lahoradigital.com
El ministro Salvador Illa, junto al director del CCAES, Fernando Simón.
Ampliar
El ministro Salvador Illa, junto al director del CCAES, Fernando Simón. (Foto: Europa Press)

Sanidad duda de la bajada de la incidencia en Madrid y atribuye el menor número de contagios por Covid-19 al retraso de las notificaciones

martes 06 de octubre de 2020, 13:49h

El director del Centro de Coordinaciones de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha asegurado que la situación en Madrid es de “ascenso relativo”, y considera que es pronto para que se pueda producir una mejoría en la capital. Por ello, ha indicado que la situación no podrá ser favorable hasta que no se alcancen cifras de incidencia cercanas a los 50 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

La Comunidad de Madrid, donde están impuestas medidas de restricción de movilidad desde el pasado viernes en diez municipios, incluida la capital, ha registrado un descenso importante de casos de Covid-19. La Comunidad de Madrid ha notificado 162 casos de contagio en las últimas 24 horas, frente a los 1.005 del pasado viernes, que fue el último día que se publicaron los datos. A estos casos deben sumarse otros 726 que fechan de días anteriores y han sido sumados ahora al recuento. Se trata de unos datos muy positivos, pero aún es pronto para lanzar las campañas al vuelo. Desde el inicio de la pandemia, la Comunidad de Madrid, al igual que otras, tiene retrasos en la notificación de los casos que se van sumando los días posteriores. Así, aunque este lunes notificó poco más de 150 casos, es casi seguro que a finales de semana esta cifra sea muy superior ya que se irán añadiendo los resultados de las pruebas que aún están por llegar. Solo entonces se podrá analizar con mejor detalle la incidencia de la pandemia en la región. Así lo explicitó este lunes el director del CCAES, Fernando Simón, que puso reparos en los números que reporta Madrid.

Además de plasmarse un descenso considerable en los positivos notificados, el número de pacientes hospitalizados también ha sufrido una mejoría descendiendo hasta 3.047. Sin embargo, los pacientes ingresados en la UCI han aumentado hasta 501. El número de pacientes bajo atención domiciliaria por atención primaria ha descendido también hasta 12.021.

Con estos datos, el director del Centro de Coordinaciones de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, pidió prudencia en la rueda de prensa habitual de los lunes para hacer balance del fin de semana junto con el Ministro de Sanidad, Salvador Illa. Ambos restaron importancia a la bajada de la incidencia, pidiendo “prudencia” y hablando del retraso en la llegada de las notificaciones. Además, dieron otra posible causa de esta bajada de datos y puede ser debido a que Madrid está sustituyendo las pruebas PCR por test de antígenos, y estos últimos no se están notificando aún. Madrid realizó el pasado viernes casi 21.000 PCR, cifra que no ha llegado a darse en ninguna otra comunidad autónoma, pero los resultados de esas pruebas no se conocen de manera inmediata y en algunos casos los pacientes deben esperar hasta una semana para conocer su resultado. Tanta cantidad de pruebas supone una saturación importante de los laboratorios que deben realizar dichas pruebas y ahí está la razón de este retraso de las notificaciones. No es la primera vez que las autoridades sanitarias advierten que los datos están en continuo movimiento y se van actualizando poco a poco, por lo que los análisis hay que hacerlos con los datos consolidades, unos días o semanas después.

Finalmente, Fernando Simón no ha sabido expresar la situación epidemiológica exacta de la capital exponiendo que “ahora mismo no me atrevería a decir si la ciudad de Madrid va a mejor o a peor”, ya que hay “zonas concretas de la Comunidad de Madrid que van mejorando y otras que no”.

Por su parte, Salvador Illa ha asegurado que el Gobierno “no está haciendo política” con la pandemia de coronavirus, sino que está “trabajando desde la evidencia científica, con las mejores recomendaciones técnicas para proteger la salud de los españoles”. A su vez, el ministro de Sanidad ha informado de que este mismo martes se llevará a cabo la cuarta reunión del Grupo Covid-19 en la que dialogarán sobre aspectos de gestión como “la atención primaria, poner el personal necesario en materia de rastreadores, aplicar y divulgar el recurso tecnológico de la app Radar Covid, tener los planes de contingencia preparados, la vacunación de la gripe, etc.”.

Respecto a los indicadores de Sanidad para aplicar restricciones de movilidad en las distintas zonas, Illa ha comentado que hay criterios europeos comunes que consideran una incidencia los 250 casos por cada 100.000 habitantes. Sin embargo, Sanidad plantea que “hay que dejar que cada país, cada comunidad autónoma, adapte esos criterios a su situación particular. No es lo mismo en una población de 20.000 habitantes que de 100.000. Hay que hacer una valoración en conjunto”. Además, Simón ha añadido que la incidencia de 500 es un indicador para actuar en “una situación extrema. “La tasa de 500 no es el umbral deseado, duplica la situación de alto riesgo y por lo tanto es una situación excepcional que esperemos que se controle a nivel nacional y que no se vuelva a repetir”, ha comentado.

La Comunidad de Madrid disminuye la realización de pruebas PCR

La Comunidad de Madrid decidió la semana pasada, tras el cierre de la capital, dejar de hacer pruebas PCR a los contactos estrechos de contagiados de coronavirus si no tienen síntomas, no son convivientes o no son personas vulnerables. Esta decisión va a traer consecuencias, ya que no se detectarán el número de positivos total y Madrid no podrá ver una “foto completa” de los contagios existentes en la comunidad.

Tras este protocolo, la comunidad está volviendo a la situación sufrida durante el confinamiento en los meses de marzo y abril, cuando solo se hacían pruebas PCR a aquellas personas con síntomas muy graves, de manera que no se identifica el grado real de la infección. Para varios médicos de Atención Primaria, la realización de PCR es inútil, ya que hay demoras de incluso diez días en la entrega de resultados. Por ello, pidieron a la Consejería de Sanidad que se dejase de realizar test a personas sin síntomas.

Esta nueva norma deja sin poder realizar su trabajo al sistema de rastreo y vigilancia epidemiológica en Madrid. Sin embargo, este sistema de vigilancia y rastreo ha sido insuficiente durante los últimos meses, tanto por la escasez de profesionales como por la estrategia sin consolidar y coordinar que ha ido improvisando el Gobierno de Díaz Ayuso.

Con la alta incidencia que existe actualmente en la Comunidad de Madrid, los expertos están seguros de que no haber reforzado las capacidades sanitarias en su momento ha tenido consecuencias, dejando ver la gran escalada de contagios que sufre Madrid. “Se ha obviado y eso tiene un alto coste”, ha expuesto el epidemiólogo López Acuña.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios