lahoradigital.com
(Foto: Europa Press)
Ampliar
(Foto: Europa Press)

Maduro rectifica y cancela la expulsión de la embajadora de la UE en Caracas

viernes 03 de julio de 2020, 15:54h

El pasado lunes, el régimen de Nicolás Maduro establecía un plazo de 72 horas para que la embajadora de la Unión Europea, Isabel Brilhante Pedrosa, abandonase Venezuela. Un decisión que tomaba como represalia a las sanciones que la UE adoptaba contra once altos cargos del régimen de Maduro. Sin embargo, tras una conversación entre el Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, y el ministro de Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, se ha decidido revocar la decisión.

Nicolás Maduro ha dado marcha atrás después de que Borrell y Arreaza hayan mantenido una conversación telefónica. En un comunicado difundido por el servicio de Acción Exterior de la UE y el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela en el que han expresado que han “coincidido en la necesidad de mantener el marco de las relaciones diplomáticas, especialmente en momentos en los que la cooperación entre ambas partes puede facilitar los caminos del diálogo político”.

El Gobierno venezolano decidía anular la decisión una vez cumplido el plazo para que Isabel Brilhante abandonase el país y suprimía así la calificación de ‘persona non grata’. El pasado lunes, la Unión Europea condenaba la decisión de Maduro y prometía tomar “medidas de reciprocidad” si esta llegaba a ejecutarse. Desde la organización pidieron al mandatario que considerase su decisión. La suspensión de la expulsión de Brilhante ha sido casi inmediata. Hasta el jueves, la UE no había recibido una notificación formal de la expulsión. Ahora Maduro espera que la UE realice un “gesto que acompañe al realizado por Venezuela y que permita mejorar la relación”.

El ministro de Exteriores venezolano ha expresado en declaraciones a la cadena Telesur que ha trasladado a la UE “la molestia del pueblo venezolano y del Gobierno ante la permanente insistencia de inmiscuirse en asuntos internos” del país. En 2017, la UE decidió tomar medidas restrictivas para aquellos miembros del Gobierno venezolano que hubieran llevado a cabo acciones contra la democracia y el Estado de derecho del país. Con la última sanción el número de personas de la lista ascendía a 36.

En la conversación telefónica ambas partes han “acordado promover los contactos diplomáticos entre las partes al más alto nivel, en el marco de una cooperación sincera y del respeto al derecho internacional”. El aislamiento internacional que la UE prometía en caso de que su embajadora fuese expulsada habría agravado la crisis social y económica que se vive en el país.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios