lahoradigital.com
El ministro de Sanidad, Salvador Illa.
Ampliar
El ministro de Sanidad, Salvador Illa. (Foto: Europa Press)

Sanidad propone un nuevo plan para frenar la pandemia con cuatro niveles de alerta que fijan las medidas a implantar en las autonomías

viernes 16 de octubre de 2020, 13:47h

El Ministerio de Sanidad plantea una reforma del sistema de alerta temprana y control de la pandemia que presentó en julio, para ahora establecer cuatro niveles de alerta con unas medidas mínimas para coordinar las restricciones frente a la Covid-19 en las distintas comunidades autónomas, adaptables según la situación y el contexto de cada región.

El Ministerio de Sanidad quiere completar el Plan de Respuesta Temprana que presentó justo hace tres meses, el 16 de julio, a través de una Acción Coordinada con las comunidades, la misma fórmula que utilizaron para cerrar el ocio nocturno y prohibir fumar en la vía pública sin distancia. Este plan de “Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de la Covid-19” establece cuatro niveles de alerta (extremo, alto, medio y bajo) en base a un conjunto de indicadores epidemiológicos y de capacidad asistencial para hacer frente a la segunda ola del coronavirus.

Este documento será debatido por parte de todas las regiones en la Comisión de Salud, y deberá ser aprobado la próxima semana en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. A través de este plan, Sanidad quiere establecer umbrales de incidencia comunes a partir de los cuales las diferentes regiones españolas tendrán que tomar medidas que afecten a las reuniones, hostelería, transporte, comercios, restricción de la movilidad, etcétera, asociadas a cuatro escenarios distintos. El plan propuesto en julio incluía los niveles de alerta, pero sin indicadores numéricos sobre los que basarse.

En esta evaluación, se tendrían en cuenta los indicadores relativos a la situación epidemiológica, la capacidad asistencial y la capacidad de salud pública, las características y vulnerabilidad de la población susceptible expuesta y la posibilidad de adoptar medidas de prevención y control.

De esta manera, la máxima alerta se alcanzaría con un número de contagios de 250 casos por cada 100.000 habitantes, junto con la suma del resto de parámetros, una situación en la que se encuentran a día de hoy Aragón, Castilla y León, Madrid, La Rioja y Navarra, además de Ceuta y Melilla. Este nivel podría implicar la limitación de la movilidad de las personas, cierres perimetrales u otras restricciones del movimiento.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha explicado en rueda de prensa que el documento con criterios homogéneos servirá de guía para “no pasar por alto situaciones que podrían suponer un riesgo” y plantea medidas en consecuencia, dejando “margen de actuación a las comunidades autónomas”.

Indicadores para la valoración del riesgo

Los indicadores de riesgo se dividen en dos bloques y en cuatro niveles de gravedad. En el primer bloque incluye la incidencia acumulada en 14 y en 7 días, la incidencia acumulada de personas mayores de 65 años en 14 días, la positividad global de las pruebas diagnósticas por semana y el porcentaje de casos con trazabilidad. El segundo bloque, por su parte, recoge la ocupación de camas de hospitalización por la Covid-19 y la ocupación de camas UCI por casos de coronavirus.

En los territorios pequeños de menos de 5.000 habitantes, aparte de estos indicadores generales, también se tendrán en cuenta el número, la tendencia y la velocidad de cambio de los casos diagnosticados en los últimos 7 y 14 días, la proporción de casos nuevos asociados a brotes, la tasa de ataque secundaria, la existencia de puntos calientes, la afectación de residencias socio-sanitarias, etcétera.

De todas maneras, Sanidad ha querido puntualizar en el documento que “siempre se hará una valoración individualizada de la situación de la comunidad autónoma y se tendrán en cuenta otros posibles indicadores, incluidos los cualitativos”.

Una vez se analicen los distintos indicadores, se fijarán cuatro niveles de alerta para considerar si la situación está siendo extrema, alta, media o baja en las comunidades. El nivel 1 o bajo se dará cuando al menos dos indicadores del bloque de situación epidemiológica y uno del bloque de capacidad asistencial estén en nivel bajo y el resto de indicadores en nivel de nueva normalidad. El nivel 2 o medio se producirá cuando al menos dos indicadores del bloque epidemiológico y uno del bloque asistencial estén en nivel medio y el resto de indicadores en un nivel inferior. El nivel 3 o alto se ejecutará cuando al menos dos indicadores del bloque epidemiológico y uno del bloque asistencial estén en nivel alto y el del resto de indicadores en un nivel inferior. Por último, el nivel 4 o extremo, se fijará cuando al menos dos indicadores del bloque epidemiológico y uno del bloque asistencial estén en nivel muy alto y el resto de indicadores en un nivel inferior.

Cuatro niveles de alerta

-Nivel 4 o de alerta extrema. En el nivel de riesgo extremo se encuentran las comunidades con una incidencia acumulada de más de 250 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días y de 125 en los últimos 7 días. En el caso de población de más de 65 años, la incidencia acumulada registrada sería mayor de 150 en los últimos 14 días y de 75, en la última semana.

Este nivel de alerta supondrá la toma de “medidas excepcionales tras valorar la situación del territorio, e incluso se podría incluir la limitación de la movilidad de las personas, cierres perimetrales u otras restricciones del movimiento. A su vez, a estas medidas se sumarían todas las implantadas en el nivel de riesgo 3.

-Nivel 3 o de alerta alta. En este nivel se localizan los territorios con una incidencia acumulada entre 150 y 250 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días y entre 75 y 125 en los últimos 7 días. En este sentido, las personas de más de 65 años deberán tener una incidencia aún menor de 150 en los últimos 15 días y 75, en la última semana.

El nivel 3 supone las siguientes medidas: reuniones de máximo 6 personas, salvo convivientes; horario preferente para la actividad física de personas mayores; velatorios y entierros con un máximo de 10 asistentes en espacios cerrados y 15 en abiertos; ceremonias (bodas y bautizos) con un máximo de 10 personas en espacios cerrados y 15 en abiertos y se prohíben los banquetes y cócteles; los centros de culto al 50 por ciento del aforo y con la prohibición de cantar; los congresos, cursos, seminarios y actividades científicas deberán ser de forma telemática; se valora la limitación de entradas y salidas del área territorial, salvo para actividades esenciales como el trabajo, estudios, centros sanitarios...; limitación del aforo al 30 por ciento en autobuses, metro, trenes y aviones; los comercios al 25 por ciento del aforo en el local; la hostelería con un 50 por ciento de aforo exterior, así como un máximo de 6 personas por mesa y con el interior cerrado; las residencias de mayores deberán suspender las salidas de residentes y limitar visitas; se valora la educación semipresencial de manera individualizada en cada centro y aula y, por último, otros servicios de formación no reglada como bibliotecas, museos, hoteles, piscinas, etcétera, deberán limitar su aforo al 25 por ciento.

-Nivel 2 o de alerta media. En el nivel de riesgo medio se hallan los territorios con una incidencia acumulada entre 50 y 150 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días y entre 25 y 75, en los últimos 7 días. En este nivel, la población de más de 65 años deberá tener una incidencia acumulada más baja todavía, por debajo de 100 en los últimos 14 días y de 50, en la última semana.

-Nivel 1 o de alerta baja. En este nivel se encuentran las regiones con una incidencia acumulada entre 20 y 50 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días y entre 10 y 25, en los últimos 7 días. Estos mismos valores se aplicarían a la incidencia acumulada en población de más de 65 años.

Estos dos niveles más bajos de alerta presentan medidas similares al nivel 3, aunque con aumentos de aforo. Por ejemplo, en el nivel 1 las reuniones estarían limitadas a un máximo de 10 personas en caso de no pertenecer a la misma convivencia, y no seis como ocurre en el nivel 3, al igual que ocurre con el aforo de los comercios que estaría fijado a un 75 por ciento en el nivel 1 y a un 50 por ciento en el nivel 2, en contraposición con el 25 por ciento del nivel 3. En cualquier caso, Sanidad recuerda que “los servicios esenciales, como supermercados, centros sanitarios o transporte colectivo y de mercancías continuarán abiertos en todas las fases”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios