lahoradigital.com
(Foto: Facebook)
Ampliar
(Foto: Facebook)

El Parlamento Europeo trabaja para recuperar cuanto antes la libre circulación de personas

martes 30 de junio de 2020, 15:02h

Así lo manifiesta la presidenta de la subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo, María Arena, que ha hablado en una entrevista realizada a través de Facebook de la gestión que la Unión Europea ha realizado sobre la pandemia por Covid-19. La crisis sanitaria ha puesto a prueba algunos de los principios fundamentales de la UE, y Arena considera que pese a la situación deben, ante todo, respetarse.

La UE ha apoyado durante toda la crisis sanitaria la libre circulación de bienes y servicios. Un principio que ha permitido la llegada de medicamentos y equipos a los países que más lo han necesitado. Sin embargo, María Arena, presidenta de la subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo, ha querido recalcar que durante este periodo la libre circulación de personas se ha visto frustrada. Un acuerdo que debe retomarse cuanto antes porque “Europa sin eso no es Europa”.

Los Estados miembro del Espacio Schengen ya disponen de esa libertad, y a partir del 1 de julio, Europa reabrirá sus fronteras a terceros países. Sin embargo, las medidas de seguridad continúan y algunas de ellas suponen un problema de privacidad. Las aplicaciones de rastreo que la UE ha reconocido como una ayuda para prevenir contagios y fomentar la reapertura de fronteras pueden suponer una violación de la intimidad. Arena sostuvo y recordó que en caso de utilizarse, “la aplicación debe respetar la legislación de protección de datos de la UE".

La información que este tipo de aplicaciones registran debe tratarse dentro del marco legislativo de protección de datos existente. Un marco que garantiza la protección de los derechos humanos, algo que no puede cumplirse bajo la legislación de emergencia.

Respecto a los controles de temperatura o la exigencia de presentar un certificado médico que acredite el estado de salud en algunos países, la presidenta de la subcomisión ha asegurado que en una situación normal no podrían establecerse. Sin embargo, la situación es excepcional, y ha comentado que “si queremos reabrir las fronteras, si queremos seguir la situación de la pandemia, necesitamos tener más información”.

La pandemia ha deteriorado el respeto de los derechos humanos en algunos países. “Ahora tenemos que volver a la normalidad y devolver los derechos humanos al centro de la discusión". La crisis sanitaria ha demostrado que la solidaridad es la principal arma, y María Arena considera que la UE la necesita para ser capaz de hacer frente a la situación. "Europa es como un barco: no se puede salvar la parte delantera de un barco sin salvar la parte posterior".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios