lahoradigital.com
El infierno del campo de refugiados de Moria, en Lesbos, destruido por las llamas
Ampliar
(Foto: Europa Press)

El infierno del campo de refugiados de Moria, en Lesbos, destruido por las llamas

jueves 10 de septiembre de 2020, 17:43h
En la noche del pasado martes 8 al miércoles 9 un incendio arrasó el campamento de Moria, en Lesbos, donde se alojaban casi 13.000 refugiados, haciendo que estos huyeran, y generando conflictos con la población local. El Gobierno griego ha declarado el estado de emergencia para los próximos cuatro meses.

En la noche del pasado martes al miércoles 9 de septiembre, un incendio arrasó el mayor campamento de refugiados de Europa, el de Moria, situado en la isla griega de Lesbos.

El fuego comenzó con tres focos principales en un corto espacio de tiempo, que fue avivado por el fuerte viento. Aunque en la madrugada del miércoles se consideraron extintos, hay todavía pequeños fuegos en el interior del campamento que siguen en activo, y que arrasaron lo poco que quedaba en pie.

El Gobierno griego ha declarado el estado de emergencia en Lesbos para los próximos cuatro meses, y ha mandado refuerzos policiales para controlar la situación.

El incendio fue controlado por una veintena de bomberos, mientras que la policía acordonaba la zona para que los refugiados no entraran en las ciudades cercanas. De esta manera, unas 3.000 personas residen temporalmente en tiendas de campaña en Lesbos, y unos 400 menores sin acompañamiento buscan residencia urgentemente.

Tal y como declaraba el ministro de Migración griego, Notis Miratachi, "los incidentes en Moria comenzaron por los refugiados a causa de la cuarentena impuesta”. El campamento, que se encontraba en cuarentena desde la semana pasada por un caso de Covid-19, cuenta ahora con 35 casos confirmados. Aunque Miratachi no ha acusado directamente a los refugiados de causar el incendio, parece que el origen sí fue varias protestas y fuegos menores originados por todo el campamento. BBC Persia informa de que las protestas tuvieron lugar entre los refugiados y las fuerzas policiales, y entre los primeros y simpatizantes de la extrema derecha. La agencia de noticias alemana DPA adelantaba que residentes de la isla, del exterior del campamento, habían sido los responsables del incendio. Sigue sin haber una versión oficial de los hechos.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyer, afirmó que la prioridad debería ser “la seguridad de aquellos sin refugio”. Por otra parte, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados ha afirmado estar al corriente de las tensiones provocadas entre refugiados y locales, por lo que piden a los afectados que “se contengan” y que permanezcan cerca del campamento hasta que una solución sea encontrada.

El campamento, que originalmente fue diseñado para albergar 2.000 personas, supera su capacidad en cuatro veces, acogiendo a casi 13.000 personas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios