lahoradigital.com
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. Foto: La Moncloa
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. Foto: La Moncloa

El Gobierno ha destinado más de 25.000 millones de euros para proteger el sector turístico español con el respaldo de la UE

viernes 25 de septiembre de 2020, 17:12h

El Gobierno español ha destinado más de 25 mil millones de euros al sector turístico con el objetivo de mitigar la crisis producida por el coronavirus en este ámbito. Una notable ayuda económica gracias al respaldo de la Unión Europea a través del Plan de Choque de la Covid-19. Gracias a esta inversión, España ha podido mantener la actividad y los empleos de este sector durante el verano. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, señala la existencia de otros planes nacionales de conservación turística al margen de la intervención de la UE.

La llegada del coronavirus ha supuesto una crisis mundial en todos sus ámbitos económicos. En España, especialmente, en el turismo. Una economía que se beneficia primordialmente de las inversiones de turistas nacionales y extranjeros en periodos estivales, se ha visto perjudicada desde antes de comenzar la temporada. 92.200 millones de euros fueron lo que se gastaron los millones de turistas que decidieron visitar el país el año pasado. Una cifra que desde el conocimiento del virus y de cómo evoluciona en España no ha dejado de decrecer. Es por ello, que el Gobierno puso especial atención en este sector durante el inicio de la pandemia.

Para intentar mitigar los efectos de esta crisis, el Gobierno ha puesto a disposición del sector turístico 25.000 millones de euros, a través de diversos programas. Planes que cuentan con el total respaldo de la UE, tal y como recuerda la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto: “la mayoría de estas ayudas fueron aprobadas por Bruselas dentro del Plan de Choque para paliar los efectos de la Covid-19”. Por su parte, también hace hincapié en el desarrollo de otros proyectos que no necesitan una autorización por parte de Bruselas, como los planes de sostenibilidad turística, las ayudas a la digitalización o el Fondo Financiero del Estado para la Competitividad Turística.

Planes nacionales para salvaguardar el turismo

Uno de los programas que supuso una gran inversión económica y que ha sido efectuado con un éxito total fue la línea COVID/Thomas Cook, recogida dentro de la líneas de avales COVID-19 del Instituto de Crédito Oficial (ICO), donde el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital llegó a facilitar hasta 100 mil millones de euros para garantizar el mantenimiento del empleo y suavizar los efectos económicos del virus. Gracias a la línea COVID/Thomas Cook, hoteles, restaurantes, empresas de transporte aéreo y agencias de viajes, se beneficiaron de sus préstamos, los cuales alcanzaban la cifra de 15.500 millones.

Por otro lado, destaca la gran focalización de los ERTE en este sector. Un punto de discusión que ha impedido establecer una prórroga de estos entre el Gobierno, empresarios y sindicatos. La extensión temporal del ERTE en este sector, en condiciones especiales, supuso un coste de 3.450 millones de euros, cuyos trabajadores sustentados por estas ayudas llegaron a superar el millón, en el pasado mes de mayo.

Otras medidas que han supuesto un gran desembolso por parte del Gobierno para salvaguardar el turismo han sido: la prestación extraordinaria por cese de actividad (con un coste de 1.020 millones de euros), la moratoria de deuda hipotecaria (20.086 hoteleros se han beneficiado de dicha ayuda, suponiendo unos costes de 731 millones) y las bonificaciones del 50% de las cuotas empresariales a la Seguridad Social por contingencias comunes o en concepto de recaudación conjunta de Desempleo, Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) y Formación Profesional.

La formación profesional de los trabajadores en actividades turísticas es la gran apuesta del Plan Impulso, aprobado por el Gobierno el pasado 18 de junio. Este plan consiste en 28 medidas cuyo principal objetivo es garantizar a España como destino seguro, mejorando su competitividad, reactivando el sector y reforzando tareas de marketing y promoción.

Para llevar a cabo con éxito estas tareas, el Plan cuenta con un curso de formación acorde a las normativas de seguridad sanitarias. Esta gran apuesta del Gobierno para activar el turismo, supone una inversión de 106 millones de euros. La Administración prevé la formación de hasta 70 mil trabajadores gracias a este plan, que beneficiaría al conjunto de las Comunidades Autonómicas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios