautora del estudio.

El agua en “trampas frías

El segundo de los estudios, publicado también en la misma revista por Paul Hayne y su equipo de colaboradores de la Universidad de Colorado, hace referencia a las llamadas trampas frías”, lugares en sombra permanente a los que no llega la luz del sol. En ellos, la temperatura es inferior a 163 grados bajo cero e incluso, en algunas zonas, se llega a los 243 grados bajo cero, según ha informado Paul Hayne. “En estos depósitos el agua helada se comporta como una roca y permanece estable durante miles de millones de años”, ha explicado.

Los datos obtenidos a través de la sonda lunar LRO de la NASA, establecen cuantas “trampas frías” hay en la Luna. Para averiguarlo, no solo se ha fijado en los depósitos grandes, sino también en los pequeños. Los datos determinan que la superficie de estas trampas frías es de unos 40.000 kilómetros cuadrados. De ellos, los más habituales son de apenas unos centímetros, ubicados en torno a los dos polos de la Luna. “No sabemos cuánto grosor tiene el hielo en estos depósitos, pero si hacemos una estimación razonable vemos que solo las micro-trampas albergarían unos 1.000 millones de litros de agua”, ha establecido Hayne.

A su vez, el científico ha resaltado que el agua es exactamente igual a la de la Tierra y por lo tanto, también puede beberse. Sin embargo, antes debería pasar por un proceso de filtrado, ya que puede contener restos de mercurio y otros contaminantes. “Serían necesarias nuevas tecnologías para extraer esta agua. Podemos pensar en tractores robóticos que aren la superficie y extraigan el agua de los pequeños depósitos. Esto es algo muy distinto que tener que extraer el hielo de grandes cráteres en sombra perpetua y a kilómetros de profundidad”, ha comentado.

Próxima misión en 2024

La NASA ha comunicado que quiere enviar de nuevo astronautas al satélite lunar en una misión prevista para 2024. El hallazgo comunicado ayer fue de vital importancia, por lo que la agencia espacial espera poder tener para ese año diseños óptimos de futuras bases lunares con grandes paneles solares, que permitan iluminar el interior de los cráteres en sombra y extraer el agua acumulada en ellos.

Por su parte, el coordinador de exploración humana y robótica de la Agencia Espacial Europea, Didier Schmitt, cree que el descubrimiento son “muy buenas noticias”. Sin embargo, también pide paciencia, pues ha comentado que “aún quedan muchos pasos intermedios que dar antes de poder siquiera comenzar a poner estos planes en marcha”.

La Agencia Espacial Europea colabora con la NASA y otros países con el objetivo de construir una estación espacial en la Luna y poder establecer bases permanentes en su superficie. “En teoría el oxígeno y el hidrógeno que contiene el agua se pueden separar para fabricar combustible para cohetes con los que se podría viajar de la Luna a Marte”, ha declarado el coordinador.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios