lahoradigital.com
Los ayuntamientos se suman a la recuperación con la movilización de 5.000 millones de euros procedentes de sus remanentes presupuestarios
Ampliar

Los ayuntamientos se suman a la recuperación con la movilización de 5.000 millones de euros procedentes de sus remanentes presupuestarios

miércoles 05 de agosto de 2020, 14:25h

El Consejo de Ministros aprobó este martes un Real Decreto-ley de medidas financieras que incluye el acuerdo alcanzado entre el ejecutivo central y la Federación de Municipios y Provincias por el que los entes locales por el que se movilizan alrededor de 5.000 millones de euros procedentes del remanente de tesorería de los ayuntamientos y se destinarán a programas de cuidados de proximidad, movilidad, vivienda, desarrollo sostenible y la promoción de la cultura. La medida permite aumentar la capacidad de gasto de los municipios sin que incurran en déficit y suma así a las administraciones más cercanas a los ciudadanos a la tarea de reconstrucción social y económica de España tras el impacto de la pandemia del coronavirus.

El ministerio de Hacienda trasferirá alrededor de 5.000 millones de euros a los ayuntamientos que se sumen al mecanismo acordado entre el Gobierno y la Federación de Municipios y Provincias por el que los entes locales prestan sus remanentes de tesorería al Ejecutivo y éste se lo devuelve para que se inviertan en programas de cuidados de proximidad, movilidad, vivienda, etc. Este acuerdo extraordinario supera los obstáculos que los entes locales tenían impuestos por la Ley de Estabilidad Presupuestaria que solo les permitía gastar ese dinero en gasto corriente sin posibilidad de reinversión de esos ahorros.

Con esta medida, anuncia el Ejecutivo en una nota, se muestra el compromiso con las Entidades Locales al atender una de las peticiones históricas y permitir por primera vez que los remanentes acumulados a lo largo de los años se traduzcan en una mayor capacidad de gasto. También, según el Gobierno, refuerza la autonomía local al incrementar sus ingresos y ampliar la capacidad de la administración municipal para responder a las necesidades de los ciudadanos en un momento de emergencia sanitaria.

El acuerdo entre la FEMP y el Gobierno salió adelante a pesar del voto en contra del Partido Popular, Ciudadanos y los independentistas catalanes que no están de acuerdo en la forma propuesta para que la financiación llegue a los ayuntamientos. Consideran que aquellos ayuntamientos que tienen déficit presupuestario no recibirán nada, pero el acuerdo contempla una partida para estas administraciones. Además, el Ejecutivo ha sumado al “préstamo” de los consistorios 275 millones de euros, que se podrían ampliar a los 400 millones, para compensar el déficit derivado por la caída de ingresos del transporte municipal.

Hay que recordar que este mecanismo es voluntario por lo que hay que esperar a ver qué hacen los consistorios gobernados por el PP y por Ciudadanos ya que, a pesar de su voto en contra, es previsible que se sumen al plan.

De esta manera, los ayuntamientos podrán destinar los 5.000 millones a grandes áreas como la política de cuidados, la movilidad sostenible, la agenda urbana o el apoyo a la cultura. En concreto, y entre otras muchas medidas los municipios podrán utilizar los recursos que les transferirá el Estado para aumentar los servicios y programas para las personas mayores, dependientes o con discapacidad; reforzar el sistema de ayuda a domicilio y el servicio de Teleasistencia; mejorar los servicios de atención para víctimas de violencia de género; construir y mejorar las escuelas infantiles entre 0 y 3 años; incrementar la vivienda en alquiler a precios asequibles; fomentar la movilidad sostenible con la construcción de carriles bici, desarrollar acciones en zonas de protección medioambiental o aprobar políticas de apoyo a la promoción cultural.

El motivo de la aprobación de este mecanismo es que La Ley de Estabilidad Presupuestaria y la Constitución Española impiden que las Entidades Locales registren déficit. Ante esta situación, el Real Decreto-ley recoge el procedimiento acordado entre el Ministerio de Hacienda y la FEMP, que permitirá a los ayuntamientos aumentar sus ingresos y, con ello, su capacidad de gasto, respetando la normativa vigente y permitiendo ofrecer servicios públicos de mayor calidad.

En concreto, el decreto establece que las Entidades Locales que así lo deseen constituirán voluntariamente un préstamo a favor de la Administración General del Estado por el total de sus remanentes de tesorería.

Una vez conocido el volumen de esos fondos, el Estado realizará un ingreso no financiero a las Entidades Locales participantes. El importe de dicho ingreso supondrá para cada municipio, como mínimo, el 35% de los fondos aportados al préstamo a la Administración Central, y se incrementará hasta totalizar un importe de 5.000 millones de euros entre todas las entidades participantes.

El Estado transferirá a las entidades locales un máximo de 2.000 millones en 2020 y 3.000 millones en 2021. El dinero se liberará en dos años para atender la petición de la FEMP de dar a los ayuntamientos un plazo suficiente para ejecutar los 5.000 millones. Además, el Estado devolverá el importe íntegro del préstamo en un plazo de 10 años a contar desde 2022 aunque el plazo podría alcanzar los 15 años si la Dirección General del Tesoro y Política Financiera ofrece condiciones más ventajosas.

Por tanto, los ayuntamientos recibirán la devolución íntegra de sus remanentes y, además, contarán con la movilización adicional de 5.000 millones repartida en los ejercicios 2020 y 2021. Las transferencias realizadas por el Estado se imputarán como un ingreso no financiero para los ayuntamientos, lo que les permitirá incrementar su gasto sin incurrir en déficit. Es decir, el Gobierno asume la responsabilidad y el coste del incremento presupuestario municipal para asentar la recuperación social y económica.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios