lahoradigital.com
Pedro Sánchez insta a Casado a cerrar la puerta a la ultraderecha tras las durísimas acusaciones al Gobierno
Ampliar
(Foto: Congreso de los Diputados)

Pedro Sánchez insta a Casado a cerrar la puerta a la ultraderecha tras las durísimas acusaciones al Gobierno

miércoles 14 de octubre de 2020, 11:52h

Este miércoles el Congreso de los Diputados ha vuelto a acoger una bronca sesión de control al Gobierno en la que han salido a relucir temas como la renovación del poder judicial tras el anuncio de PSOE y Podemos de iniciar una modificación legislativa para romper el bloqueo del PP; la situación judicial del vicepresidente o la activación del Estado de Alarma en la Comunidad de Madrid tras la negativa de Ayuso a tomar medidas drásticas para frenar el coronavirus. Las formas son cada vez más crispadas y el líder de la oposición continúa con estrategia frentista para que la ultraderecha de Vox no le quite protagonismo. Sin embargo, el presidente Sánchez ha avisado a Casado que “no entraré en sus provocaciones” y le ha instado a cerrar la puerta a la ultraderecha y volver a su papel de partido de Estado.

El Congreso de los Diputados ha vivido una tensa sesión de control al Gobierno que los grupos parlamentarios y los líderes políticos han convertido más en un espectáculo televisivo que en un verdadero control a la acción del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Los portavoces se saltan el propio reglamento de la cámara y en numerosas ocasiones cambian sobre la marcha la pregunta que registran y convierten sus minutos de intervención en un ‘pim, pam, pum’ para colocar los argumentarios de sus partidos. A muchos de ellos, poco les importa lo que realmente preocupa a la ciudadanía: la crisis sanitaria, la crisis económica y la crisis social en la que estamos inmersos.

Este miércoles, el líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha preguntado al presidente Sánchez si piensa cesar al vicepresidente Pablo Iglesias. Para el parlamentario popular, el ‘caso Dina’ por el que el magistrado García Castellón ha pedido al Supremo que investigue a Iglesias, es motivo suficiente para que el líder de Podemos salga del Gobierno. En su respuesta, el presidente Sánchez ha defendido la presunción de inocencia y ha recordado que su Gobierno "no tiene imputados, ni procesados ni condenados". No podría decir lo mismo el PP que muchos de sus ex ministros han sido condenados por graves delitos de corrupción. El actual Ejecutivo, no se encuentra en esa situación ya que Pablo Iglesias ni está imputado ni parece cercana su imputación. García Castellón ha trasladado el caso al Supremo por el aforamiento del vicepresidente y ahora será el alto tribunal el que decida las próximas acciones judiciales. Los tres delitos que se le imputan nada tiene que ver con la corrupción, sino con un caso del funcionamiento de las denominadas "cloacas del Estado".


Por María Mir-Rocafort



Pero Casado ha ido aún más allá y en su intervención ha acusado al Ejecutivo de querer cambiar la ley para controlar el poder judicial. Se ha referido a la proposición presentada ayer por PSOE y Podemos para que los miembros del CGPJ sean elegidos por mayoría absoluta del Congreso si no se pude llegar a una mayoría cualificada. De momento es una proposición que tiene que pasar todo el trámite parlamentario, pero el PP ya ha anunciado que llevará esa modificación al Constitucional y a instancias europeas. Pero el hecho de que PSOE y Podemos se planteen la reforma se debe al bloqueo que mantiene el PP desde hace dos años que impide la renovación de instituciones constitucionales.

En su deriva radical, Pablo Casado ha llegado a decir que en Europa ya ven a España como un estado fallido y ha dicho que este es un Gobierno fallido.

El presidente, ha respondido sin querer subir el tono y ha avisado que “no entraré en sus provocaciones”. Sánchez acusa al PP de seguir la deriva “crispada y provocadora” que marca la ultraderecha de Vox. Y ha acusado al PP de “dejar de ser un partido de Estado” para convertirse en una formación política antisistema que cuando está en la oposición solo exige el cumplimiento de la Constitución ‘a medias’.

Otro de los puntos de fricción ha sido la activación del Estado de Alarma en la Comunidad de Madrid. Casado ha acusado al Ejecutivo de tener a los madrileños ‘rehenes’ y le ha recriminado al jefe del Ejecutivo de no dar la cara ya que este jueves será el ministro Illa el que informe al Congreso sobre la activación del Estado de Alarma.

ABASCAL ACUSA AL PRESIDENTE DE MENTIR A SUS ELECTORES

El líder de la ultraderecha española, Santiago Abascal, también ha preguntado al presidente del Gobierno. Aunque cada vez le cuesta más al líder de la ultraderecha ponerse al nivel de crispación de su socio de oposición, Pablo Casado.

En esta ocasión ha vuelto a utilizar uno de los mantras de su partido y ha acusado a Sánchez de mentir a sus electores por aquello que dijo sobre el líder de Podemos y la intranquilidad que le supondría gobernar con él.


Por Iñaki Xabier Vélez Domingo



Abascal ha acusado al Ejecutivo y a Sánchez de estar al frente “de un golpe de Estado de derecho” y por eso “tendrán una moción de censura”. La moción presentada por Vox será debatida los próximos 21 y 22 de octubre, pero el partido ultraderechista no tiene ninguna posibilidad de que prospere ya que prácticamente la totalidad de los grupos de la cámara votarán en contra de la medida.

Sánchez, por su parte, ha respondido a Abascal recordándole que “este es un Gobierno de coalición que está funcionando razonablemente bien” y ha afirmado que “este es un Gobierno legítimo, ya veremos los apoyos de su moción de censura. Insto al señor Casado que no se deje arrastrar”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios