lahoradigital.com
Aprobado el tercer grado para los condenados del ‘procès’ de Cataluña
Ampliar

Aprobado el tercer grado para los condenados del ‘procès’ de Cataluña

Carmen Forcadell, Dolors Bassa, Oriol Junqueras, Jordi Turull, Raúl Romeva, Josep Rull, Joaquim Forn, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez podrían salir de prisión en los próximos meses

jueves 02 de julio de 2020, 14:10h

Las Juntas de Tratamiento de los centros penitenciarios catalanes donde cumplen condena los presos del ‘procès’ de Cataluña han aprobado por unanimidad dar la clasificación en tercer grado, por unanimidad, a todos ellos. Se trata de Carmen Forcadell, Dolors Bassa, Oriol Junqueras, Jordi Turull, Raúl Romeva, Josep Rull, Joaquim Forn, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez. El dictamen se trasladará ahora al Servicio de Clasificación de la Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la víctima que tiene dos meses para estudiar y resolver las peticiones. La última palabra sobre la concesión del Tercer Grado, no obstante, la tiene el tribunal sentenciador, en este caso, el Supremo.

El próximo 9 de julio terminaba el plazo de medio año en el que las Juntas de Tratamiento de las cárceles catalanas debían posicionarse sobre la petición del Tercer Grado de todos los condenados en el juicio del ‘procés’ de independencia de Cataluña. Y este jueves, 2 de julio, se ha hecho pública la decisión.

Dichos organismos correspondientes al centro penitenciario de mujeres de Barcelona, de Lledoners y del Puig de les Basses se han pronunciado en relación a la revisión periódica de la clasificación de los ex miembros del Gobierno y la ex presidenta del Parlamento en la XI Legislatura; así como de los líderes de las organizaciones soberanistas Omnium y ANC.

Todas las propuestas formuladas de clasificación en tercer grado han sido aprobadas por unanimidad.

Si finalmente los presos acceden al tercer grado, gozarán de un régimen de semilibertad en el que deben pasar como mínimo ocho horas de cada veinticuatro en la cárcel. El resto del día permanecen fuera de la prisión con el objetivo de potenciar la reinserción social y laboral del reo.

El Centro Penitenciario Mujeres ha pronunciado en relación con Carmen Forcadell; el Centro Penitenciario Puig de les Basses, en relación con Dolores Bassa; y el Centro Penitenciario Lledoners, en relación con Oriol Junqueras, Jordi Turull, Raül Romeva, Josep Rull, Joaquim Forn, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez.

Los tres centros penitenciarios han celebrado las juntas de tratamiento de forma simultánea, con el objetivo de poder informar, al mismo tiempo, con transparencia y sin interferencias.

En una nota publicada por la Generalitat de Cataluña, recuerdan que “las juntas de tratamiento están compuestas por más de 10 profesionales. Son juristas, psicólogos, trabajadores y educadores sociales, médicos y maestros. Para formular su propuesta, estos equipos estudian y evalúan los informes elaborados por los equipos de los módulos de la prisión, que están en contacto diario con las personas internas”.

Además de los años de la pena, las juntas de tratamiento tienen en cuenta otros factores como la conducta y el nivel de adaptación de las personas penadas en el centro penitenciario, las condiciones de sus redes sociales y familiares, la capacidad de reinserción laboral, si tienen o no antecedentes penales, el riesgo de reincidencia, el tiempo cumplido en prisión preventiva, los argumentos de la anterior clasificación, la consecución de los objetivos marcados en la clasificación inicial y, finalmente, el régimen de vida más adecuado para la consecución de los nuevos objetivos.

Plazo máximo de dos meses para la resolución

Ahora, las juntas de tratamiento de cada prisión trasladan sus propuestas al Servicio de Clasificación de la Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la víctima. A partir de hoy, se abre un nuevo período máximo de dos meses para que este servicio estudie el conjunto de las propuestas, para garantizar que los diferentes centros penitenciarios se han pronunciado con criterios homogéneos. El Servicio de Clasificación las resolverá tras confirmar la coherencia entre las decisiones de las tres juntas de tratamiento que las han formuladas. Tal como establece la ley, una vez resueltas, las clasificaciones se revisarán de nuevo en un plazo máximo de medio año.

El Tribunal Supremo, la última instancia

Cuando el Servicio de Clasificación haya resuelto las clasificaciones, las notificará a las personas afectadas ya la Fiscalía. Las resoluciones serán recurribles ante el juzgado de vigilancia penitenciaria correspondiente. La decisión de este juzgado también se podrá recurrir, en última instancia, ante el Tribunal sentenciador, que es el Tribunal Supremo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios