lahoradigital.com
Salvador Illa, ministro de Sanidad
Ampliar
Salvador Illa, ministro de Sanidad (Foto: Europa Press)

El ministro Salvador Illa avisa a los madrileños: “Vienen semanas muy duras

viernes 25 de septiembre de 2020, 09:36h

El pasado 14 de marzo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciaba la activación del Estado de Alarma y dijo a toda la población que “tenemos por delante días muy duros”. Ayer, site meses después del inicio de la crisis sanitaria, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, volvió a repetir estas preocupantes palabras “vienes semanas muy duras”. Pero esta vez acotó la situación a la Comunidad de Madrid. La región tiene los datos disparados, 37 zonas básicas sanitarias tienen limitaciones al movimiento y este viernes se sumarán seguramente 16 zonas más. La incidencia acumulada de los últimos 14 días supera los 1.000 contagios por cada 100.000 habitantes y los hospitales tienen un porcentaje altísimo de camas y camas UCI ya ocupadas. Además, la Atención Primaria sigue sin reforzar y no hay rastreadores suficientes para tratar de localizar a los que tienen contacto directo con algún positivo por Covid-19. Todas las autoridades sanitarias coinciden en afirmar que la situación es preocupante por lo que lo prioritario es doblegar la curva de contagios.

La Comunidad de Madrid ha asumido que necesita la colaboración de todos, también del Gobierno de España. Tras la reunión de la presidenta Isabel Díaz Ayuso con el presidente Pedro Sánchez parece que la región más combativa con el Ejecutivo central ha enterrado, de momento, el hacha de guerra y se pone a trabajar en lo importante: la pandemia del coronavirus que se encuentra desbocada.

Desde el pasado lunes, más de 850.000 personas tienen restricciones a la movilidad en 37 zonas básicas sanitarias. Y a partir del próximo lunes se unirán, al menos, 16 zonas más. Aunque no se descarta que haya ya confinamientos a localidades completas. Así lo pedía ayer el alcalde de Parla, Ramón Jurado, ante la dificultad de controlar barrios.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, avisó a los madrileños “vienen semanas muy duras”. Y es que sabemos que hasta que las medidas impuestas den resultado, si es que lo hacen como se piensa, los contagios seguirán disparados, las personas que necesitarán ingreso hospitalario crecerán y, por desgracia, los fallecimientos también. El problema es que la presión hospitalaria es altísima por lo que los profesionales sanitarios se preparan ya para una nueva oleada de la que llevan meses avisando. Nadie parece haberles hecho caso.

Este jueves, Illa comunicó a la ejecutiva socialista de Madrid, con José Manuel Franco a la cabeza y el portavoz en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, que “la situación en Madrid está mal. Cualquier escenario es posible. No se puede descartar un confinamiento más amplio, ni más medidas”. Así lo adelanta el diario El País. Eso significa que no se descarta incluso un confinamiento total para lo que haría falta la activación del Estado de Alarma. Es esta una medida que quiere evitar el gobierno regional, pero ahora quien manda es la pandemia y de la situación de la misma depende que lleguemos a ese extremo o no.

En los dos últimos meses, la Comunidad ha registrado más de 100.000 contagios y ya hay más de 3.200 pacientes hospitalizados. Igualmente, las UCI’s están ocupadas en un alto porcentaje.

La situación ha hecho que el Ejecutivo madrileño haya pedido la ayuda del Gobierno que se ha traducido en la petición de la colaboración del ejército, para labores de desinfección y control de la población. También se incorporan más de 220 policías nacionales y guardias civiles que tendrán la misión de controlar que se cumplen las restricciones. Aún no se está multando pues se está a la espera de la ratificación judicial de las medidas aprobadas, pero este viernes puede ser el día clave para obtener la luz verde de un juez a las medidas adoptadas.

Además, para toda la Comunidad de Madrid se impondrán medidas como la reducción de aforo en bares y restaurantes, la limitación de horarios hasta las 10 de la noche, salvo para comercios de primera necesidad (farmacias, gasolineras, alimentación, etc).

Y en breve se pondrá en marcha el cribado masivo de la población. Se empieza con las 37 zonas básicas confinadas en las que se realizarán test de antígenos a más de 550.000 personas. Eso podrá ayudar a localizar a los asintomáticos y aislarlos para que se corte la cadena de contagios.

A medio día se anuncia más medidas, el objetivo está claro: controlar esta nueva oleada del coronavirus. La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, reconocía este lunes ante el presidente Pedro Sánchez que pensaba que la pandemia acababa con la llegada del verano, ahora sabrá que la lucha contra la Covid-19 no ha hecho más que empezar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios