lahoradigital.com
Reunion de Pedro Sanchez e Isabel D. Ayuso en la Puerta del Sol.
Reunion de Pedro Sanchez e Isabel D. Ayuso en la Puerta del Sol. (Foto: EP)

Sánchez a Ayuso: "la lección a aprender es que el único enemigo de todos es el Covid-19"

Sánchez y Ayuso acuerdan una mesa de trabajo de los gobiernos de España y de Madrid, contra la pandemia. Ayuso ha pedido que cese el activismo en las calles y el Presidente del Gobierno ha vuelto a pedir unidad porque "esta es una batalla epidemiológica, no ideológica", ha resaltado.

lunes 21 de septiembre de 2020, 17:50h

La reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso de este lunes había suscitado muchas expectativas por lo inédito del encuentro. Lo primero que ha pedido Sánchez es unidad, unidad y más unidad y ha dicho que "quienes esperaban confrontación se van a ir con las manos vacías". Y es que, efectivamente la opinión pública estaba expectante por las muchas discrepancias que ambas administraciones han tenido desde el inicio de la pandemia, en el mes de marzo. No obstante, dada la trancendencias geopolítica de Madrid, como km 0 de España, gran parte de la población y muchos líderes políticos deseaban por el bien de todos, que la reunión sirviera de cooperación y se dejaran a un lado las posturas ideológicas. Especialmente que desde el PP de Casado y el de Ayuso, se dejara de culpar permanentemente a Sánchez de la gestión que se realizaba en Madrid. Finalmente, a falta de que se concreten con hechos las palabras de este lunes, el Presidente socialista del Gobierno y la presidenta popular de Madrid, han llegado a un acuerdo de colaboración que se materializa en crear un “espacio de colaboración” que se reunirá semanalmente para analizar la situación y tomar las mejores soluciones. En un ambiente cordial, ambos dirigentes han explicado en una rueda de prensa conjunta la importancia de los acuerdos alcanzados y se han emplazado a seguir una senda de colaboración.

Pedro Sánchez comenzó la gestión de esta crisis, en el mes de marzo, apelando a la unidad y a la colaboración entre todos los grupos políticos, entre todas las instituciones y administraciones del Estado, porque desde el miuto cero no solo entendió, sino que además dió a entender, que el virus era y es el verdadero enemigo a batir. Durante estos largos seis meses, el presidente del Gobierno ha tenido como respuesta, por parte del principal partido de la oposición, el PP y su socio ultra, Vox, de todo menos unidad y mucho menos colaboración en la lucha contra el enemigo que estaba asolando la salud y la vida de los españoles. A la hora de generar crispación, crítica y acusaciones permanentes contra el Gobierno central, el Ejecutivo regional de Madrid, de Isabel Díza Ayuso, siempre ha ido a la cabeza, mostrandose como el más combativo y que más piedras ha lanzado contra la forma de resolver la crisis, tanto de Sánchez y el ministro de Sanidad, durante el Estado de Alarma, como adelantándose contra todo criterio científico en la desescalada, llegando incluso a poner sobra la espalda de Sánchez, los muertos, las residencias y la situación de saturaciòn de los hospitales y UCI madrileños.

Acompañando a las críticas permanentes de Ayuso, que aseguraba que si el Ejecutivo central no se hubiera metido de por medio, ellos en la CAM lo hubieran hecho mejor y toda suerte de acusaciones contradictoria, siempre ha estado el presidente del PP, Pablo Casado, contraponeriendo por exaltación, la gestión de la pandemia de este gobierno regional con la que ha venido desarrollando el Gobierno de España en una suerte de “concurso de talentos” para ver quien lo hacía mejor. Eso llevó a meses de confrontación, de disputas, de echarse culpas unos a otros y, por desgracia, de inacción y descoordinación.

Desde el pasado mes de junio, con el decreto de desescalada y tras la reunión interterritorial de julio, que el Ejecutivo central dejó claro que era decisión de las Autonomías, pedir la ayuda necesaria al Gobierno de la Nación, en cuanto a medios de orden público, asesoramiento social, de reastreadores, de ordenamiento juriídico, científico, etc. Ya que, respetando el título ocho de la Constitución, las autonomías tenían cedidas tanto las competencias de Sanidad, como de Educacón, entre otras, y que la actuación del Gobierno no podía -fuera del Estado de Alarma- pisotear esta jeraquía competencial, bajo acusación de saltarse la ley. Con lasd cosas asís de claras, en la reunón interterritorial de Julio, se acordaron entre el Gobierno y los 17 presidentes autonómicos mas Ceuta y Melilla, una serie de recomendaciones para estar preparados para la esperada segunda ola de otoño, en cuanto a rebrotes y la vuelta al cole. Unas comunidades las cumplieron y otras no. Entre las de peor cumplimiento está la CAM, que no contrató ni a rastreadores de seguimiento Covid, ni cubrió las bajas de sanitarios de atención primaria y de hospitales, ni por supuesto contrató más personal médico, ni los profesores necesarios para reforzar la vuelta al cole.

Cuando los datos fehacientes, los facilitados por la dirección sanitaria de la propia CAM, colocaron a Madrid en el epicentro de la pandemia, no solo nacional, sino europea, el vicepresiente y socio de gobierno Ignacio Aguado, y el viceconsejero de Sanidad de Madrid, Antonio Zapatero, pidieron abiertamente ayuda al Gobierno Central. De forma inmediata, Sánchez, que tantas veces había sido rechazado, se presentó en la Puerta del Sol y junto con una presidenta contra las cuerdas por las protestas ciudadanas, abrieron la nueva estapa, de colaboración, unidad y cobernanza que parece estamos viviendo desde este lunes y tras las protestas airadas de los barrios pobres, y de clases obreras de la Comunidad. Hasta llegar a la rueda de prensa conjunta entre ambos presidentes, con apariencia de entenderse, había sucedido un fin de semana de disturbios en que los barrios más pobres y las zonas más obreras, la calle clamó en protestas tanto en la capital y como en localidades de los alredores, con miles de residentes madrileños protestando por la discriminación y segregación de las primeras medidas dictadas casi a la desesperada, que atañen casi a un millón de residentes.

En la rueda de prensa conjunta, algo impensable hace tan solo unas semanas, Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso coincidieron en que la reunión había sido fructífera y se habían alcanzado importantes acuerdos para integrar un grupo de trabajo entre ambas administraciones de manera coordinada. La suma de esos esfuerzos debe llevar a doblegar la ‘curva’ de la pandemia de Covi19 que asola con especial virulencia a la Comunidad de Madrid.

El “Espacio de Cooperación” para hacer un seguimiento y dar una respuesta común a la evolución epidemiológica, comenzó a trabajar este mismo lunes y todos los madrileños esperan resultados con cierto alivio. Esto se traduce en la creación de un Grupo Covid-19 que se reunirá semanalmente con el objetivo de coordinar y planificar. Las propuestas de este grupo serán recomendaciones para que el gobierno de la Comunidad de Madrid, que es quien tiene las competencias, tome las medidas oportunas.

El grupo inter gubernamental, estará compuesto por el ministro de Sanidad, Salvador Illa; la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darías; el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado; y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. El portavoz del grupo será un técnico sanitario que atenderá las demandas informativas de la sociedad, explica el comunicado. También se crearán unas Unidades de Apoyo que estarán centradas en dos ámbitos: unidad territorial y unidad técnica.

La Unidad Territorial estará compuesta por el consejero de Vivienda y Administración Local de la Comunidad de Madrid, David Pérez, el alcalde de Madrid, Jose Luis Martínez Almeida, la secretaria general de Coordinación Territorial y el presidente de la Federación Madrileña de Municipios, Guillermo Hita, alcalde socialista de Arganda del Rey. La Unidad técnica la compondrán el consejero de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid, el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras dela Comunidad de Madrid, el delegado del Gobierno en Madrid, la secretaria generalde Transportes del Gobierno de España, un representante de la Unidad Militar deEmergencias (UME), un representante de la Policía Nacional, un representante dela Guardia Civil, el director del SUMMA-112 y el director del SAMUR.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios