lahoradigital.com
El director regional de la OMS para Europa, Hans Kluge.
Ampliar
El director regional de la OMS para Europa, Hans Kluge. (Foto: EFE)

Europa ha pasado de seis a siete millones de contagiados en sólo 10 días, la OMS advierte que si no se toman medidas drásticas, enero será un infierno de muertes

El organismo internacional ha reconocido, no obstante, que en esta segunda oleada, se detectan el triple de casos y hay hasta cinco veces menos muertes pero esta situación cambiará si no se toman medidas duras.

viernes 16 de octubre de 2020, 15:13h

La organización mundial de la Salud, OMS, ha advertido al continente europeo de que bajar la guardia contra la transmisión de coronavirus puede generar que en enero se produzcan entre cuatro y cinco veces más muertes que en el mes de abril. En este sentido, el número de casos diarios y la presión hospitalaria han aumentado, en todos los países europeos, y la Covid-19 se ha convertido en la quinta causa principal de muertes.

El director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa, Hans Henri P. Kluge, ha comentado que Europa registra la mayor incidencia semanal de casos de coronavirus desde el inicio de la pandemia, con casi 700.000 notificados. “Los casos confirmados ahora han superado los siete millones, pasando de seis a siete millones de casos en solo 10 días. Durante el fin de semana, se alcanzaron nuevos récord con totales diarios que superaron los 120.000 casos por primera vez, tanto el 9 como el 10 de octubre”, ha detallado Kluge.

Estos datos han generado que la OMS se ponga en alerta y avise a los distintos países europeos de que la relajación de medidas en la segunda ola de la pandemia de coronavirus puede generar que en enero haya entre cuatro y cinco veces más muertes que en los meses de marzo y abril.

Siguiendo esta línea, Kluge ha reconocido que la situación es diferente a la que se registró en la primera ola, ya que se detectan el doble o el triple de casos y hay hasta cinco veces menos muertes. Sin embargo, ha insistido en que el “virus no ha cambiado”, ni se ha vuelto “más o menos peligroso”.

A su vez, el dirigente de la OMS para Europa ha querido recordar que no solo está aumentando el número de casos diarios, sino también la presión hospitalaria y que la Covid-19 ya se ha convertido en la quinta causa principal de muertes, alcanzando una cifra de 1.000 fallecidos al día. Por lo tanto, asegura que las proyecciones venideras “no son optimistas”.

El rebote de la curva epidemiológica es mucho mayor, pero la pendiente es menor y menos fatal por ahora, si bien tiene el potencial de empeorar drásticamente si la enfermedad se propaga de nuevo a cohortes de mayor edad después de tener más contactos sociales en interiores”, ha señalado Kluge.

Reforzar las medidas contra la pandemia

El director regional de la OMS para Europa ha establecido que es imprescindible endurecer las medidas en muchos países de Europa, ya que la pandemia no revertirá su curso por sí sola. “Son respuestas adecuadas y necesarias a lo que nos dicen los datos: la transmisión y las fuentes de contaminación ocurren en los hogares y lugares públicos cerrados, y dentro de las comunidades que no cumplen con las medidas de autoprotección”, ha comentado.

En este sentido, es absolutamente necesario el uso de mascarillas, el distanciamiento social y los controles estrictos en las reuniones sociales, ya que si se cumple con dichas normas se puede llegar a salvar hasta 281.000 vidas en los 53 estados miembros de la Región Europea de la OMS, antes del próximo 1 de febrero de 2021.

Rechazo a un confinamiento similar al de marzo

Por otro lado, el mandatorio rechaza la implantación de un confinamiento similar al de los meses de marzo y abril, aconsejando a los países europeos la implantación de las medidas restrictivas de forma “gradual y limitada”.

En sintonía con la toma de medidas para frenar la pandemia, Kluge ha pedido a Europa que se cuide la salud mental de la ciudadanía, se mantengan los servicios sociales en funcionamiento, se cuiden a los profesionales sanitarios y se abran las escuelas, entre otras medidas.

Para que la incidencia de casos disminuya, es necesario que los individuos se conciencien sobre la gravedad de la situación y se comprometan a cumplir las normas, a pesar de los daños colaterales a la salud y a la economía que pueda traer consigo la pandemia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios