lahoradigital.com
El Gobierno obliga a encauzar la pandemia en Madrid y presiona para endurecer las medidas antes del confinamiento total
Ampliar
(Foto: E.P.)

El Gobierno obliga a encauzar la pandemia en Madrid y presiona para endurecer las medidas antes del confinamiento total

miércoles 23 de septiembre de 2020, 20:15h

Fuentes cercanas al Ejecutivo central destacan la reunión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con la dirigente popular como un primer paso hacia el endurecimiento de las medidas de restricción en favor de la contención de la pandemia en Madrid, que Isabel Díaz Ayuso se habría negado a tomar hasta el momento, intentando seguir la línea marcada por el Partido Popular de rechazar de pleno todo tipo de confinamiento, así como los sucesivos Estados de Alarma que, pese a la altura de miras de sus homólogos de derechas, Ciudadanos, se negaron a apoyar durante los peores momentos de la pandemia. Momentos, valga la redundancia, que se podrían volver a repetir.

Si atendemos a las últimas declaraciones vertidas por el siempre ecuánime ministro de Sanidad, Salvador Illa, el pasado martes, podemos ver un atisbo del objetivo del Gobierno con respecto a Madrid: retomar el control de la pandemia invitando a su presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, a acompañar al Ejecutivo central en el camino.

Un camino que, a priori, no ha resultado fácil ante las múltiples negativas de la Comunidad de Madrid de seguir las indicaciones propuestas por el propio Ministerio de Sanidad y que, sin embargo, se han visto obligados a acatar con las peores cifras de la pandemia en todo el territorio nacional.

Apoyo desde las filas del PP

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, se pronunció sobre el tema en la Cadena SER, recomendando -que no obligando- a los madrileños y madrileñas de las zonas que no han sido confinadas a que se queden en casa salvo para labores esenciales para no poner en riesgo todo lo conseguido hasta ahora, en la misma línea que las palabras vertidas por el titular de Sanidad: "Yo seguiría el consejo del ministro".

"Lo que se ha decidido en la reunión entre el presidente del Gobierno y de la Comunidad de Madrid es actuar con determinación y tomar el control para estabilizar la pandemia y doblegar la curva", se insistía en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del pasado martes.

Además, se puso en valor que "las medidas de Madrid son un paso importante, estamos viendo si son suficientes. Lo importante es lo de ayer y tomar el control de la situación".

Mayor libertad de decisión a Ruiz Escudero

Parece que quienes no distan tanto en su planteamiento a la hora de hacer frente a la epidemia son el ministerio de Sanidad y el Departamento propio de la Comunidad de Madrid. Por ello, se instó a Díaz Ayuso a que diese un mayor margen de movimiento al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.

Notorios han sido los desencuentros públicos entre la presidenta regional en las últimas semanas con su consejero, e incluso con Antonio Zapatero, al que incluso desautorizó la semana pasada cuando advirtió de los confinamientos que se llevarían a cabo solo días después.

Hay que recordar también que la máxima responsable de salud pública de la Comunidad de Madrid, Yolanda Fuentes, dimitió el pasado mes de mayo, mostrando incluso su frustración al no conseguir que el gobierno regional aceptase sus recomendaciones, así como las de todo su equipo.

Economía frente a salud

El gran problema de Ayuso radica, tal y como ella misma ha hecho saber en los últimos meses, en encontrar el punto medio entre salvaguardar la salud de los madrileños y madrileñas, así como en equilibrar una economía cada vez más deteriorada. Por ello, siempre ha optado por medidas menos drásticas que en otras regiones como Cataluña o Aragón, donde los confinamientos fueron mucho más rápidos en el comienzo de la segunda ola de la pandemia.

La propia Ayuso ya ha declarado esta semana en una entrevista a Onda Cero que "hay medidas adicionales en las zonas donde se ha visto que el contagio es mucho mayor", por lo que se espera que este viernes no solo haya más restricciones de movilidad, si no que las medidas vayan más allá que las zonas confinadas hasta el momento.

Los expertos ya habían advertido a la presidenta regional que, de seguir así el crecimiento "constante" de casos, no le quedaría otro remedio que tener que evocar ese Estado de Alarma en la Comunidad que con tanto ahínco ha intentado evitar. Sobre todo ahora, con la temporada de gripes y resfriados encima, y un cierre de colegios por goteo que comienza a ser signo de alarma previo al cierre del área sanitaria.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios