lahoradigital.com
(Foto: Europa Press)
Ampliar
(Foto: Europa Press)

Andrzej Duda luchará por mantener la presidencia de Polonia en la segunda vuelta de las elecciones

Polonia alcanza una cifra récord tras registrar una participación del 62,9 por ciento de los votantes

lunes 29 de junio de 2020, 15:18h

Tras el escrutinio de los votos de las elecciones celebradas el domingo, Andrzej Duda se ha proclamado favorito, pero sin una mayoría que le asegure el puesto. El actual Presidente de Polonia tendrá que enfrentarse al alcalde de Varsovia y principal candidato opositor, Rafal Trzaskowski, el próximo 12 de julio, cuando está programado que se celebre una segunda vuelta.

El ultraconservador Andrzej Duda partía como claro favorito en todas las encuestas. El apoyo del Partido Ley y Justicia (PiS) le aseguraba cierta ventaja. Sin embargo, el 43,7 por ciento de los votos no le han permitido proclamarse vencedor en esta primera vuelta. Por su parte, Trzaskowski obtuvo el 30,3 por ciento de los votos, según la comisión electoral (PKW). Ninguno de los candidatos obtenía el 50 por ciento necesario para alcanzar la presidencia y, es por esto, por lo que los polacos están convocados a una segunda votación el 12 de julio.

El periodista Szymon Holownia, que se presentaba de forma independiente, consiguió el 13,9 por cierto. Un porcentaje que le da la posibilidad de decantarse por alguno de los grandes candidatos para la segunda vuelta. El cuarto aspirante más votado fue el ultraderechista Krzysztof Bosak, con un 6,8 por cierto de los votos.

Las elecciones estaban previstas para el pasado 10 de mayo, una cita que se suspendió en el último momento por la situación sanitaria. Pese a que se han celebrado en medio de la pandemia por Covid-19, los polacos han acudido a las urnas registrando unos datos históricos. De los 30 millones de personas convocadas, el 62,9 por ciento han ejercido su derecho a voto. Una participación que en la historia democrática de Polonia nunca se había registrado.

En caso de que Andrzej Duda salga vencedor en la próxima votación, mantendría su cargo de Presidente hasta 2023, fecha en la que se deberán celebrar los próximos comicios parlamentarios. En caso contrario, el PiS, formación que dirige el ultracatólico Jaroslaw Kaczunski, se enfrentaría a un horizonte político complejo. Ante una victoria del liberal Trzaskowski, se vería bloqueado, ya que carece de una mayoría suficiente en la Cámara Baja para sortear los vetos legislativos del presidente.

La segunda vuelta será la oportunidad de los liberales para frenar al PiS, que desde que llegó al poder en 2015 ha ejercido una política muy criticada por Bruselas. La Comisión Europea ha puesto en marcha cuatro procedimientos legales por considerar que el Gobierno vulnera el Estado de Derecho.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios