lahoradigital.com
Los paises frugales aflojan un poco su tacañería y se percibe un acuerdo bueno para España y el Sur de Europa

Los paises frugales aflojan un poco su tacañería y se percibe un acuerdo bueno para España y el Sur de Europa

lunes 20 de julio de 2020, 23:11h

Al filo de la noche del cuarto día consecutivo de reuniones para negociar el Fondo de Recuperación post-Covid19, el Presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha lanzado una nueva propuesta basada en los 750.000 millones de euros de los que 390.000 millones de euros se destinarían a ayudas directas o subvenciones a fondo perdido y el resto correspondería a préstamos. Esta propuesta, con algunos matices sobre el control y la unanimidad exigida, desbloquea en parte las negociaciones, multilaterales, que se vienen produciendo desde hace 4 días y en las que los grandes países tratan de vencer "la tacañería y las rigidez" de los llamados "países frugales", Paises Bajos, Austria, Suecia y Dinamarca.

Durante la cuarta reunión, en cuatro días consecutivos, que han mantenido los jefes de Estado y el Presidente del Consejo Europeo para negociar el Fondo de Recuperación económica por causa del Covid-19, Charles Michel, el Presidente del Consejo Europeo, ha ofrecido a los 27, un borrador con la propuesta de los 750.000 millones de euros, pero rebajando ligeramente la parte de los fondos no retornables. El Presidente de Consejo Europeo ha asegurado a través de twitter que “estoy convencido que es posible llegar a un acuerdo” “Hemos trabajado duro y esta propuesta es el fruto de mucho trabajo colectivo”.

La reunión, que se pintaba pesimista y debería haber empezado a las cuatro de la tarde de este lunes, se ha retrasado dos horas y ha dado comienzo a las 18.00h, en ella se han reunido los 27 líderes europeos, ya claramente divididos en dos bandos. La noche del domingo fue intensa, alcanzaron altas horas de la madrugada y no consiguieron llegar a un acuerdo, incluso la cumbre amenazaba con saldarse sin resoluciones. Ni siquiera acercaron posiciones, ya que Holanda y sus vecinos del norte, Austria, Dinamarca y Suecia, no se movieron ni un milímetro de sus exigencias de desconfianza en las peticiones de los países del Sur, entre los que se encuentran, España, Portugal, Italia, Francia, apoyados por Alemania y otros vecinos centroeuropeos. Un ejemplo claro, fue el intento de abandono de la reunión por parte de Macron y Merkel.
Durante la reunión de esa noche interminable del domingo 19 de julio, el Presidente del Consejo Europeo propuso varias iniciativas:

  • 390.000 millones de euros en subvenciones a fondo perdido.
  • Incrementar los cheques para los contribuyentes netos.
  • Compensación económica para la agricultura austriaca.
  • Condiciones para respetar el estado de derecho.

Ante esta propuesta, los países frugales, se negaron a aceptar la iniciativa del Presidene Michel.
Los países frugales son reacios a que la UE se endeude para ayudar económicamente a los países más golpeados por la pandemia del Covid-19. No se trata de regalar dinero a nadie, sino de poner sobre la mesa una respuesta común a un problema que ha afectado en mayor o menor medida a todo el continente. Por el otro lado, están los que defienden contundencia y unidad frente a una situación extraordinaria. Por eso apuestan por la propuesta que hace semanas presentó la Comisión sobre del fondo de recuperación dotado con 750.000 millones de euros y un ambicioso Presupuesto Plurianual de la UE. Esta propuesta es defendida con intensidad por el Presidente español, Pedro Sánchez, quien lleva cuatro días manteniendo innumerables reuniones bilaterales con diferentes países, incluido Holanda, Suecia, y los que mantienen la posición dura.
Recordemos que Macron y Merkel, líderes de Francia y Alemania, señalaron en reuniones anteriores que para llegar a un acuerdo se requiere de un pacto mínimo además de que los países compartan algunas cargas financieras a pesar de no verse beneficiados por el fondo de recuperación.
Finlandia, Países Bajos, Austria, Dinamarca y Suecia, han rechazado la oferta de Charles Michel y han propuesto recortar las ayudas directas a 355.000 millones de euros a cambio de incrementar sus cheques, pidiendo una especie de derecho de veto para cortar las ayudas si consideran que los países beneficiarios no hacen las reformas estructurales en sus economías que ellos consideran necesarias o si hay socios que no respeten el Estado de Derecho. Pero aún hay más, piden cheques de descuento millonarios para sus aportaciones al presupuesto de la unión. Toda una lista de exigencias inasumibles para el resto. Ante esta propuesta, se produjeron anoche desacuerdos entre los líderes, por lo que para paliar esta situación intervinieron Macron, Merkel y Michel para reanudar de nuevo el desarrollo del fondo de recuperación.
La reunión ha continuado con la propuesta del Consejo Europeo, quien ha planteado que el marco financiero plurianual de los próximos años 2020-2027, se dote con 1.074 billones de euros.

En la noche de este lunes, todo seguía abierto pero el recorrido hacia un pacto se ha acortado, al bajar los frugales sus expectativas y parece que va avanzando la posición de los grandes páises como España, Francia, Italia y Alemania, que han entendido que es tiempo en que Europa está obligada a actuar con valentía y generosidad hacia el desarrollo de una agenda verde y una respuesta sanitaria a lo grande, frente a una pandemia, que de no ser atajada a tiempo, acabaría destruyendo a todos los países sin distinción y por tanto el concepto de la Unión Europea.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios