lahoradigital.com
Sánchez ha defendido bien los intereses de España en la EUCO
Ampliar
Sánchez ha defendido bien los intereses de España en la EUCO (Foto: RTVE)

Éxito para España: Sánchez consigue 140.000 millones de los 750.000 para reconstruir Europa, la mitad son de ayuda directa

martes 21 de julio de 2020, 09:42h
Pedro Sánchez ha luchado a fondo en la cumbre de la EUCO y ha tenido éxito. Con él, los presidentes Conte, de Italia, Costa, de Portugal y Macron, de Francia. Eso si, apoyados por la todapoderosa Alemania con Angela Merkel como maestra de ceremonias, esta vez si, Europa ha dado ejemplo poniendo por delante la solidaridad como uno de los grandes valores europeos. Los grandes tenían claro que Europa, en esta desastrosa situación de pandemia mundial, o era solidaria, generosa y valiente en las ayudas, o se hundía. Frente al nuevo orden mundial que ha adquirido el panorama con las grandes potencias en el eje central con China, Rusia y Estados Unidos. Tras cinco días de interminables y durísimas reuniones multilaterales, al fin el Consejo Europeo ha aprobado la concesión de 750.000 millones para la reconstrución frente al Covid19, de los cuales 140.000 corresponden a España, la mitad más o menos en créditos y la otra mitad en ayuda directa (no reembolsable). Todo un éxito para el Presidente Charles Michel, y sobre todo para el Presidente español, Pedro Sánchez. Veremos cómo se lo toma el jefe de la oposición, Pablo Casado, que ha hecho todo lo posible para que Sánchez, y por ende, España sacase malos resultados en esta cumbre.

Así están las cosas, contra viento y marea, y contra las intrigas y malas artes del Partido Popular español, España va a recibir 140.000 millones de euros del fondo de recuperación europeo. De ellos 72.700 millones nos llegarán en ayudas directas, es decir, no reembolsables, ha señalado el Presidente Sánchez esta madrugada con tono solemne y conteniendo su satisfacción, ya que Holanda, y sus aliados los llamados países frugales, siguen al acecho y no es cuestión de dejar en ellos una sensación de derrota tras cinco días de durísimas negociaciones. Sobre el tablero político se había debatido, por un lado la tacañería de los pequeños países llamados frugales, que iban a defender sólo sus intereses económicos y privilegios fiscales, sin pensar a futuro en la propagación y devastación económica, sanitaria y social de la pandemia; al otro frente estaba la implicación y la visión a futuro de los grandes países europeos que entendieron que Europa o se unía solidariamente o se iría al traste conjuntamente.

En términos generales, Pedro Sánchez ha conseguido prácticamente la cantidad que se había propuesto para nuestro país en la Cumbre Europea y sobre todo, el presidente español ha cumplido una vez más con su palabra, dada a los españoles y a los europeos: “de no dejar a nadie atrás”. Cierto es que el Partido Popular, con su líder al frente, Pablo Casado, ha luchado también de forma incansable para que Sánchez fracasara y ha intentado por todos los medios situar a España, junto con Italia y los países más afectados por la pandemia del Covid19, en la cola de los intereses europeos. Los llamados países frugales, Holanda, Austria, Suecia y Dinamarca (Finlandia se bajó del equipo) han hecho lo indecible para rebajar las cantidades, tener derecho a veto, controlar ellos los fondos e imponer condicionamientos vigilados. Postura con la que se ha identificado, de forma desleal y misérrima, el Partido Popular, especialmente el español, remando contra los intereses españoles con la clara intención de hacer naufragar al Presidente Sánchez, al que Casado y Vox no han dejado de acosar un sólo minuto desde que empezara esta pandemia. Disimulando su frustración por el acuerdo alcanzado, Casado ya ha salido a decir ante la prensa que "este acuerdo es una enmienda al pacto del Gobierno con los nacionalistas".

Esta vez Pedro Sánchez ha sabido y podido elegir bien a sus aliados para una negociación que se preveía desde el principio dura para los intereses de España. Charles Michel, el presidente del Consejo, junto a Angela Merkel y el presidente Emmanuel Macron, así como la propia Ursula Von der Leyen, Presidenta de la Comisión Europea, se pusieron enseguida de acuerdo con los planteamientos que defendía también Sánchez, abogando por una especie de plan Marshall o new deal, (en este caso verde) frente a la pandemia y sus efectos devastadores. Era ahora o nunca. Era, o Europa se comportaba de forma solidaria, o se hundía frente a los desastrosos efectos que esta pandemia está ocasionando en el mundo, diezmando las economías de los países. No sólo de los más afectados, como España o Italia, sino que a corto y medio plazo, acabaría haciendo sucumbir la economía y la paz social de toda Europa. Lo han sabido entender, defender, y ganar.

“No solo es un gran acuerdo para Europa y España -ha dicho Sánchez esta madrugada desde Bruselas- sino que además hoy se ha escrito una de las páginas más brillantes de la historia de la Unión Europea”. Ha destacado Sánchez que tanto España como Europa necesitan transformaciones y es un hecho histórico que la UE se va endeudar por primera vez para financiar este fondo de reconstrucción. En cuanto al llamado freno de emergencia, impuesto por los frugales, Sánchez ha dicho entender los intereses de estos países, ya que es un fondo importante, pero ha asegurado que tal y como él solicitaba, “esta forma de control no rompe el equilibrio institucional”, ni disminuye la posición de la Comisión Europea. Sánchez se ha mostrado satisfecho al 95% y ha recordado que "el trabajo ha sido extenuante, pero el resultado ha valido la pena".

"Alcanzamos en el #EUCO un gran acuerdo para Europa y España. Hoy, sentamos las bases para dar una respuesta a la crisis del #COVID19 sin olvidar el mañana. Iniciamos el camino hacia una gran modernización, situando a Europa donde merece: a la vanguardia, sin dejar a nadie atrás", ha tuiteado Sánchez de madrugada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios