lahoradigital.com
Sánchez anuncia que gestionará el fondo de 140.000 millones valorando las propuestas de las CCAA y de la sociedad civil
Ampliar
(Foto: Pool Moncloa)

Sánchez anuncia que gestionará el fondo de 140.000 millones valorando las propuestas de las CCAA y de la sociedad civil

viernes 31 de julio de 2020, 20:47h

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha detallado en la XXI Conferencia de Presidentes desarrollada este viernes en el Monasterio de Yuso en San Millán de la Cogolla que las Comunidades Autónomas tendrán un papel preponderante en la gestión de los fondos europeos de recuperación aprobados en Bruselas hace unas semanas. El jefe del Ejecutivo ha explicado a los presidentes y presidentas de las comunidades autónomas, excepto Torra que no ha acudido, que se creará una Comisión Interministerial que valorará los proyectos presentados y hará un seguimiento de los mismos. El presidente ha anunciado que los primeros fondos podrían llegar ya en la primavera del 2021 y ha enfatizado que se dará prioridad a proyectos alineados con los ejes de transformación acordados en Europa que son la digitalización, la transición ecológica, la igualdad de género y la cohesión social. Además, ha añadido Sánchez que “para este Gobierno la cohesión territorial es un principio irrenunciable”.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el Rey Felipe VI, todos los presidentes y presidentas de las Comunidades Autónomas (excepto Torra), los cuatro vicepresidentes y los titulares de Hacienda, Sanidad y Política Territorial han protagonizado este viernes la XXI Conferencia de Presidentes que ha servido, básicamente, para poner en común cómo será la gestión de los 140.000 millones de euros que la Unión Europea destinará a nuestro país con el objetivo de que supere la grave crisis económica producida por la pandemia del coronavirus.

En una intervención inicial, esta mañana, el presidente del Ejecutivo ha mostrado su convencimiento de que la “Conferencia de Presidentes es un buen punto de apoyo para impulsar esa recuperación económica en el conjunto del país”. Sánchez ha recordado que nuestro Estado descentralizado reserva competencias muy importantes a las Comunidades Autónomas en el ámbito de la sanidad y el desarrollo económico por lo que sin la participación de ellas “no sería posible que pudiéramos poner en marcha todo el volumen de recursos económicos que vamos a necesitar para poder recuperar nuestra economía”.

Por tanto, Pedro Sánchez ha ratificado a los líderes regionales que las autonomías tendrán un papel preponderante en la gestión de los fondos europeos, una petición que vienen haciendo varios de los presidentes y presidentas desde el mismo momento en que se aprobó el Plan de Recuperación en Bruselas.

El presidente ha recordado, no obstante que no puede haber comunidades de primera y de segunda y que todas han de tener las mismas oportunidades.

A lo largo de las más de siete horas que ha durado el encuentro, el presidente del Gobierno ha explicado que ya en la primavera del 2021 se podrían recibir los primeros fondos que provendrían de una prefinanciación del 10% del total de la cantidad que reciba nuestro país. También ha concretado que el sistema de reparto del dinero entre las Comunidades que está en la partida dedicada a la recuperación y la resiliencia funcionará a través de proyectos que deberán estar en consonancia con los ejes que ha propuesto la Comisión Europea, es decir, la transformación digital, la transición ecológica, la igualdad de género y la cohesión social y territorial.

Las autonomías, y probablemente las grandes ciudades, como ha propuesto Sánchez, deberán elaborar proyectos que “sean tractores” económicos. Por tanto, el reparto no seguirá criterios clásicos, sino que se establece un marco de funcionamiento distinto y “nuevo”.

Pedro Sánchez ha adelantado que se creará una Comisión Interministerial, presidida por él mismo, en el seno de la cual “se valorará la aportación de cada uno de los proyectos”. Por eso ha insistido a los líderes de las CCAA que “es muy importante entender que la gestión del Fondo de Resiliencia y Resistencia es un todo y debemos estar coordinados”. Además, ha avisado, que cualquier incidencia en la ejecución de uno solo de los proyectos puestos en marcha afectaría e impactaría en el resto de proyectos vinculados a uno de los ejes. Por ello, la cogobernanza será un instrumento no solo necesario sino también indispensable para que los proyectos lleguen a su conclusión de forma adecuada.

El dirigente socialista ha advertido que “es fundamental, como ven, la co-gobernanza y la visión de conjunto. Debemos aprovechar la oportunidad, debemos hacer las cosas bien y debemos hacerlas juntos. Somos interdependientes también en la recuperación como lo somos en el combate de la pandemia”.

Sobre la participación de los entes locales, Sánchez ha destacado la importante aportación del trabajo de la administración más cercana a los ciudadanos y ha defendido que “se articularán mecanismos de colaboración con ellas para poner a disposición los fondos y toda la maquinaria administrativa de las administraciones”.

También se ha referido Sánchez al instrumento ‘React UE’ que aún falta por definir su reglamento y su desarrollo, pero ha dicho que será más parecido al que se produce en el Marco Financiero y a los Fondos FEDER.

En cuanto al calendario de ejecución, el presidente del Gobierno no ha dado una fecha concreta ya que ha dicho que “existe incertidumbre sobre cuando empezarán a llegar los fondos”, pero se ha referido a una prefinanciación del 10% del total de los fondos que podrían estar disponibles ya en la primavera del 2021.

El calendario de pagos se especificará en el acuerdo que se adopte tras el debate con el Estado Miembro”, ha dicho el presidente. Pero ha dado fechas que ya están marcadas como el 31 de diciembre de 2026 que es la fecha tope para la ejecución de todos los proyectos.

Los ministerios, las autonomías y la sociedad civil, ha señalado Sánchez, podrán presentar desde el 15 de octubre de este año y hasta el 30 de abril del 2021 los planes de reformas e inversiones. Por lo que tras las vacaciones todas las administraciones se volcarán en la elaboración y envío de sus ideas y proyectos.

Sánchez ha informado, igualmente, que pretenden que haya una estrecha colaboración público-privada que destine cada euro de los fondos que lleguen de Bruselas a la transformación económica que necesita este país.

PETICIONES DE LOS PRESIDENTES Y PRESIDENTAS

Uno de los principales protagonistas de la jornada de reuniones ha sido el lehendakari vasco, Íñigo Urkullu que había decidido no acudir a la cita por su enfrentamiento con el Ejecutivo central que no ha convocado aún la Comisión Mixta del Concierto Vasco para acordar cuestiones presupuestarias Finalmente, el Ejecutivo ha llegado a un acuerdo con el Pais Vasco por el que fija un techo de gasto y la posibilidad de endeudamiento de las instituciones vascas de hasta el 2,6% para el año 2021. El resto de presidentes han mostrado su malestar por lo que entienden que es un objetivo de déficit a la carta para los vascos mientras que al resto de comunidades solo se les permite llegar al 0,2%.

Sin embargo, en su comparecencia de la tarde, Urkullu ha negado esos agravios y ha pedido que se respete “la singularidad” de su autogobierno. Además, respondiendo a la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el lehendakari ha recordado los “derechos históricos” reconocidos en la propia Constitución para el País Vasco. Urkullu ha recordado que las diputaciones forales no se financian vía Estado, sino que recaudan los impuestos y asumen un “riesgo unilateral”. También ha dicho que su región no participaba en uno de los cuatro tramos de los 16.000 millones que el Estado ha repartido entre las Autonomías, el destinado a paliar la caída de la recaudación, por lo que precisaban conocer ya su objetivo de déficit.

Por último, Urkullu ha revelado que se ha planteado en la reunión que uno o dos presidentes regionales formen parte del grupo de trabajo interministerial que coordinará los fondos, pero no ha especificado si finalmente se ha asumido esa petición por parte del Ejecutivo.


Por Iñaki Xabier Vélez Domingo

El presidente Gallego, Alberto Núñez Feijóo ha pedido que “lo lógico” es que todas las autonomías conozcan ya las reglas fiscales para poder elaborar sus presupuestos de cara al 2021. “Si la previsión del Gobierno vasco es que pueda superar el 2 % de deuda, es lógico que los demás sepamos cuál es la autorización para superar el déficit del 2020”. Y ha celebrado que en septiembre se vaya a reunir el Consejo de Política Fiscal y Financiera después de “mucho tiempo”.

La presidenta de La Rioja, Concha Andreu, que ha ejercido de anfitriona de la reunión, ha explicado que se va a convocar una Conferencia Sectorial de Hacienda que definirá las cantidades que corresponderá a cada territorio y se distribuirán “por proyectos” y no por cuotas. Andreu ha detallado que los proyectos se presentarán desde el próximo mes de octubre y hay un plazo de tres años para su ejecución. En su caso, ha avanzado que propondrá a los ayuntamientos riojanos que definan proyectos en materia de sostenibilidad, eficiencia energética y digitalización. Y ha manifestado que “hay mucho trabajo por hacer”. “Salgo de la reunión contenta e ilusionada, ahora tenemos que cavilar y pensar mucho para definir esos proyectos”.

La presidenta riojana ha afirmado, igualmente, que en agosto se celebrará una conferencia sectorial de Educación para afrontar la vuelta a las clases del mes de septiembre. ´

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha explicado ante los medios que “hemos venido con ánimo constructivo y lealtad”, pero ha afeado la actitud del presidente Urkullu que, según su criterio, se dedica a satisfacer las demandas “exclusivamente suyas” que solo benefician a su territorio.

Por su parte, el presidente de Andalucía, Juanma Moreno Bonilla, también ha atacado la actitud de Urkullu y ha afirmado que “hará valer el principio de igualdad hasta sus últimas consecuencias”. Para el presidente del PP las explicaciones de Sánchez le han parecido pocas y ha manifestado que “salimos como entramos” sin conocer “dónde, cómo y cuándo” se van a recibir los fondos. Tampoco ha considerado que sea adecuado que el dinero se reparta por proyectos ya que cree que eso “tiene un grado de subjetividad” y ha lamentado que los gobiernos regionales no tengan una libre disposición de esos fondos para que ellos los destinen bajo su criterio.

La presidenta navarra, María Chivite, ha valorado, por el contrario, “muy positivamente” la reunión. Pero ha expresado su malestar con otras comunidades por lo que considera la mala imagen que otras regiones están dando de la suya por los rebrotes del covid19.

Sobre el acuerdo del Euskadi con el Gobierno y el déficit del 2,6%, Chivite ha recordado que ya la semana pasada su gobierno y el ministerio de Hacienda acordaron un déficit para Navarra del 2,3% revisable al alza y por tanto no considera que haya ningún trato de favor al País Vasco.

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha pedido este viernes ampliar el techo de gasto para que las comunidades puedan endeudarse más en un escenario de déficit de al menos el 2 por ciento del PIB y ha solicitado un fondo no reembolsable para los gobiernos autonómicos de cara a 2021 para financiar la sanidad, la educación y los servicios sociales.

El presidente valenciano, Ximo Puig, se ha mostrado “satisfecho” por el resultado de la reunión y ha valorado la “imagen de unidad y esperanza” que se ha dado hoy. Ha defendido que los fondos deben tener en cuenta “la situación de partida” de cada autonomía y ha recordado la infrafinanciación que sufre su comunidad desde hace años. El president ha agradecido a Pedro Sánchez "la inteligencia política" con la que España ha desarrollado el proceso de negociación europea, donde no ha buscado la confrontación entre el norte y el sur.

Guillermo Fernández Vara, presidente de Extremadura, ha salido también “contento” de la reunión y ha valorado el acuerdo por el que se creará una conferencia sectorial sobre el fondo de reconstrucción. Ha incidido en que estamos en una oportunidad para que “la nueva economía no cometa los errores de la vieja economía”. Y ha defendido la creación de una nueva figura tributaria vinculada al gasto sanitaria para que se compense el notable gasto de este año y la importante reducción de los ingresos que están teniendo.

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, ha recordado que su región está sufriendo la crisis en peor situación y la más afectada por la crisis sanitaria debido a su importante dependencia al turismo por lo que ha pedido mayor flexibilidad para alargar los ERTES hasta final de año que proteja a los trabajadores de las islas.

El presidente de Asturias, Adrián Barbón, ha celebrado la forma en la que se van a gestionar los fondos europeos y ha afirmado que el pacto de recuperación europeo es “un logro” para aquellos que “creemos en la Unión Europea”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios